El hombre que asesinó al tango e inició la revolución de los ritmos
Historia

El hombre que asesinó al tango e inició la revolución de los ritmos

Avatar of Silvana Mejia

Por: Silvana Mejia

25 de julio, 2016

Historia El hombre que asesinó al tango e inició la revolución de los ritmos
Avatar of Silvana Mejia

Por: Silvana Mejia

25 de julio, 2016



"Tango fatal, soberbio y bruto. Notas arrastradas, perezosamente, en un teclado gangoso. Tango severo y triste. Tango de amenaza. Baile de amor y muerte".
Ricardo Güiraldes



Ritmos cálidos que traen consigo ondas que traspasan las ropas, que hormiguean los pies y que agilizan el ritmo cardiaco; una danza en la cual el cuerpo se mueve con la gracia, la sensualidad y la rapidez que ofrece la música que sale de un bandoneón.
Tango es una palabra que desde un comienzo se vincula con Argentina, como si fuera un sinónimo y sí, prácticamente es así, pero el tango no es sólo una danza, las estrellas no sólo son los bailarines en la pista de baile. ¿Qué hay detrás de aquellos pasos sincronizados? ¿Qué brinda el tono y el sentimiento al baile? La música del tango, una música tan variante como el humor del ser humano. Puede ser una melodía divertida y activa, una melodía cargada de deseo carnal y pasión, e incluso puede existir una melodía cargada de rencor en sus notas. 

Es imposible separar la música de la danza, pues son almas creadas para ir juntas de principio a fin, aunque distintos musicólogos y coreógrafos aseguran que fue el movimiento el que comenzó todo, del cual devino el ritmo.
Río de la Plata y Uruguay fueron las zonas donde nació, en los barrios bajos, entre ritmos e influencias de inmigrantes europeos, hijos de esclavos y población local quienes dieron un poco de sí y, entre todo eso, la mezcla desencadenó pasión, deseo, sensualidad y expresión: Tango.

piazzola revolucionó el tango


Como todo en este mundo, con su característica cambiante, el tango también ha evolucionado, ha visto crecer sus horizontes y amoldarse a la historia.

Aquellos con la capacidad de dar un giro innovador son quienes se han dedicado a indagar a profundidad, pues lo desmenuzan: conocen sus ventajas y defectos, conocen su entonación y sus necesidades, lo reestructuran y le brindan algo nuevo que no se aleja de sus raíces. 

Esto lo logró Astor Piazzolla, quien con tan sólo ocho años y un bandoneón, comenzó a dibujar chispazos de notas y logró convertirse en un maestro de la música oriunda de los arrabales.

Desde sus inicios, Piazzolla tuvo un toque especial, llamó la atención de distintos directores y maestros, mas hubo quienes corregían sus melodías para evitar habladurías y críticas por los significativos cambios en su manera de hacer tango.

Piazzolla y la revolución del tango

Carlos Gardel, una de las figuras más emblemáticas del tango, tuvo un pequeño y pasajero contacto con Astor cuando, en 1934, llegó a Nueva York para grabar la película "El día que me quieras", en la que en una de las escenas Piazzolla acompaña a Gardel tocando el bandoneón "como un gallego" -en palabras del propio Carlos-, pues hasta ese entonces, a pesar de haber nacido en Río de la Plata, el pequeño de 13 años había vivido en la Gran Manzana. 

Fue dos años después cuando regresó a Argentina y comenzó a moverse en el círculo musical. El tango se volvió uno de los mayores amores en la vida de Astor, quien no dejó de tomar clases de otros instrumentos como el violín o el piano; además de continuar con el bandoneón, perteneció a diferentes orquestas durante muchos años y fue así como fue creció en edad pero también como intérprete y compositor. 



Hubo un momento en el cual se alejó del instrumento principal de la música pasional y el baile dramático para estudiar dirección orquestal y se dedicó a escuchar mucho jazz, que se convirtió en una de las principales influencias para la creación del Tango Piazzolla, como también le llaman a la música que compuso y ejecutó. Viajó y tocó con muchas personas, compuso piezas para cuartetos de cuerdas y música de orquesta, pero finalmente volvió a su bandoneón y transformó la historia de la música porteña. 


Piazzolla historia del tango


Después de vivir y tocar en París, al regresar a Argentina las críticas hacia su estilo no se detuvieron. “Asesino del tango”, lo llamaron los músicos ortodoxos, pues había mezclado ritmos distintos e incluido instrumentos que antes no acompañaban las nostalgias que trae consigo el tango."Mi música es una música de cámara popular que viene del tango", diría Piazzolla, ignorando las afanosas críticas que aquellos tradicionalistas tiraban hacia su creación. 



Astor Piazzolla no sólo mató al tango, lo revivió y lo actualizó para su época. Ha sido influencia e inspiración en nuevas generaciones de tangueros que toman su ejemplo de cambio.

Piazzolla era enemigo del tango, pero del tango amado por quienes lo criticaban; él creía en uno nuevo, en ése que ahora es su marca distintiva en el mundo.
Un tango que con escucharlo uno puede decir: “Ese tango es de Piazzolla”.


Algunos lo toman por personaje, otros por calor o sentimiento... sea como sea, el tango también es amor, por eso te compartimos  las frases más bellas de la literatura argentina.



Referencias: