El cianómetro y la medición del azul del cielo

El cianómetro y la medición del azul del cielo

Por: Luz Espinosa -

Los colores se adueñan de creencias que determinan la existencia de diferentes sociedades, son la base de conceptos formados alrededor de la concepción del mundo en sus diferentes interpretaciones, además de las ideas que se adjudican a aspectos de la vida cotidiana como a los estados de ánimo, profesiones y celebraciones.

El azul representa el color de la inspiración y la espiritualidad: un tono que, según la psicología, representa tranquilidad, estabilidad, lealtad, confianza, sabiduría y eternidad.

Culturas alrededor del mundo dotan a este color de diferentes significados, en los países orientales se colocan objetos azules para alejar a los malos espíritus; en China y Japón es el color de la fortuna, para los judíos representa la conexión con Dios y es el color más utilizado en las mezquitas islámicas, pues representa el cielo.

azul

Hace 225 años, se creó el cianómetro una herramienta cuya función era medir las tonalidades del azul del cielo. El simple dispositivo fue inventado en 1789 por el físico suizo Horace-Bénédict de Saussure y el naturalista alemán Alexander von Humboldt que utilizó la serie circular de 53 secciones sombreadas en experimentos sobre los cielos de Ginebra, Chamonix y el Mont Blanc. El cianómetro ayudó a llevar a feliz término que el azul del cielo es una medida de transparencia causada por la cantidad de vapor de agua en la atmósfera.

Horace-Bénédict de Saussure, desconcertado sobre el color del cielo y las tonalidades que este tomaba subió a las montañas con un equipo básico de química y una libreta de notas. La leyenda local decía que si sibía lo suficientemente alto llegaría un punto totalmente negro y, debido a la oscuridad, podría caer en el vacío - tales terrores mantenían a los hombre lejos de los picos. Sin embargo, para Saussure, el color azul era un efecto óptico, pues no era posible que algunos días el azul del cielo se desvaneciera imperceptiblemente en el blanco de las nubes, así, Saussure concluyó que el color debe indicar su contenido de humedad.

cyan

Para lograr medir el "azulado" del cielo,  Saussure tiñó cuadrados de papel de todos los tonos de azul que podía distinguir entre el blanco y negro. Estos se reunieron en un círculo de color numerado que podría celebrarse hasta el cenit a una distancia estándar del ojo y así,  el cuadrado iluminado representaría el contenido de humedad dependiendo el tono de azul establecido en el cianómetro.

Referencias: