El día que México fue expulsado del Mundial por hacer trampa

Viernes, 15 de junio de 2018 11:11

|Rodrigo Ayala Cárdenas
la historia de

La FIFA no tuvo piedad con la Federación Mexicana de Futbol cuando descubrió la serie de artimañas que la llevaron a quedar relegada de toda competencia.




¿Qué originó esta doliente petición de parte de un grupo de aficionados mexicanos a la FIFA?


Se trata de uno de los casos de trampa más sonados y vergonzosos cometidos por la Federación Mexicana de Futbol en su historia. Todo se remonta a dos periodos principalmente: 1987 y 1988, años en las que diferentes selecciones nacionales de futbol obtuvieron sus pases a los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y a la Copa Mundial Sub-20 a disputarse en Arabia Saudita en 1989. Para este último torneo, la selección obtuvo su pase al terminar en segundo lugar en el XII Torneo Juvenil de la CONCACAF disputado en Guatemala. Ahí se midió a selecciones como Cuba, Costa Rica, Estados Unidos, Bermuda, Antillas Holandesas y Canadá.


la historia de

Selección sub-20 que compitió en Guatemala.


Se trataba de una generación de futbolistas talentosos precedidos por el destacado papel que México había hecho en la Copa del Mundo de 1986 en tierras nacionales. Aficionados y prensa auguraban resultados prometedores a las selecciones que acudirían a los torneos antes mencionados debido al futbol dinámico que practicaban.


Muchos esperaban que México pudiera figurar como una próxima potencia mundial que jugara de tú a tú con los equipos más importantes del orbe futbolístico; sin embargo, las cosas cambiaron de manera drástica cuando la mañana del 12 de abril de 1988, el diario Ovaciones publicó la columna del periodista deportivo Antonio Moreno (que en ese momento apareció sin firmar) en la que se revelaban hechos inesperados.


la historia de



Nacen los "Cachirules"


En ella se hacía del conocimiento público una noticia estremecedora: cuatro de los integrantes de la selección que había logrado su clasificación a la Copa Mundial Sub-20 sobrepasaban la edad límite de 19 años, según las comparaciones entre el anuario del Futbol Mexicano publicado por la FMF y las actas de nacimiento que fueron enviadas a la CONCACAF para el registro de los jugadores que obtuvieron su pase en Guatemala.


la historia de


Los jugadores implicados eran José Luis Mata, del Atlas, quien sobrepasaba por cuatro años la edad reglamentaria; Gerardo Jiménez y José de la Fuente, ambos del Monterrey, que tenían dos años más; y Aurelio Rivera, del Tampico Madero, quien rebasaba la edad permitida por siete años. No estamos hablando de que rebasaran la edad por unos cuantos meses: en el caso de Rivera, que además era el capitán del equipo, resultó escandaloso la cantidad que lo separaba de sus compañeros menores de 19 años.


la historia de

Aurelio Rivera con el Tampico Madero (primero del lado izquierdo en la fila inferior)


La noticia causó revuelo, aunque intentó ser minimizada y encubierta por Rafael Castillo Ruíz, entonces presidente de la FMF. Diversos medios de comunicación buscaron a los jugadores y directivos implicados para saber más acerca de un hecho que prometía castigos ejemplares a los responsables en caso de que fuera verdad. Otros periodistas como José Ramón Fernández respaldaron los hallazgos de Antonio Moreno y medios como La Jornada dieron a conocer las actas de nacimiento de los cuatro futbolistas que hacían evidente la trampa de la FMF.


la historia de


Entre la prensa y el público se comenzó a llamar a este caso los "Cachirules" o el "Cachirulazo", términos que se refieren a un tipo de parche o remiendo en la ropa hecho con mala calidad. En este caso se usó para referirse a personas que ocupaban un lugar que no les correspondía de manera ilegal. Asimismo, durante las décadas de 1950 y 1960, el actor Enrique Alonso interpretó a un personaje llamado "Cachirulo", quien precisamente decía tener menos años de los que en realidad poseía.



-

El castigo que marginó a toda una generación


Cuando las pruebas en contra fueron lo suficientemente contundentes y las Federaciones de futbol de Guatemala y Estados Unidos denunciaron el caso, la CONCACAF dictaminó el 19 de mayo de 1988 expulsar a México del Torneo Juvenil donde obtuvo su clasificación a la Copa Mundial Sub-20 en Arabia Saudita. Al verse descubierto y desnudo ante la cruda realidad, Rafael Castillo Ruíz viajó hasta la sede de la FIFA para entrevistarse con su presidente Joao Havelange para obtener su perdón. Sin embargo, las decisiones estaban tomadas.


la historia de



El 30 de junio de 1988 se dio a conocer que México sería expulsado por los siguientes dos años de toda competencia oficial que implicara la participación de sus selecciones nacionales de futbol. Eso se refería a los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, la Copa Mundial Sub-20 de Arabia Saudita, además de la Copa del Mundo de 1990 que se celebraría en Italia. México ni siquiera podría ser parte de la eliminatoria hacia este certamen. Diversos directivos fueron cesados de sus puestos con la negativa de volver a ejercer cargos relacionados al futbol.


la historia de


Uno de los grandes afectados fue Hugo Sánchez, quien vivía su mejor momento como delantero del Real Madrid y del cual se esperaba que hiciera brillar a México a nivel internacional: «Para mí fue muy triste no poder jugar el Mundial», dijo. «Jamás disculparé, y México no debe disculpar, a la gente que ha hecho que México no esté en el Mundial. Hay que señalarlos», según constata en una nota del medio Proceso. Agregó: «Y las cabezas son las de Rafael del Castillo, presidente de la federación villana; posteriormente, el que más fuerte difundió la noticia, José Ramón Fernández, y Joaquín Soria Terrazas, presidente de la CONCACAF, por sus problemas con Del Castillo».


la historia de


Otros jugadores de calidad como Sergio Almaguer, José Luis González China o José Antonio Noriega perdieron su oportunidad de formar parte de un ciclo que los hubiera llevado a lo más alto en sus carreras. Noriega, en entrevista para el diario Excélsior, mencionó algunos de sus recuerdos acerca de este caso: «Recuerdo que nos metieron en un gran salón del hotel. Les dijeron (a los cuatro implicados) que debían aprender bien sus fechas de nacimiento y lugar, porque casi todos los que pusieron en las actas eran poblados remotos. La FIFA mandó a inspectores que cuestionaban a uno por uno sobre sus datos».


Con menor o mayor suerte, los cuatro futbolistas implicados siguieron adelante con sus carreras cuando el escándalo comenzó a asentarse, no obstante, el recuerdo de ese episodio permaneció en sus mentes en los años siguientes. Hoy los "Cachirules" son una sombra dolorosa del balompié azteca que exhibió la corrupción de un sistema que sigue moviendo al país.


*

En estas fechas mundialistas, continúa descubriendo las historias ocultas en torno al balompié internacional:


La verdadera razón por la que India no jugó el Mundial de Brasil 1950

15 cosas sobre los Mundiales en México que sólo sabe un verdadero experto en futbol


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS