INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Día de las Ánimas: cuando los vivos hablan al oído de los muertos

19 de octubre de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Los vivos y los muertos se encuentran en el Cementerio Central de Bogotá durante el extraño lunes de ánimas o día de las ánimas: la jornada en la que los vivos acuden para pedir desesperados favores a los fallecidos.

Los lunes en Colombia no son como cualquier otro día para quienes tienen un problema, una fe enorme y ganas de hablar con los muertos. Sí, tan extraña combinación hace posible la celebración del día de las ánimas: la jornada en la cual el Cementerio Central de Bogotá se llena de fieles que asisten para pedirles favores a los muertos.



¿En qué consiste el "día de las ánimas" o "lunes de ánimas"?

Este ritual se lleva a cabo cuando una persona acude al mencionado cementerio para pedir un favor a cualquiera de las esculturas que adornan las tumbas de Luis Carlos Galán, Leo Siegfred Kopp, José Raquel Mercado, Carlos Pizarro y las mujeres de la familia de Gaspar Bodmer, todos ellos personajes importantes en la historia del país sudamericano.



El fiel se acerca a una de estas figuras y le susurra al oído el favor que quiere obtener del fallecido. Al lunes siguiente tiene que regresar para agradecerle al muerto en el oído contrario, en caso de que el favor haya sido respondido de manera favorable. Eso es algo obligatorio en todos los casos: al muerto se le pide por un lado y se le agradece por el contrario. De no hacerse de esa manera es probable que el muerto no cumpla con la petición que la han ido a hacer.





Los creyentes en este ritual inician su camino a partir de la estatua de La Piedad, justo a la entrada del cementerio, desde la cual se encaminan hacia la escultura a la que le tengan más fe. La escultura que está situada en la tumba de Leo Kopp, el fundador de la cervecera Bavaria, la más grande de Colombia, es una de las más solicitadas. Sus fieles acarician la escultura, le susurran los favores que quieren recibir y arrojan un chorro de agua sobre el busto de la escultura porque, según se cree, el agua le hace bien a las ánimas.



Al Cementerio Central de Bogotá se presentan personas de todas las edades, estratos sociales y ocupaciones. Finalmente como seres humanos todos tienen problemas, enemigos y situaciones que arreglar en sus vidas. Cuando se trata de resolver un problema acuciante la fe es capaz de llevar a las personas a encomendarse a todo. Algunos fieles acuden con flores para dejarlas en las tumbas, pero no es requisito indispensable: basta con presentarse con una fe inquebrantable en el difunto para que las oraciones o peticiones surtan efecto.



En este sitio los lunes se perciben diferentes al resto de la capital y su incesante ritmo: son los días en que la angustia puede convertirse en felicidad si se le susurra a un muerto lo que se quiere con toda la fe y devoción del mundo. Únicamente no debe olvidarse que el agradecimiento debe hacerse en el oído opuesto.

TAGS: Día de muertos Datos curiosos
REFERENCIAS:

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

The Bizarre Theory That Claims Your Cellphone Is Conscious La Ciudad de las Ideas: el evento que reunirá a la robot más avanzada y las mejores mentes del mundo Gorka Lasaosa es Héctor "El Güero" Palma en Narcos de Netflix Sandra Ávila Beltrán, “La Reina del Pacífico”, que niega ser narcotraficante Nelson Mukhuba: el artista que asesinó a su familia y después se quemó junto a su obra Surutato, la joya turística de Badiraguato, tierra de "El Chapo", "El Mayo" y "El Azul"

  TE RECOMENDAMOS