Dios según Einstein
Historia

Dios según Einstein

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

7 de agosto, 2015

Historia Dios según Einstein
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

7 de agosto, 2015


 

  "El azar no existe; Dios no juega a los dados".

–Albert Einstein



En ocasiones creemos que la ciencia y la religión son totalmente opuestas, que una no le da cabida a la otra y que, pensar que Dios existe es parte de la ingenuidad de aquellos que no tienen estudios tan avanzados como los mejores científicos del mundo. Decir que el ser humano desciende de Adán y Eva, parece un error apara aquellos que dejan que la razón mueva sus vidas.

einstein10
 Sin embargo, hay hechos que la ciencia no puede explicar, eventos aparentemente milagrosos que nos dejan con la incertidumbre de no saber qué es lo que realmente mueve nuestras vidas, ¿qué piensan los científicos de Dios? ¿Acaso ellos creen que hay algo superior e inexplicable que no podemos explicar con un pensamiento científico?

Albert Einstein fue un científico alemán conocido por descubrir la teoría de la relatividad que ayudó con la construcción de la bomba nuclear. También sentó las bases de la física estadística, la mecánica cuántica, realizó artículos para explicar la ley de la termodinámica y el efecto fotoeléctrico.

Einstein siempre fue judío, tuvo que huir de la Alemania nazi por su religión. Estaba orgulloso de pertenecer a la comunidad judía pero, a la vez, se clasificaba como agnóstico, sólo creía en él mismo. Pero, Einstein siempre se preguntó cómo se había creado el Universo. "Mi religión consiste en una humilde admiración del ilimitado espíritu superior que se revela en los más pequeños detalles que podemos percibir con nuestra frágil y débil mente".

einstein5


En enero de 1936, una pequeña niña llamada Phyllis le escribió a Albert Einstein debido a una actividad de su escuela de catecismo. La pregunta primordial de la carta fue: ¿Los científicos rezan?

A continuación la carta y la respuesta de Einstein.

einstein9


19 de enero de 1936

Mi querido doctor Einstein

Hemos tenido una pregunta en nuestra clase de catecismo: ¿los científicos rezan? Todo comenzó cuando comenzamos a discutir cómo podíamos creer en la ciencia y la religión al mismo tiempo. Así que decidimos escribir a los científicos y otros hombres importantes para tratar de responder nuestra pregunta.

Nos sentiremos agradecidos y honrados si responde nuestra pregunta:¿Los científicos rezan y por qué rezan?

Estamos en sexto grado, en la clase de la señorita Ellis.

Respetuosamente suya,

Phyllis

einstein6

24 de enero, 1936

Querida Phyllis, 

Me encantará responder tu pregunta de la manera más sencilla que pueda. Aquí está mi respuesta:

Los científicos creen que cualquier cosa que ocurra, incluyendo los cuestiones del ser humano, se deben a las leyes de la naturaleza. Así pues, los científicos no pueden decidir creer que el curso de los eventos puede ser influenciado por un rezo, lo que sería un deseo supernatural.

Sin embargo, debemos admitir que nuestro conocimiento actual de estas fuerzas es imperfecto, por lo que, la creencia en la existencia de un final definitivo, hace que nuestro espíritu descanse en un tipo de fe. Tal creencia sigue siendo generalizada incluso con los logros actuales en la ciencia.

Pero también, a todos los que están envueltos en el avance científico se convencen de que algo como un espíritu se manifiesta en las leyes del universo, uno que es inmensamente superior al del hombre. De esta manera el avance científico deja un sentimiento religioso de especial, que seguramente es muy diferente de la religiosidad de alguien más ingenuo.

Con saludos cordiales

Tuyo, A. Einstein.

Albert Einstein En un almuerzo de la Universidad de Princeton en 1953

Sin embargo, en declaraciones posteriores Einstein aseguró que, en en único Dios que creía era en el Dios de Baruch Spinoza, uno de los tres racionalistas más importantes junto a Leibniz  y Descartes. Para Spinoza Dios es el Ente absolutamente infinito, esto es, una sustancia que contiene infinitos atributos, cuya esencia implica la existencia, aquello cuya naturaleza no puede concebirse sino como existente,  cuya existencia y su esencia son uno y lo mismo


***

Referencia:
www.lettersofnote.com


Referencias: