Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos
Historia

Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos

Avatar of Abril Palomino

Por: Abril Palomino

3 de octubre, 2019

Historia Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos
Avatar of Abril Palomino

Por: Abril Palomino

3 de octubre, 2019

¿Qué haríamos sin Facebook o Twitter? ¿Dónde podríamos descargar nuestros malos días, presumir logros o advertir sobre posibles crímenes? ¿Cómo podían vivir las generaciones pasadas sin una tribuna que les diera 15 minutos de atención y fama?

Siempre habrá algún usuario de las redes sociales que use sus espacios personales como muro de los lamentos, espacio de denuncia delictiva o estante de trofeos, en realidad, esto no esta mal, ya que entre muchas de sus funciones se encuentra la de compartir cualquier tipo de actividad o pensamiento por parte de sus usuarios.

Relacionadohistoria-de-adiccion-a-las-redes-socialesLa decadencia millennial por la adicción a las redes sociales

Cualquiera pensaría que esta necesidad de ser el centro de atención y suponer que los logros o desgracias no existen si los demás no se vuelven partícipes de éstas (por lo menos como espectadores), es una característica de las generaciones que han crecido con las redes sociales, sin embargo esto es falso, el ser humano siempre ha tenido la necesidad de exponer su vida privada a su comunidad, prueba de ellos se encuentra en los espacios que vendían los periódicos a sus lectores; ya sea en la sección de anuncios clasificados o la de sociales.

Relacionadocommenters-personas-que-usan-redes-sociales-con-el-placer-de-comentarCommenters: las personas que usan las redes sociales sólo por el extraño placer de comentar

Así como los anuncios comerciales, el precio del espacio en el periódico variaba según su posición y extensión, la redacción muchas veces corría a cargo del comprador aunque a veces también se vendía el espacio con todo y servicio de redactor para darle un tratamiento más profesional.

Relacionadoel-frenetico-consumo-de-la-sociedad-trae-soledad-muerte-y-arruina-las-conexiones-mentalesEl frenético consumo de la sociedad trae soledad, muerte y arruina las conexiones mentales

Por ejemplo, desde hace mucho tiempo después de una fuerte riña familiar, se buscaba a los rencorosos o rebeldes hijos que habían decidido huir de casa con ayuda de estos espacios:
Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos 1Foto: De MemoriaOtro de los dramas familiares frecuentes desde tiempo inmemoriales son los malos entendidos familiares, que la verdad, siempre han vendido por el morbo de la audiencia, así que para aclarar cualquier situación familiar podías comprar tu derecho de réplica y desmentir cualquier difamación:
Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos 2Foto: De Mentiras

Relacionadopor-que-las-redes-nos-han-convertido-en-voyeristas-obsesivosPor qué las redes sociales nos han convertido en voyeristas obsesivos

Lo que más abunda en las redes sociales son las publicaciones sobre logros y triunfos, todo el mundo quiere compartir lo bien que está en la vida. Mucho se dice sobre la falsedad de este tipo de publicaciones y lo peligroso que es fingir una vida perfecta. Antes, también se daba mucho esto, especialmente en el apartado de sociales donde la gente publicaba fotos de sus eventos y detalles íntimos para reiterar su posición o bien alcanzar estatus y fama:
Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos 3

Otro de los logros comunes que se cuelan a las redes sociales son los académicos. Cualquier término de curso o diploma que se obtenga es fotografiado y compartido en las redes, incluso los padres llegan a compartir videos de preescolar de sus hijos o sus graduaciones del jardín de niños. Pues el orgullo es tal que también estos logros eran compartidos en los medios de comunicación de ese entonces:
Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos 4Foto: De Memoria

Relacionadodesinformacion-en-las-redes-sociales¿Por qué Facebook destruirá tu futuro antes de que te des cuenta?


Otra práctica recurrente era para advertir a los lectores sobre practicas o caminos peligrosos, donde habían sufrido de robos o secuestros, también aprovechaban los espacios para pedir recompensa por objetos perdidos o robados. ¿Te suena?
Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos 5Foto: De MemoriaY por último, no todos los compradores de estos espacios eran bien intencionados, así como en Facebook, había muchos charlatanes y estafadores que aprovechaban estos espacios públicos y se escudaban bajo su legitimidad para engañar a la gente, ya sea ofreciendo trabajos falsos o vendiendo productos milagro.:
Anuncios clasificados y sección de sociales: el Facebook de nuestros abuelitos 6Foto: De Memoria

Como se dice, no hay nada nuevo bajo el sol.

También te puede interesar:
SMW: El evento que te enseñará que un gran poder conlleva una gran responsabilidad
Cómo tu ex y tu empresa monitorean tus redes sociales sin que te des cuenta
Por qué enamorarnos de un robot será un acto menos egoísta según la ciencia


Referencias: