El café, una caricia a la boca
Historia

El café, una caricia a la boca

Avatar of Luz Espinosa

Por: Luz Espinosa

14 de febrero, 2014

Historia El café, una caricia a la boca
Avatar of Luz Espinosa

Por: Luz Espinosa

14 de febrero, 2014

El político y diplomático francés, amante del café, Charles Maurice de Talleyrand, aseguró que esta bebida, para ser perfecta, debe ser negra como el demonio, caliente como el infierno, puro como un ángel y dulce como el amor. Y es que no es un secreto que el buen café se siente como una caricia a la boca y la garganta que pone todas nuestras fuerzas en movimiento.

cafe30


Una buena taza de café caliente parece ser la necesidad básica del corazón humano; hay quienes creen que el día no empieza sin antes haber tomado un poco de los polvos más valiosos en todo el mundo.

La historia de una de las bebidas más aromáticas encuentra su origen en las tierras de Abisinia (actual Etiopia). Su nombre procede de la ciudad etíope de Caffa, y es fruto del arbusto conocido como cafeto. Una leyenda atribuye su descubrimiento a un pastor local llamado Kaldi, quien observó el efecto reanimante ejercido en sus cabras tras comer unos frutos rojos de un arbusto. Tras probarlos él mismo se sintió con más vigor y energía.

grãos de café


Antes de ser consumido como bebida por la humanidad, algunas tribus africanas ya conocían sus efectos estimulantes, pues los granos molidos eran utilizados para alimentar a los animales, los que mostraban un efecto “reanimante”; dar fuerzas a sus guerreros (mezclaban los granos con una porción de grasa) y soportar las largas ceremonias religiosas.

El café, considerado a nivel mundial como una de las bebidas más deliciosas, toma la denotación de factor de socialización. Originario de África y popularizado en Arabia durante el siglo XV, la bebida adquirió gran relevancia entre los habitantes, de ahí que Constantinopla, hoy Estambul, fuera la primer ciudad en establecer lugares públicos para beber café; sitios denominados: “escuelas de sabios”, pues en estos espacios se reunían las personas a discutir diversos temas, pasar un rato ameno y olvidarse, por un momento, de su rutina.

coffee


Las primeras referencias sobre la llegada del árbol cafeto a América datan del siglo XVIII, luego de que el rey Luis XIV de Francia recibiera como regalo del municipio de Ámsterdam uno de estos arbustos. Años más tarde, en 1723, una de estas plantas fue embarcada por Gabriel de Clieu (súbdito del rey Luis XIV y Gobernador de la isla de Martinica) con destino a América.

A pesar de que los franceses intentaron restringir la producción de café a sus territorios en la región del Nuevo Continente, éste tenía demasiada demanda como para no extenderse. Se dice que Francisco de Melo Palheta llevó semilleros de café a Brasil al seducir a la esposa del gobernador de la Guinea Francesa. Después de Brasil vinieron Costa Rica y Colombia, dos países cuyas economías se beneficiaron enormemente con este cultivo.

cafe


El café llegó a México a fines del siglo XVIII a territorio chiapaneco, pero fue durante el Porfiriato cuando comenzó el cultivo a gran escala, impulsado por transnacionales alemanas.

Después del largo viaje que los granos debieron hacer para llegar a estos territorios, hay quienes no aceptan el consumo de la bebida pues, a pesar de sus beneficios como antioxidantes, disminuir el riesgo de padecer Alzheimer y Parkinson, o reducir el riesgo de contraer cirrosis, afirman que la cafeína estimula los músculos pero no el cerebro, y era una bebida consumida especialmente por esclavos.

Los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon arrojaron que grandes dosis de cafeína aumentan la presión arterial, aceleran el corazón y producen la respiración rápida y superficial, alteraciones que privan al cerebro del oxígeno necesario para mantener la calma y pensar racionalmente.

cafe saborizado
A pesar de los pros y contras que esta bebida representa para el organismo, es una realidad que el café representa uno de los brebajes más consumidos a nivel mundial, pues una persona consume 1,3 kilogramos de café. Pero en México, una persona bebe, al menos, 1,2 kg. Además, se sabe que la cafeína podría aumentar el deseo sexual de las mujeres. Aunque sólo (y a veces) en aquellas que no están acostumbradas a tomarlo constantemente.

Para aquellos amantes del café, les dejamos la receta para preparar Caprichos de café, un pastel que, además de su fácil preparación, es bueno para compartir, al igual que una aromática taza de la deliciosa bebida.


capricho-de-cafe


Ingredientes:

Para 8 personas:

1 plancha de bizcocho rectangular

200 gr de mermelada de albaricoque, frambuesa o fresa

100 gr de nueces peladas

100 gr de nata montada

almíbar con licor

Para la crema de café:

1 cucharada de café soluble

40 gr de azúcar glass

250 gr de mantequilla

un poco de agua

Para decorar:

grosellas

hojas de menta

Elaboración:

Para preparar la crema de café, mezcla el café soluble con un poco de agua y azúcar. Añádelo a la mantequilla a punto de pomada y trabájalo con una varilla hasta conseguir una mezcla uniforme.

Corta la plancha por la mitad y emborracha la lámina inferior con el almíbar. Extiende la mermelada (mejor colada) y coloca encima la otra mitad del bizcocho.

Cúbrelo con la crema de café y deja secar. Una vez seca, retira los bordes del bizcocho y córtalo en porciones, colocando sobre cada trozo media nuez.

Introduce la nata en una manga pastelera y forma un círculo alrededor de cada nuez. Decora con unas grosellas y unas hojas de menta.

Hay quienes miden su vida en cucharaditas de café, quienes hacen de políticos sabios con sólo oler el delicioso estimulante, quienes roban el tiempo entre taza y taza, y quienes forjan su personalidad alrededor de éste.

La receta que acompaña esta publicación fue publicada originalmente en este sitio.


Referencias: