El hombre detrás del villano más odiado en la Historia de México
Historia

El hombre detrás del villano más odiado en la Historia de México

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

25 de febrero, 2017

Historia El hombre detrás del villano más odiado en la Historia de México
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

25 de febrero, 2017



¿Qué tienen por decir todos los hombres y mujeres sobre quienes recae el peso de la historia?

Año con año, una sutil pero efectiva maquinaria de olvido y desconexión convierte a seres de carne y hueso en figuras acartonadas, nombres de calles y avenidas. Personajes de representación infantil y monográfica detrás de un retrato serio e inexpresivo.

La cuestión parece invadir el espectro de todo lo entendido por historia. Sin advertirlo demasiado y a través del veloz paso del tiempo, las personas que forjaron el presente quedan recluidas en el mito de sí mismas. Una gran parte de su vida, su imagen, sus recuerdos pierden sustancia y cada una de sus acciones se compromete con un objetivo. El espacio para la duda, la incertidumbre y los miedos no forman parte de la historia oficial cuando se trata de mostrar la imagen bicolor de un héroe o villano.

¿Cómo interesarse en la vida de uno de los personajes más enigmáticos de México, tan vapuleado como admirado históricamente, sin caer en la apología o el linchamiento sinsentido?

yo diaz

Es el personaje que cambió el curso de la historia nacional y cuyo régimen inauguró el turbulento siglo XX. Sus atropellos contra todos quienes buscaban una nueva forma de organización le dieron la fama de tirano y dictador, con la que carga cada letra de su nombre. Al mismo tiempo, su pletórica figura, cuyos resultados forjaron los cimientos del México contemporáneo, es tan aplaudida como criticada.

Se trata de Porfirio Díaz, el villano por antonomasia en la memoria histórica de México. A través de Pedro J. Fernández, Díaz toma un nuevo aire y alza la voz para rescatar al hombre del mito: desde el joven que debía ser cura por obligación, hasta el dictador que sofocó los movimientos obreros una y otra vez, pasando por el brillante elemento herido en batalla que teme la muerte o el héroe de la Intervención Francesa.

porfirio diaz

Ningún sentimiento parece ajeno para el general en "Yo Díaz", novela histórica que borra el maquillaje de sus mejillas, las medallas brillando al costado de su uniforme militar y el extranjerismo que se apoderó de las costumbres nacionales, para dar sitio al relato de un niño oaxaqueño que a muy corta edad quedó a cargo de su familia y sin enterarse como, se deslizó por una espiral que lo posicionó, un sinfín de ocasiones, como liberal, conservador, héroe, villano, amante. Víctima y victimario, pero sobre todo, como un hombre actuando con toda urgencia ante sus propias circunstancias.

La obra de Fernández -mejor conocido por dar vida a @DonPorfirioDiaz en Twitter- funciona tanto como un texto de divulgación histórica ameno, como una novela que toma ciertas concesiones con una narrativa tan ágil como descriptiva; que evoca la atmósfera de la empobrecida y húmeda Oaxaca de mediados del siglo XIX o los pensamientos que invaden a Díaz camino al exilio, para no volver a México nunca más.

porfirio diaz carmelita

En París, a 13 mil kilómetros de distancia y un océano de por medio, con su vida pendiendo de un hilo y postrado en una cama, Porfirio Díaz no luce estoico, ni siquiera orgulloso ante Carmen Romero Rubio, su esposa que lo acompañó hasta el último suspiro. Con la certeza de que su tiempo está por extinguirse, el octogenario comienza un relato vívido de los recuerdos más lúcidos de su vida. Se trata del inicio de "Yo Díaz", una visión renovada sobre el dictador que gobernó México durante más de 30 años, sin más producción ni parafernalia que la humanidad punzante de un hombre que escribió la historia de la que todos somos parte.



Referencias: