PUBLICIDAD

HISTORIA

La crueldad y el egoísmo humano de volver a tu mascota vegana

Por cuestiones éticas, de salud o medioambientales cada vez más personas han decidido no sólo someterse a sí mismas a una dieta vegetariana o vegana, sino también a sus mascotas. Pero, ¿cuáles son las implicaciones de hacer vegano a un animal de compañía?

En décadas recientes no sólo ha incrementado el número de personas veganas, también el de mascotas (en particular perros y gatos) que son sometidos a este tipo de dietas que por lo general son difíciles, elaboradas, pero sobre todo, especialmente egoístas y hasta crueles. 

A pesar de que existen animales como los canarios o las iguanas (entre muchos otros utilizados como animales de compañía) cuyas dietas son totalmente vegetarianas, lo cierto es que los perros y gatos siguen siendo los más populares, ya sea porque son animales que demuestran un apego emocional más grande o porque simplemente es mucho más sencillo cuidarlos que a algún animal exótico y vegetariano.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lee más: Fotografías de la deformación canina provocada por el egoísmo humano

La humanización de las mascotas es un problema real documentado por veterinarios y etólogos que si bien proviene de las mejores intenciones y de un dueño con mucho amor, puede ser especialmente dañino para los animales y es que cuidar de un ser vivo como estos, en nuestra época se ha hecho equiparable a tener un bebé, por lo que es posible encontrar a un sinfín de parejas que prefieren tener un perro o un gato antes de procrear. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En el momento en el que cualquier animal es humanizado, inconscientemente lo privamos de su propia naturaleza y hasta cierto punto, de su instinto. Si antes de su domesticación los perros o gatos solían cazar para alimentarse, ahora están condicionados a esperar a que su dueño los alimente a una determinada hora del día, por ejemplo. 

En el caso más extremo, a que sea alimentado de acuerdo al criterio y opiniones de su dueño y no de acuerdo a lo que su organismo requiere para funcionar de manera óptima.

Lee más: Los pugs y la deformación animal como capricho y egoísmo humano

Es entonces cuando el veganismo en los animales puede adquirir tintes peligrosos, en particular cuando se obliga a animales omnívoros o carnívoros (perros o gatos, respectivamente) a sólo consumir productos de origen vegetal. Sin embargo, a pesar de que los perros pueden soportar este tipo de dietas con sumo cuidado y ayuda de un especialista, cabe preguntarse si las motivaciones éticas y personales son suficientes para fundamentar un cambio tan radical. Del mismo modo, esta tendencia ha derivado en toda una serie de problemas de salud en las mascotas, en particular cuando se trata de los gatos, los cuales en definitiva no pueden llevar una dieta vegana y de hacerlo, están en grave riesgo de morir.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esta tendencia a su vez ha provocado que la industria de la comida para mascotas veganas crezca exponencialmente, en especial cuando una dieta de este tipo requiere muchos cuidados, así como la orientación de un veterinario experto. Las preocupaciones de salud han hecho que algunos productores de alimento para mascotas comiencen a buscar alternativas para suplir la proteína que los animales necesitan, e incluso que también se planteen utilizar carne artificial que se desarrolla en laboratorios a partir de células de ratón. Sin embargo, lo cierto es que estamos muy lejos de que la industria de la carne artificial para mascotas sea asequible y su precio pueda compararse al nivel de las croquetas, por ejemplo.

Las consecuencias del egoísmo humano 

Implementar una dieta vegana sin el consejo médico puede tener consecuencias muy graves para los pequeños animales, incluso puede ser mortal. Esto se debe a que ante la falta de carne, los animales no pueden obtener taurina, vitamina A y ácido araquidónico —en el caso de los gatos—, además de la proteína, por lo cual sus músculos se atrofian, incluyendo el corazón, por lo que están en riesgo constante de sufrir un paro cardíaco. Su peso suele ser menor del recomendado y pueden perder su pelaje, entre otros padecimientos como la anemia, todos indicativos claros de que no están en un buen estado de salud. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este tipo de consecuencias no han pasado desapercibidas por las autoridades, como en el caso de Inglaterra, donde se ha decidido penar la imposición de dietas veganas a los gatos, pues la legislación local considera que se trata de un maltrato:

«Basándose en la Ley de Bienestar Animal, la ley requiere que los dueños tomen los pasos razonables para asegurar que todas las necesidades de las mascotas se cumplan. Esto incluye una dieta saludable, así como proveer condiciones de vida adecuadas, la habilidad de comportarse normalmente, compañía apropiada y protección del dolor, sufrimiento, heridas y enfermedades».  The Telegraph.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si bien en nuestro país no existen leyes que regulen este tipo de situaciones, es necesario repensar el trato que le damos a nuestros animales antes de someterlos a un estilo de vida que podría afectarlos, además de buscar otro tipo de soluciones que no sólo ayuden a mantenerlos saludables, sino a satisfacer cualquier preocupación ambiental o ética que cada dueño tenga.

Te podría interesar:

La verdadera historia de Hachiko, el perro que jamás amó a su dueño
Por qué los perros son una plaga y están acabando con las demás especies animales
El día que los tigres fueron declarados una plaga y llevados al borde de la extinción

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD