Historia

El histórico experimento que buscó la espiritualidad a través del LSD

Historia El histórico experimento que buscó la espiritualidad a través del LSD




Fundada en 1947, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, mejor conocida como CIA -por sus siglas en inglés- es considerada una de las organizaciones más turbias de ese país. A pesar de germinar bajo los más solemnes principios de proteger a la población dentro y fuera del territorio nacional, la CIA tuvo que permitir el doblez de sus principios para cumplir con las metas planteadas. La organización, a través de los años, ha terminado por romper límites y olvidar axiomas morales para conseguir la permanencia de Estados Unidos como una hegemonía mundial.

 En 1950, el propósito más insólito para los americanos era el control del cerebro humano, y no parecía imposible, pues en 1943 un químico suizo, el Dr. Albert Hofmann, había encontrado la fórmula secreta que años más tarde llevaría a la Agencia más poderosa de Estados Unidos a traspasar un límite ético en la conquista de la mejor herramienta del ser humano: la mente.


Hoffman, experimentando con cornezuelo – un hongo negro del centeno – dio origen a una combinación no planeada de moléculas que al sintetizarse crearon dietilamida de ácido lisérgico. Insatisfecho con el experimento caminó a su casa en donde “experimentó con imágenes fantásticas de una plasticidad extraordinaria, asociadas con una intensa exhibición de colores caleidoscópicos”. “Fueron distorsiones de tiempo y espacio que removieron el alma y la conciencia del cuerpo”.

Había nacido el LSD.

 

Con el tiempo se supo que esta droga tenía efectos en el comportamiento y actitud de cualquier sujeto que la ingiriera; algunos científicos la estudiaban como posible tratamiento para la depresión y ansiedad, pero la CIA tenía otros planes. Así nació el Proyecto MK Ultra, que estaba dedicado a probar LSD en personas sin su consentimiento; empleados, militares y civiles, nativos y extranjeros, de clase media y clase baja; todos eran útiles en la búsqueda del mejor método de control de poblaciones hostiles.

Ni la tasa de mortalidad de los experimentos detuvo a la CIA en la búsqueda de su revelación, hasta que en 1968, el gobierno estadounidense decidió que la droga debía ser prohibida.

lsd

A pesar de todo lo ya mencionado, una parte de la población estaba ansiosa por experimentar con la famosa droga que se promocionaba como el mayor desinhibidor espiritual.

Bajo esta creencia, una ama de casa llamada Barbara Dunlap ingresó como voluntaria a un experimento en Cambridge, Massachusetts, dirigido por el Dr. Madison Persnell.

Rodeados de estímulos artísticos y cotidianos, como lo son las estatuas y los limones, un fotógrafo de la revista LIFE capturó el viaje -que parece bastante placentero- de esta mujer de los 60 y sus compañeros en la aventurada situación.

Aquí mostramos algunas fotografías de ese proyecto que llevó a estas personas de la vida común, a exaltar sus sentidos y adentrarse a un viaje a través de la famosa droga.

 

LSD experimento

 

 


Barbara Dunlap

 

Hasta el día de hoy no se ha encontrado que el LSD produzca adicción o que sea tóxica.

Fuente



Te podría interesar
*
Dibujos bajo el efecto del LSD
*
Adéntrate al museo del LSD y vive un viaje psicodélico




Referencias: