INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Dark Horses: leyendas que triunfaron sin que nadie lo esperara

4 de julio de 2018

Abril Romero

Sponsored by Dark Horse | http://www.kidsatstylemax.com/KidzatStylemax-n/assets/File/DKH%20Icon%20Black.jpg | v


En todo salón de clases siempre hay un niño como cualquier otro. No es el más inteligente ni el más simpático; no triunfa en deportes ni en habilidades artísticas ni en nada; pero tampoco es el peor. Sus calificaciones reflejan su personalidad, oscilan entre siete y ocho. Uno de tantos que terminan la primaria sin reporte, apodo, cuadro de honor ni anécdota vergonzosa. Décadas después, te enteras que ese niño ahora vive en Los Ángeles y es un famoso tatuador que no pudo asistir a la reunión de exalumnos porque ese día tenía citado a Justin Bieber. Nadie esperaba nada de él y, sin embargo, a veinte años de distancia, hizo que todos se preguntaran cómo se llamaba y dónde se sentaba. Ese niño es un Caballo Negro de la vida, ésos que entran a una carrera desde la sombra de los favoritos y logran cosas extraordinarias.

 

El término
Dark Horse
–Caballo Negro– se usa en las competencias para referirse a un contendiente cuyas habilidades se desconocen, alguien sin experiencia ni reconocimiento que supera a todos sin que nadie lo hubiese previsto. Hay famosos caballos negros en la política y el deporte, pero también surgen en otros ámbitos de la vida que no se deciden por votos ni anotaciones, sino por quién emerge de la oscuridad para ganarse un lugar en la historia.

 

-




Fahrenheit 451

 

A principios de la década de los 50, Ray Bradbury ya había acumulado varios años de experiencia en el mundo editorial; antes de ser escritor, vendía periódicos. Acababa de terminar una novela que describe una sociedad donde se quemaban libros como medida de control ideológico. En una época en que los gobiernos de Estados Unidos, Alemania y Japón habían incurrido en esa práctica, ninguna casa editorial quiso publicar esta obra por temor a la censura. Un joven se acercó a Ray Bradbury y le ofreció un espacio en una nueva revista. A falta de una mejor oferta, aceptó. El joven era Hugh Hefner y la revista,
Playboy
.


 

-




Miracle


Era la década de los 80 y la Guerra Fría pronto terminaría. Un equipo de hockey universitario de Estados Unidos logró calificar a los Juegos Olímpicos. Aunque no eran profesionales, llegaron a semifinales donde enfrentarían a la Unión Soviética, equipo campeón del mundo y medallista de oro cuatro veces consecutivas. Los soviéticos i
ban ganando 3-2, pero en el último periodo, los estadounidenses sorprendieron al mundo con dos anotaciones. Esta historia de pocas probabilidades de éxito, enmarcada por países en guerra, fue llevada el cine en 2004, con gran orgullo yankee se le llamó
Miracle
.



-




El otro beatle


Hasta el músico más talentoso podría verse opacado si se encuentra junto John Lennon y Paul McCartney. Tras años de carrera, George Harrison fue considerado el
Dark Horse
de The Beatles
.
Su visibilidad como compositor y vocalista aumentó gradualmente hasta consolidarse en Abbey Road
con los temas ‘Here Comes The Sun’ y ‘Something’. 
Después de la separación de The Beatles, Harrison creó un sello solista al que llamó ‘Dark Horse Records’ y lanzó un álbum y una canción con el mismo nombre.




-




México en una semifinal salida de Los Supercampeones


“México podría ser el caballo negro de este mundial” dice
cada cuatro años
algún especialista, sin que la selección mayor haya dado motivos para creer eso. Sin embargo, la selección sub 17 nos ha regalado dos campeonatos mundiales y uno de los partidos más épicos de la historia del fútbol nacional.


Era el 2011, México estaba por jugar la semifinal contra Alemania. Si no sabes de fútbol, basta con recordar la famosa frase de Gary Lineker para describir la situación: “El futbol es un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania”. El marcador estuvo 2-1 a favor del equipo teutón hasta el minuto 76', cuando Jorge Espericueta empató con gol olímpico. En la recta final del juego, el defensa Julio Goméz chocó un jugador alemán y salió de la cancha con una fuerte herida en la cabeza. Tras minutos de suspenso regresó al partido con una venda en la cabeza y anotó un gol de chilena ¡en el minuto 90'! lo que le dio el pase a México a la final del Mundial.





Quizá Bradbury, George Harrison y Julio Gómez fueron ese niño en la primaria del que nadie hablaba, hasta que hicieron algo que estuvo en boca de todos. Pero ser un
Dark Horse
no sólo se trata de conquistar un campeonato o gobernar un país, sino de saltar desde nuestras sombras y miedos, romper las expectativas y cambiar nuestra propia historia haciendo lo que nos apasiona. David Bowie hizo algo similar
el día que desafió la música para convertirse en lo que es hoy y Dark Horse mantiene esta misma esencia para convertirse en un ganador.



TAGS: Marcas cultura
REFERENCIAS:

Abril Romero


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Películas en Netflix para hombres enamorados Errores que cometes al maquillarte con colores naturales y nude Los cuernos de Satán, el 666 y el origen de otros signos malignos que creó la Iglesia Latinos In The United States Can Change The Destiny Of The Country ¿Razón o corazón? Cómo decidieron su voto los jóvenes mexicanos La razón por qué no deberías comer cerebro humano

  TE RECOMENDAMOS