8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana
Historia

8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

4 de septiembre, 2017

Historia 8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

4 de septiembre, 2017



¿Quieres aprender sobre la mafia italiana?


Fácil. Mira The Sopranos, la mejor serie de TV de la historia (quizá empatándose un poco con Breaking Bad).


Su estructura es muy distinta a cualquier trabajo fílmico que haya tratado de hablar sobre las familias sicilianas que conforman la mafia en Nueva York. La obra se igualó con El Padrino por presentar, sin restricciones, la manera en que funcionaban esas organizaciones tan temidas y amadas por el pueblo norteamericano. Entre el drama que guía la historia, se habla sobre las reglas de los italianos, su forma de trabajar, los códigos de honor que existen entre las familias, la percepción que tienen sobre el resto de los ciudadanos estadounidenses, la violencia y la paranoia que los persigue día con día, así como la forma en que el crimen y los asesinatos definen sus vidas.


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 1


Tanto fue su éxito y su precisión para retratar a la mafia italiana que, de hecho, distintos made guys se acercaban a los protagonistas —James Gandolfini, Lorraine Bracco y al escritor David Chase— para felicitarlos por su excelente representación de una de las subculturas más peligrosas que controlaban todos los negocios sucios del noroeste de Estados Unidos. Su fidelidad era tan alta que incluso los actores de la serie eran tratados como mafiosos cuando salían a las calles y eran temidos y respetados por el pueblo común. Sin embargo, ninguno de ellos, a excepción de Paulie Gualtieri, fue parte de la mafia ni ha tenido vínculos con el crimen organizado; y aunque The Sopranos trataba de representar el peligro de vivir dentro de la Cosa Nostra, muchos desearon entrar a ella sin darse cuenta de que era más complicado de lo que parecía.


La misma serie habla sobre lo complejo que es ser parte de la mafia siciliana y representó, en distintos momentos, algunas de las reglas que los wise guys deben seguir las 24 horas del día; algunas que no todos estarían dispuestos a cumplir y que sólo los verdaderos italianos mafiosos podrán realizar, ya que... aquellos que no las sigan, no sólo estarán fuera de la familia, sino que serán asesinados, a veces de maneras extremadamente brutales. Así que, si aún quieres ser de la mafia, mira este reglamento:


-

No hablarás


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 2


Una vez que estés dentro de la mafia, es obvio que nunca más volverás a hablar con la policía ni con ningún tipo de organización que ponga en riesgo el negocio familiar. No confesarás tus crímenes ni pondrás en riesgo la seguridad de otros miembros. El único momento en el que tendrás permitido hacerlo será cuando desees hacer un pacto con algún justiciero corrupto para facilitar cualquier vía de comunicación y tráfico de productos. De hecho, existen individuos que no son miembros de la mafia y que, por ser descendientes de los italianos de Sicilia, se rehúsan a comentar o a declarar cuando son testigos de cualquier actividad criminal relacionada con la Cosa Nostra.


-

Tienes que ser de ascendencia italiana


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 3


Así es. Éste es el punto en el que todas las personas que deseaban ser parte de la mafia más famosa del mundo se dan cuenta de que es casi imposible, a menos que tengas sangre de italiano. Sin embargo, en El Padrino, Paul Hagen no puede convertirse en un made man por no ser de ascendencia siciliana, pero funge como abogado para la familia Corleone. Esto es un ejemplo de que, aunque muchos no pueden ser parte de la Cosa Nostra, es posible vincularse a ellos de alguna forma.


-

Todo se queda en la familia


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 4


Si no eres parte de una familia, lo más probable es que nunca escucharás sobre los secretos que corren entre sus miembros. La mafia es estricta en este aspecto ya que, obviamente, pone en riesgo las distintas operaciones e incluso puede incrementar tensiones entre los distintos grupos. Asimismo, muchos gángsters optan por mantener la confidencialidad frente a sus esposas e hijos.


-

Sangre por sangre


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 5


Como se ha visto en distintos filmes sobre mafiosos, incluyendo Goodfellas o hasta Casino, cuando un miembro de una familia asesina a otro, nadie puede vengarse ni tomar represalias a menos que se tenga el permiso del jefe correspondiente. Es decir, sin importar qué tan brutal haya sido un asesinato, no puede haber vendetta inmediata, especialmente porque eso podría dar pie a una guerra interna innecesaria provocando más conflictos que acabarían con la organización.


-

No pelearás


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 6


Nada de golpes entre miembros, ni disparos, peleas con cuchillos ni amenazas directas. Todos los asuntos se deben hablar con el jefe de familia, quien deberá ofrecer una solución que le parezca justa y benéfica para ambos partidos, a menos que uno de los rivales requiera de un castigo, en cuyo caso, tendrá que recibir una sanción.


-

Ofrecerás tributo


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 7


Éste es uno favorito de las pseudomafias de México. Mientras que los verdaderos mafiosos cobran un impuesto a todos sus miembros y a los establecimientos que estén vinculados con el crimen, en las organizaciones mediocres que intentan imitarlos, los "gángsters" se lo cobran a todo tipo de establecimientos con el pretexto de ofrecerles «protección». En la Cosa Nostra los individuos pagan de forma voluntaria y como una forma de mantener el negocio.


-

No desearás a la mujer de tu compañero


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 8


Como salido de la Biblia, este "mandamiento" es extremadamente obvio. Está prohibido hacerlo por las múltiples consecuencias que puede tener. Si alguno es capturado en esa situación, lo más probable es que sea torturado y hasta asesinado por faltarle al respeto a toda la familia.


-

Estarás siempre bien afeitado


8 cosas que debes saber si quieres ser parte de la mafia italiana 9


Así es. Nadie puede traer barba hipster, de Homero Simpson, ni el bigote de Freddie Mercury. Todos y cada uno de los miembros debe tener el rostro completamente descubierto. Se cree que esta regla nació desde los tempranos enfrentamientos de la Mafia siciliana con los "Mustache Pete", un grupo de italianos que dominaban Estados Unidos durante el inicio de siglo, pero que se negaban a participar con judíos, irlandeses y otro tipo de organizaciones, lo cual derivó en su exterminio, dándole paso a una nueva era de las operaciones mafiosas en E.U. Sin embargo, se cree que también es una forma de mantener respeto entre los miembros; se proyecta una imagen limpia y honesta.


-

Además de esas reglas esenciales que han dictado el comportamiento de dichas organizaciones desde sus raíces, hace unos años se reveló que existían otros "mandamientos". Entre los documentos de Salvatore Lo Piccolo, quien se creía era el líder de la mafia siciliana, había puntos como «Nadie puede presentarse directamente, siempre debe haber una tercera persona que haga una reunión»; «No ir a bares ni a clubes»; «Siempre estar disponible para la Cosa Nostra, incluso si tu esposa está a punto de dar a luz»; «Nadie debe llegar tarde a las reuniones». «Todas las esposas deben tratarse con respeto». «Siempre se debe hablar con la verdad», y la más reveladora; la cual demuestra que la mafia italiana es mejor que en cualquier parte del mundo: «Gente que no puede ser de la Cosa Nostra: cualquiera que tenga un familiar en la policía, cualquiera con un pariente que participa para distintos bandos y cualquiera que se comporte de manera errónea y no se abstenga a los valores morales».


Esos sí son criminales.