Historia

De las tripas al látex: la evolución del condón

Historia De las tripas al látex: la evolución del condón


Un fraile con un exagerado apetito sexual, había tropezado varias veces con la idea de pecar con una prostituta que exhibía sus encantos sin pudor alguno por las calles de Londres. El fraile, ciego por un deseo que sobrepasaba cualquier clase de catequesis y castigo divino a futuro, se acercó a la meretriz con ánimo de liquidar su apetito. Una vez que se arremangó los hábitos e iba a introducir su erecto miembro en la vagina de la prostituta, se percató de que ésta no poseía un "vergel florido", sino más bien una cueva llena de pobredumbe, peste y Diossabequémas. 

Sin embargo, el fraile, persistente (u obstinado) por la necesidad de saciar su deseo, decidió idear algo para evitar el repugnante contacto y las enfermedades de la meretriz. Viviendo bajo los principios de humildad y pobreza, el fraile sólo pudo usar la capucha de sus propios ropajes, se cubrió con ella el miembro y pudo saciar su apetito sexual. No sin los gritos de dolor de ella, no habituada a las asperezas de la tela.

Años después los ingleses pulieron y refinaron el invento, convirtiéndolo en una sutil membrana, misma que las prostitutas estarían obligadas a usar.

hommedia-1
A lo largo de la historia ha existido una necesidad y una voluntad por evitar la concepción de la mujer y también, evitar la transmisión de las enfermedades sexuales (de las cuales poco o nada se sabía). Históricamente, el hombre era quien debía preocuparse por evitar contagiarse de enfermedades sexuales y la mujer era relegada a ocuparse de la contracepción. Hay que recordar que a los hombres se les permitía tener relaciones sexuales con múltiples mujeres aunque estuvieran casados. Mientras que las mujeres eran fuertemente reprimidas para saciar su necesidad y apetito sexual. 

Se cree que los primeros condones se hicieron con vejigas y pulmones de pez, fáciles de encontrar y de emplear. En el caso particular de los griegos, algunos textos relatan que se utilizaban intestinos de cabra. En esos casos, existía un fuerte deseo por ejercer un férreo control sobre la natalidad, que en muchas ocasiones era entendida como un factor de riesgo para la economía de una ciudad. Caso distinto el de los espartanos, quienes promovían altas tasas de natalidad que pudieran alimentar las filas de los ejércitos. 

historia_egipcios2-1
Por su parte, los chinos utilizaban papel de arroz aceite o encerado, mientras que los japoneses fundas fálicas construidas con caparazones de tortugas, asta o cuero. Aunque no se sabe con exactitud cómo se extendió el uso de artilugios como éstos, se sabe que el hombre pronto entendió que el cuero resultaba mucho más flexible y suave que aquellos hechos de carey o marfil.

hommedia

Conforme los siglos pasaron, se hicieron varias modificaciones a los arcaicos condones, pero siempre manteniendo a las tripas de animales como base. En ocasiones se mezclaban con materiales más nobles como el lino, la seda o el terciopelo. Incluso durante el Siglo XIX se utilizó la goma vulcanizada para fabricar condones. Todo ello cambió cuando se descubrió que de la savia de un árbol, se podía aplicar cierto tratamiento para producir látex.

El látex fue aprovechado por Merle Leland Youngs para fabricar condones hechos con este material. Además, éste agregó la imagen del casco de un soldado troyano, que según cuenta la historia eran los mejores y más fuertes de la antigüedad. Ahora, cada 13 de febrero el mundo celebra el Día Internacional del Condón pensando en Trojan. 

A pesar del asombroso descubrimiento que vendría a revolucionar los métodos anticonceptivos, éstos se adaptaron al tiempo y a las costumbres sociales, pero sobre todo a las necesidades sanitarias e incluso las fantasías humanas. Ahora Trojan vuelve a marcar historia presentando el nuevo Trojan® Piel Desnuda, el condón más delgado del mercado y que mantiene la comprobada seguridad de Trojan. Por si fuera poco, con un bajo, casi nulo olor a látex. 


2

Trojan®  Piel Desnuda está diseñado para que tú y tu pareja puedan vivir una sensación increíblemente natural y mucho más placentera.










Referencias: