El día que la contaminación mató a cientos de aves y el gobierno lo encubrió
Historia

El día que la contaminación mató a cientos de aves y el gobierno lo encubrió

Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

15 de mayo, 2019

Historia El día que la contaminación mató a cientos de aves y el gobierno lo encubrió
Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

15 de mayo, 2019

Tos, estornudos, dolor de cabeza y hasta sangrado ha provocado la contaminación ambiental, sin embargo, años atrás las aves de la CDMX perdieron la vida.

En los días iniciales de febrero de 1987 los periódicos nacionales tenían una misma noticia: la muerte súbita de las aves que habitaban en los árboles de la Ciudad de México. ¿Qué lo había provocado? Si se debía a la contaminación, ¿por qué el gobierno no hacía nada?

La edición del 4 de febrero de 1987 de La Jornada llevaba como encabezado: 

«Miles de aves murieron por la infición; alerta sobre el daño a niños y ancianos.
Las aves, un termómetro de los efectos contaminantes. En el DF casi han desaparecido la calandria, el gorrión y las palomas mensajeras».

El día que la contaminación mató a cientos de aves y el gobierno lo encubrió 1Foto: Twitter @DeMemoriaSe trata de un encabezado que salvo por la muerte de las aves, recuerda a la situación actual, en la que el gobierno de la Ciudad de México decidió activar una contingencia ambiental extraordinaria que cuenta con recomendaciones absurdas como no prender velas o inciensos, o salir de casa, pero que no cuenta con medidas efectivas para solucionar la situación. 

En 1987 ocurrió algo similar, el gobierno del entonces Distrito Federal no se daba abasto en sus acciones para contrarrestar la contaminación en la región. Programas como el “Hoy no circula” no se pondrían en vigor sino hasta dos años después, y era evidente que no existía un protocolo para proteger a la población.El día que la contaminación mató a cientos de aves y el gobierno lo encubrió 2Foto: posta.com.mxEn su momento la concentración de la famosa nata de smog que caracterizaba a la ciudad cobró la vida de los pájaros, animales que históricamente han sido utilizados para detectar la presencia de gases nocivos para los humanos. Por ejemplo, en las minas se acostumbraba a tener jaulas con estos animales, cuyo sacrificio alertaba a los trabajadores de una posible intoxicación por la alta concentración de CO2 u otros gases. 

El análisis de los cadáveres de estas aves arrojaron residuos de plomo, cadmio, radon y asbesto y, de acuerdo con el reporte que el Movimiento Ecologista Mexicano realizó en 1987, el Distrito Federal había perdido casi el 90 % de su flora y faunaEl día que la contaminación mató a cientos de aves y el gobierno lo encubrió 3Foto: Twitter @DeMemoria

La muerte de tantos animales, pájaros en particular, fueron la señal que hizo que incluso aquellos que no habían reparado en los efectos de la calidad de nuestro aire en la salud tuvieran un gran argumento para defender nuestro derecho a un ambiente seguro y salubre. 

«Los niños de pecho, los ancianos, toda la población sensible a los venenos que respiramos, está resintiendo en su salud lo que ya es uno de los peores, si no el peor deterioro mundial de un ambiente ecológico, digo, no parecen importar gran cosa, ¡a ver si se conmueven por la muerte de los pajaritos!» Escribiría Laura Bolaños, periodista. El Universal.  

Si bien en su momento la ahora desaparecida Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SEDUE) reconoció que la muerte de las aves se debía a la contaminación, así como en el caso actual, diversos funcionarios públicos de esta propia instancia y políticos también se dedicaron a declarar que en realidad «los pajaritos murieron de cansancio”, como se mostró en la misma edición de La Jornada. El día que la contaminación mató a cientos de aves y el gobierno lo encubrió 4Foto: El Universal.

También se dijo que lo que causaba su muerte era el uso indiscriminado de plaguicidas y aunque pudo haber contribuido, lo cierto es que ni en aquel entonces ni ahora sabemos a ciencia cierta si la contaminación y los plaguicidas provocaron la muerte multitudinaria de tantas aves. 

La memoria corta de los mexicanos, así como los intereses políticos y económicos a nivel gobierno resultaron en el olvido de esta situación, así como del desarrollo de programas efectivos que no sólo probaran la correlación de los altos niveles de contaminación con la muerte de la flora y fauna, y las enfermedades respiratorias de los capitalinos, sino que también previnieran que alcanzáramos tal grado de contaminación. 

Te podría interesar: 

Penetra tus pulmones y otras consecuencias en tu cuerpo de la contingencia ambiental
Excremento, piel muerta y todo lo que respiras durante una contingencia ambiental
El presidente que quiso reelegirse y eliminar a su sucesor y otros secretos de México


Referencias: