El día que la Iglesia acusó a Silvia Pinal de hereje por salvar una película
Historia

El día que la Iglesia acusó a Silvia Pinal de hereje por salvar una película

Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

8 de marzo, 2019

Historia El día que la Iglesia acusó a Silvia Pinal de hereje por salvar una película
Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

8 de marzo, 2019

A pesar de que Buñuel era conocido por ser ateo y que sus películas renegaban del discurso religioso, irónicamente el director plasmó la iconografía religiosa con maestría.

Sin embargo, esto no salvó a Silvia Pinal de las críticas y, en particular, del rechazo de la Iglesia Católica, quien la catalogó como una hereje por defender una de sus más grandes películas: Viridiana. 

Advertencia: encontrarás spoilers menores, procede con precaución.

La película, que inspiró el nombre de una de las hijas de Pinal, plantea la historia de una mujer con deseos de ordenarse como monja que por azares del destino llega a vivir con su tío. Allí, él abusa de su confianza y de su cuerpo, excusándose detrás del enorme parecido de Viridiana con su difunta tía. Ella, resignada a una vida impura, decide permanecer en la casa de su tío una vez éste muere y decide hacer una obra de caridad y darle un hogar a una serie de vagabundos del pueblo. No obstante, la trama se enreda cada vez más hasta que finalmente Viridiana se venga de su tío a través de los vagabundos. 

El día que la Iglesia acusó a Silvia Pinal de hereje por salvar una película 1Lee más: 10 escenas en las que Luis Buñuel se burló de la iglesia y no te habías dado cuenta

En la cinta, Buñuel se apega a su estética y las referencias, que más bien se tratan de burlas, hacia la religión no brillan por su ausencia. Incluso existe una de las escenas más icónicas en su cine, en la que todos los vagabundos, ante la ausencia de Viridiana, organizan una cena que termina fiesta, pero no sin antes emular el cuadro de La última cena

Esta escena, así como la violación o la imposibilidad de Viridiana de convertirse en una monja hizo que las buenas conciencias españolas, así como el Vaticano mismo se indignaran y rechazaran categóricamente la película, a su realizador y los actores del reparto. La principal publicación que criticó la cinta fue L'Osservatore Romano, el periódico de la ciudad del Vaticano, quien también exigió que excomulgaran a todos los participantes de la cinta. 

«"Prohibida. Blasfema, antirreligiosa, Crueldad y desdén con los pobres. También morbosidad y brutalidad. Película venenosa, corrosiva en su habilidad cinematográfica de coordinación de imágenes, sugerencias y fondo musical.»1 

El día que la Iglesia acusó a Silvia Pinal de hereje por salvar una película 2Foto: pinimg.comLee más: 30 fotos del antes y después de Silvia Pinal

La crítica como una cinta sacrílega le valió una censura en todo España y en Italia a pesar de haber ganado la Palma de Oro en Cannes en 1961. Esta censura hizo que casi se perdiera el trabajo de Buñuel, pues Francisco Franco ordenó de destrucción de todas las copias. Sin embargo, Silvia Pinal tuvo el acierto de hacerse de una copia y llevársela a México. Fue en nuestro país cuando se gestionó todo el papeleo necesario para que Viridiana a pesar de ser una producción española, se pudiera estrenar y gozar de su éxito lejos de la censura religiosa y del régimen franquista. La cinta habría de estrenarse propiamente en España hasta la muerte de Francisco Franco, en 1975.El día que la Iglesia acusó a Silvia Pinal de hereje por salvar una película 3Foto: Medium

1 Vicente Sánchez-Biosca, Viridiana, Paidós, 1999, p. 98.  En Entorno a Luis Buñuel.

Te podría interesar:

5 cosas que debes saber para entender 'El ángel exterminador' de Luis Buñuel
¿Cómo enamoraban las mujeres mexicas al sexo opuesto?
El oscuro secreto de la monja católica que fue poseída y escapó de un convento


Referencias: