Cinco perfiles que describen a un acosador
Historia

Cinco perfiles que describen a un acosador

Avatar of Andrea GuzmC!n

Por: Andrea GuzmC!n

14 de enero, 2019

Historia Cinco perfiles que describen a un acosador
Avatar of Andrea GuzmC!n

Por: Andrea GuzmC!n

14 de enero, 2019

Los acosadores son personas que tienen una naturaleza obsesiva y muchos tienen trastornos mentales o de personalidad. Sin embargo, existen diferencias entre cada tipo de acosador.


La serie You de Netflix, ha puesto el reflector en el tema del acoso y cómo éste a veces se puede confundir como una forma de amor. Ésta representación de un acosador es muy recurrente en los programas de televisión y en las películas, pero lo más horripilante es que afuera de las pantallas, personas así existen en la vida real, ya sean hombres o mujeres.

Pero, ¿qué llevaría a una persona acosar a alguien?. Bueno, la respuesta principal sería que el acoso ocurre por obsesión, pero para que alguien se convierta en un acosador es mucho más complejo que eso. Cuando las personas se fijan y acechan a otra persona, son psicológicamente inestables. Una minoría significativa es psicótica o tiene una enfermedad mental grave subyacente a su comportamiento. Incluso algunos pueden sufrir trastornos de personalidad no diagnosticados. 

Cinco perfiles que describen a un acosador 1 La serie You, retrata la vida de un acosador convencido de ser el único hombre en la vida de Beck, una chica que conoce en una librería.

Sin embargo, no necesariamente todos los acosadores tienen serios problemas de salud mental y las mismas razones o motivaciones para lo que están haciendo, sino más bien se trata de casos particulares. Para tratar de entender mejor esto, te presentamos los perfiles de un acosador.


El acosador "rechazado"

Este arquetipo representa uno de los más comunes dentro de los perfiles que existen, el ochenta por ciento de las víctimas conocen a su acosador y el más habitual es el acosador íntimo y rechazado.  Estos perpetradores han estado en una relación anterior, generalmente de naturaleza controladora y abusiva con la víctima, sin embargo cuando la relación termina, la obsesión por su pareja se puede tornar agresiva con amenazas como “ si no puedo tenerte, nadie lo hará. Los casos de “acosador rechazado” tienen más probabilidades de escalar a la violencia.

El acosador  "obsesivo"

Los acosadores de este tipo son relativamente comunes y tienden a ser conocidos cercanos a un grupo social en común o son personas aisladas o solitarias. Desean una relación con la víctima y persisten en su búsqueda a pesar de la falta de interés de sus víctimas y tienen altas tasas de trastornos mentales importantes.

Un ejemplo de esto es el caso Elliot Fogel, un exproductor de un canal de deportes en Inglaterra por haber acosado a Clare Waxman, una mujer que conoció en la universidad. Diez años más tarde, Fogel comenzó a enviarle correos electrónicos y tarjetas a Waxman, incluso fue visto varias veces afuera de la casa de la mujer y la policía encontró la fotografía de su boda como salvapantallas en su computadora. El hombre fue sentenciado en 2015 a tres años de prisión.



El acosador "resentido"

Este tipo puede ser similar al rechazado. Los acosadores de este tipo tienden a tener una relación no íntima con la víctima, por ejemplo, puede ser una persona compañera del trabajo, un vecino o un empleador. Los acosadores “resentidos” acosan a sus víctimas con la única intención de causar temor. A veces sufren de una enfermedad paranoica y acechan a personas como abogados o médicos que perciben que les han fallado de alguna manera.

El acosador "erotomaníaco"

Este tipo de acosador es relativamente raro, a menudo mentalmente enfermo y cree que la víctima está enamorada de él o ella. Las personas con este trastorno obsesivo no se ven a sí mismas como enfermas sino bendecidos por una personalidad romántica, y suelen ver sus hipotéticas relaciones con las víctimas como frustradas porque éstas no se han dado cuenta o por la interferencia de otros. 

Tal vez conozcas a acosadores de este tipo, por ejemplo, las celebridades suelen ser un objetivo común entre este grupo. Uno de los casos más conocidos es el de Grezgorz Matlok, un fanático acosador que irrumpió en la casa de Madonna en el año 2011 cuando ella se encontraba dentro de su domicilio. Matlok creía que tenía una relación con Madonna, e incluso en varias ocasiones le envió “mensajes especiales” a la cantante.

El acosador “depredador”

Los acosadores depredadores siguen a sus víctimas para atacarlas sexualmente, las víctimas en su mayoría son mujeres y niños. Pueden acechar por semanas o meses y actúan motivados por un sentido de poder y control. Según una estadística muestra que cuatro de cada cinco acosadores son hombres y el 75% de las víctimas son mujeres. Este tipo de acosadores se encuentran en todos los estratos sociales y en lugares de trabajo donde los hombres tienen una mayor posición de poder. Un ejemplo del acosador "depredador" es el caso de Harvey Weinstein, que inició el movimiento Me too en Hollywood.


El acoso es una de las problemáticas más silenciosas e invisibles que vivimos en la sociedad, la práctica de este comportamiento está tan arraigada que muchos lo consideran normal o simplemente se resignan a decir que “así son las cosas”. Sin embargo, en los últimos años hemos visto un cambio significativo en el reconocimiento de este problema, basta con ver lo que sucede con el movimiento Me too (Yo también) en Estados Unidos, sin embargo falta mucho para erradicarlo por completo.


Referencias: