INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

¡Ehhh Puto!, la limpieza en los estadios rusos y otras cosas sobre el comportamiento mexicano en el Mundial

23 de junio de 2018

Eduardo Limón

Hay uno que otro atisbo de civilidad, de superación cultural; pero no todo ha sido glorioso.

Los contrastes del mexicano no se han hecho esperar en el Mundial de Futbol 2018 en Rusia. Mientras encontramos a un Eduardo Carrillo Zepeda, que en pleno acto de intolerancia tiró a un hombre ruso de su silla de ruedas sólo por usar una máscara de Andrés Manuel López Obrador (acto que quedó registrado en video y se hizo viral en redes), también somos capaces de encontrar a compatriotas en suelo ruso con la mejor de las actitudes y comportamientos.



Allí está, por ejemplo, el hecho de que pudo más el eco y la emoción de un compartido 'Cielito Lindo' en el pasado partido México-Corea del Sur, que la rabia estúpida de un "Ehhhhhhhhh... ¡Puto!" que se reproduce en diversos estadios, en distintos momentos y bajo ningún ápice de reflexión. Y es totalmente aplaudible. Si tanto nos cuesta entender que una palabra como ésa siempre mantendrá la misma carga de homofobia y misoginia, allí está el peso emotivo y epistémico de un "Ay, ay, ay, aayyyy... canta y no llores, porque cantando se alegran, Cielito Lindo, los corazones" que jamás de los jamases se modificará y, justamente, habla de nuestro ADN cultural. La diferencia de ambas tradiciones, si es que se nos permite considerar el grito de ofensa como una tradición, es que, sí, ambas son idioteces, pero hay idioteces bonitas que no ofenden a nadie e incluso dan risa, y hay idioteces que pretenden vapulear. En esas últimas se circunscribe ese penoso llamado a la discriminación.


Felicitaciones entonces a aquellos mexicanos que se resistieron a vociferar una palabra que, de hecho, es inentendible para el oído ruso, aunque su exclamación de ofensa vaya que es leíble, con tal de entonar mejor una canción que efectivamente sí habla sobre nuestra identidad y es reconocida en el mundo entero como insignia de nuestra cultura.


Una lástima que todo esto sea borrado al ver en redes sociales una cantidad considerable de videos en donde mexicanos, acompañados de más hombres de otras nacionalidades latinas, aprovechan las barreras del lenguaje y de la cortesía turística para ofender, burlarse, menospreciar e incluso acosar a otras personas con quienes comparten espacio en Rusia.



Mucho más triste que en territorio propio, en la CDMX y tras la segunda victoria de la Selección Mexicana en el Mundial, un gran número de aficionados se dirigió al Ángel para festejar el triunfo, como ya es costumbre, y al encontrarse con la Marcha del Día Internacional de Orgullo LGBT+, gritó en contra de los contingentes el ya tan famoso y deleznable "Ehhhhhhhhh... Putos". Innecesario recordar lo obtusas y pequeñas que son sus cabezas, lo pobre que es su entendimiento ante estas situaciones y lo gratuito de su consigna patriotera.


En contraste, el comportamiento de un buen número de aficionados en Rusia que, apenados por el conducta usual y ya característico de los hinchas, han decidido modificar la imagen del mexicano recogiendo la mayor cantidad posible de basura en las gradas de los estadios. Sería glorioso que ese hábito se intentara en el país y en cualquier estadio posible al término del Mundial. Ojalá no sólo sea un ardid de extranjería, de esos que nacen sólo por la llamada pena ajena o el quedar bien, y el proceder mexicano poco a poco se transforme en esto: un motivo para presumir.



No como ese video en que un mexicano le grita a otro de apariencia árabe "Saca el varo, güey. Estamos bien jodidos allá", el involucramiento de la Embajada de México al haber sido detenidos tres mexicanos por cargos de robo y los diez mil francos suizos con que la Federación fue multada por las ofensas al guardameta germano de nuestro primer partido.

TAGS: Historia mundial México historia de méxico
REFERENCIAS:

Eduardo Limón


Editor de Moda

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Günter Grass, no sólo escribió "El tambor de hojalata", estas son otras de sus obras The Coolest Street Markets In NYC You Should Hit Up This Weekend Te explicamos la diferencia entre blush, bronzer e iluminador 5 Skills You Need To Develop To Become A Successful Blogger Imágenes inéditas de la grabación del último disco de los Arctic Monkeys Dark Truths Hiding Behind The American Dream: The Photo League’s Radical Photography

  TE RECOMENDAMOS