La libertad y nostalgia que representa el comunismo en Italia

La libertad y nostalgia que representa el comunismo en Italia

Por: Victor Palma Villarreal -

Te compartimos este artículo sobre la breve historia del comunismo en Italia y por qué éste se desarrolló de una manera muy distinta que en otras partes del mundo.

Si has tenido la oportunidad de viajar a Italia e ir mas allá de las ciudades turísticas, adentrándote en sus calles laberínticas podrás encontrar varios grafitis, símbolos y calles con nombres de personajes comunistas que muestran la nostalgia de una época que nunca llegó al país. Aquí te contaremos la breve historia del comunismo en Italia, ese anhelo por un pasado que nunca existió, pero que siempre estuvo presente.

Después de la Gran Guerra, Europa vivió momentos de crisis y reconfiguración geopolítica, la tendencia socialista marxista y el comunismo se fueron expandiendo no sólo en el continente sino también en el mundo, creando una confrontación política con los regímenes monárquicos y burgueses de la época. Es en este contexto en el que nace el Partido Comunista Italiano (PCI), fundado en 1921 por Amadeo Bordiga y Antonio Gramsci.


Ver también: El sucio realismo socialista: la vía del comunismo para educar a las masas

El PCI nació con vigor y espíritu crítico del comunismo. Gramsci, quien fue el intelectual detrás del partido, sostenía una postura crítica e innovadora dentro del comunismo internacional. El periodo democrático de Italia fue breve, ya que a los pocos años de experimentar una vida democrática llegó al poder Benito Mussolini en 1922, que poco a poco fue destruyendo las instituciones y procesos democráticos para instalar el fascismo con las Camisas Negras. Uno de los grandes adversarios de Mussolini fue Gramsci que desde barrera política intentó hacerle frente al totalitarismo de Il Duce. Con el fascismo instalado a su plenitud en territorio italiano, desparecieron los partidos de oposición, todo sueño democrático fue destruido, y Antonio Gramsci fue encarcelado.

La celda fue el lugar donde escribe una serie de libros conocidos como “Los libros de la cárcel”, en ellos se encuentra el pensamiento Gramsci no sólo en temas de política, pues también en Teoría del conocimiento, Antropología e Historia. En estos libros se puede encontrar las críticas al centralismo adoptado por Stalin en la Unión Soviética, diferencias con el Marxismo, los conceptos de la hegemonía y de los intelectuales orgánicos. 

El movimiento comunista desaparecido de la arena política se mantiene en el contrabando durante el mandato de Mussolini y se organiza para derrocar el fascismo desde el anonimato con el grupo llamado Resistencia Italiana, el cual después se transformó en el Comité de la Liberación Nacional, estos grupos no eran sólo de comunistas, eran grupos antifascistas. En 1943, el Partido Comunista de Italia regresa a la legalidad y crean lazos con la Unión Soviética.

La libertad y nostalgia que representa el comunismo en Italia 1Antonio GramsciUna vez que la democracia regresa a Italia y se conformó la República, Palmiro Togliatti es el siguiente líder del PCI, quien tiene un valor muy importante para la vida política en ese momento ya que decidió dejar las armas y crear un gobierno junto al partido de derecha, el Partido Democracia Cristiana, lo que ayudó a darle estabilidad al país e instalar las instituciones democráticas. 

En 1946 se dieron las elecciones generales en donde se enfrentaron Palmiro Togliatti por el Frente Popular, y Alcide De Gasperi por la Democracia Cristiana. En este mismo año se estaba desarrollando el Plan Marshall para recuperar la economía e industria de Europa y crear un límite a la expansión del comunismo por el continente. En el caso de Italia, la CIA hizo su primera intervención electoral, mandando millones de cartas por parte de los familiares de italianos que habitaban en Estados Unidos a sus parientes advirtiéndoles del peligro que tenían si ganaba el PCI y dando dinero a los candidatos de la Democracia Cristiana. Por otra parte, la Iglesia Católica también intervino dando sermones en contra de los comunistas, el Papa Pío XII excomulgó a todos partidarios del comunismo en Italia y colocó al PCI como la representación del demonio en la política. Todo esto derivó en una derrota contundente del Frente Popular y la victoria más importante de la Democracia Cristiana en su historia. Desde entonces hasta 1994, el partido de la Democracia Cristiana fue gobernante y tuvo siempre como oposición y segundo partido más votado al PCI. 

Enrico Berlinguer fue el siguiente líder e intelectual del Partido Comunista Italiano que consiguió más votos pero que también supo trabajar con la Democracia Cristiana en lo que se llamó el compromesso storico 1973, en el que se hacen un número importante de acuerdos entre los partidos con mayor representación de la época para superar la crisis económica y de la tendencia por los autoritarismos. Teniendo presente el golpe de estado en Chile con la muerte Salvador Allende, Berlinguer y Aldo Moro se dieron cuenta que no podían tener una sociedad tan dividida políticamente por lo que hicieron este compromiso para evitar la polarización de la misma. El objetivo era renovar el estado italiano, así como mejorar la representación de la sociedad. El Compromiso Histórico duró poco tiempo y termina en 1978 con el secuestro y muerte de Aldo Moro por la Brigate Rosse.

La libertad y nostalgia que representa el comunismo en Italia 2Benito MussoliniBerlinguer como líder del PCI se sumó al Eurocomunismo junto al Partido Comunista Español y Francés, estando totalmente en contra del poder centralizado, corrupto y bélico que había caracterizado a los soviéticos, poniendo así una cara crítica, distante y diferente al comunismo de la Unión Soviética. El PCI se disuelve en 1991 tras la caída del Muro de Berlín y da el nacimiento a diversos partidos políticos de Italia, entre ellos el Partido Democrático que, a diferencia del Partido Comunista de Italia, alcanzó el poder con Matteo Renzi en 2015. Aunque en la actualidad ya no existe ningún partido comunista en dicho país, sí existen retoños de aquel partido que desde la oposición creó, reformó y construyó una realidad política.

A diferencia de otras naciones, la experiencia que tuvo Italia sobre el comunismo fue positiva gracias a sus líderes políticos que siempre decidieron luchar por el poder desde vías democráticas y pusieron antes a Italia que a sus intereses y ambiciones políticas. Los comunistas italianos fueron muy importantes como oposición y lucha contra Mussolini en la Segunda Guerra Mundial. El PCI no era un partido de extrema izquierda lo que ayudó a poder colaborar con el partido en el poder y contrincante. La intervención de la Iglesia y de los Estados Unidos en las elecciones de 1946 también les da un papel de mártir, y mientras en otros países el comunismo es un recuerdo de represión y totalitarismo, en Italia representa libertad y democracia.
Ver también: Narcotráfico y poder, cuál es la relación de los narcoestados con el comunismo

La libertad y nostalgia que representa el comunismo en Italia 3

Si te gustó este artículo sobre la breve historia del comunismo en Italia, además te agrada escribir y conoces de acontecimientos históricos, envía un texto de prueba con mínimo 400 palabras y no en primera persona a nuestra plataforma digital: culturacolectiva.com/colaboradores y logra que más de 60 millones de personas te lean.

Te puede interesar:
Frases célebres de Karl Marx para entender su pensamiento político
¿Quién fue la mujer comunista más bella de toda la historia?

Referencias: