Educación emocional: la laguna mental que las escuelas deben superar
Historia

Educación emocional: la laguna mental que las escuelas deben superar

Avatar of Andrea SL

Por: Andrea SL

15 de febrero, 2017

Historia Educación emocional: la laguna mental que las escuelas deben superar
Avatar of Andrea SL

Por: Andrea SL

15 de febrero, 2017



Al ser seres sociales no podemos dejar de lado factores como las relaciones interpersonales, las cuales, por su misma naturaleza, traen conflictos totalmente impregnados de emociones. A pesar de eso, en la mayoría de los casos vamos por la vida siendo analfabetas emocionales.

Cuando nos enfrentamos a preguntas como "¿qué son las emociones?", "¿qué son sentimientos?" "¿acaso son sinónimos?", solemos obtener respuestas ambiguas o contradictorias porque, aunque tenemos noción de lo que son, no podemos definirlo. Tampoco acostumbramos hablar de nuestras emociones; tenemos un pobre vocabulario para ponerles nombre y contamos con escasas herramientas para lograr una estabilidad en lo personal y en lo colectivo.


Niños de diversas alturas.



Tradicionalmente las escuelas han dado mayor importancia a las habilidades intelectuales y motrices de los estudiantes bajo la idea de que un buen alumno es aquel que se constituye como un experto en matemáticas o un atleta sobresaliente. En el sistema convencional se da prioridad a este tipo de competencias y habilidades que (aunque son importantes) no son las únicas.

Como resultado de ese desequilibrio curricular hay una laguna mental acerca de qué son las emociones, cuáles son y cómo manejarlas o expresarlas. Por esta y muchas otras razones existe una necesidad de promover nuevos métodos y reestructurar los programas y contenidos educativos. La educación debe ir a la vanguardia de los conocimientos y aprendizajes, sin dejar de lado la atención a las grandes desigualdades educativas de nuestro país y acorde con las principales necesidades de la población.

Las múltiples reformas del actual Gobierno de Enrique Peña Nieto han sido objeto de fuertes críticas, pero en cuanto a la Reforma Educativa debemos coincidir en algo: la importancia que tiene la innovación de la educación para la sociedad.


8 películas que sólo las personas que saben que la educación va más allá de la escuela entenderán


Es desafortunado que lo más conocido acerca de la nueva Reforma Educativa se centre en la controversial evaluación de los docentes. El tema ha provocado fuertes movilizaciones sociales a lo largo del país por parte de los maestros y mucho malestar en la población en general, ya sea que se encuentren a favor o en contra. Hacer un ejercicio crítico alrededor de la Reforma Educativa permite mejorarla, sobre todo en función del enfoque de la evaluación docente.

Lo cierto es que no es el único tema tratado y, a pesar de los errores que tiene, igualmente existen puntos positivos de los cuales hablar. La Propuesta Curricular para la Educación Obligatoria 2016 contiene un apartado significativo y muy poco conocido. Se trata del desarrollo emocional.

Incluir una educación con este enfoque es un gran logro de las corrientes pedagógicas humanistas. El Programa Curricular dice: “Cada vez hay más evidencias que señalan el papel central de las emociones”. A simple vista, ¿cuáles son estas evidencias?


niñas-en-la-escuela-Francia


Por un lado, los estados emocionales de los estudiantes influyen en el aprendizaje y están relacionados con los índices de fracaso escolar o deserción. Un docente debe ser capaz de reconocer dichos estados para implementar estrategias que eliminen la barrera de aprendizaje frente a la que se encuentra el estudiante y además, asegurar su permanencia escolar.

Enseñar a niños y niñas qué están sintiendo y cómo manejarlo es clave para trabajar otros problemas, como, por ejemplo, la violencia. Si los estudiantes no saben manejar el enojo, la frustración, el fracaso y demás emociones negativas, no serán capaces de usar el diálogo o técnicas de respiración para solucionar los conflictos y recurrirán directamente a golpes o algún otro tipo de agresión física y psicológica. Además, la educación socioemocional genera sensibilidad en los estudiantes (no sentimentalismo) y por ende empatía con el mundo que los rodea.

La depresión y ansiedad también constituye un problema importante en la salud pública; son diversas las causas y las lineas de acción para contrarrestarla. Pero una causa es el mal manejo de emociones; una linea de acción, desde una perspectiva pedagógica, la Educación Socioemocional. Nos queda claro que con un México violento, desigual e inestable brindar herramientas de una educación emocional, es urgente.

Los propósitos principales del Programa Curricular son:

1. Desarrollar el autoconocimiento de sentimientos y las emociones propias, para nombrarlas y expresar adecuadamente.

2. Autorregular sus emociones y generar las destrezas necesarias para solucionar conflicto.

3. Fortalecer la autoconfianza y el desarrollo de la capacidad de elegir a partir de la toma de decisiones fundamentadas.

4. Atender con interés las ideas de los otros, tanto en lo individual como en grupo, para construir un ambiente de trabajo colaborativo.

5. Mantener una actitud responsable, positiva, optimista y de percepción de la autoeficiencia en el desempeño de sus actividades cotidianas.

6. Desarrollar la capacidad de resiliencia —esto es, que estén preparados para enfrentar las adversidades y salir de ellas fortalecidos— a partir de la regulación positiva de las emociones, los pensamientos y las conductas.


alumnos


La tarea es muy compleja; pues palabras como resiliencia, depresión, autorregulación, sentimientos, emociones y demás son bastante amplias tomando en cuenta que la población a la que va dirigida, es nivel primaria. Habría que empezar por aclarar conceptos básicos, dar capacitación docente, definir actividades pertinentes que en verdad promuevan una Educación Emocional y una larga lista de estrategias metodológicas.

Son muchos los cuestionamientos que se puede hacer a el Desarrollo Emocional y son muchas las dudas que especialistas en educación tienen; no obstante, se está abriendo una nueva oportunidad para trabajar esta área a través de la educación y —como todo proceso— tomará tiempo.

Es claro que la educación no es suficiente para sacar a un país adelante, pues existe una serie de factores complejos, como económicos y políticos, que inciden en dicho crecimiento. De cualquier manera es un factor influyente que sí debe ser considerado y en vista de las necesidades educativas es imprescindible un Desarrollo Emocional.

***

Es evidente que en todo el mundo existe una necesidad de redefinir los límites de la educación y tomar en cuenta otras aristas de acción.


Referencias: