El lado oscuro del Vocho, el auto nazi que enamoró a todos los mexicanos

Viernes, 22 de junio de 2018 11:31

|Alejandro I. López
vocho un auto nazi

El Vocho conquistó a todo México y otras regiones de Latinoamérica gracias a su durabilidad e icónico diseño, pero detrás de toda la nostalgia que evoca tan sólo escuchar el ruido de su motor, este vehículo guarda un lado oscuro que pocos conocen.


¿Cuál es tu mejor aventura en un Vocho?


vocho un auto nazi 1


Herbie, los Hippies o la portada de ‘Abbey Road’ de The Beatles: el Volskwagen Sedán es patrimonio de la cultura mundial. Pocos creerían que uno de los autos más vendidos del globo se ideó en la mente de un hombre tan odiado como polémico, quizás como uno de los mayores villanos de la historia: Hitler.


En 1938, el Führer llevaba 5 años en el poder y entre toda la parafernalia nazi, ideó un plan para comunicar por autopistas a toda la Alemania. El líder del Tercer Reich buscaba la máquina perfecta, un auto superior que empatara con los ideales del nacionalsocialismo y al mismo tiempo, fuera una prueba fehaciente de la supremacía aria.


Con esa idea en mente, Hitler influyó en ingenieros y diseñadores, pues quería que el auto alemán que recorrería las carreteras que se construían por todo el país fuera veloz, intempestivo y estuviera basado en la naturaleza. El encargado, Ferdinand Porsche, se concentró en un automóvil compacto y altamente funcional capaz de rodar con eficiencia y con un precio asequible para ser adquirido por las familias, el núcleo de la Alemania nazi.


vocho un auto nazi 2


Así nació el KdF-Wagen «el auto de la fuerza a través de la alegría», un lema que a la perfección con la megalomanía del líder nazi y la construcción de una Alemania pura. Los vehículos comenzaron a rodar por las avenidas de todo el país un diseño superior al de Henry Ford, el ícono que lideró la industria automóvil en América. Al final de la Segunda Guerra Mundial, la fábrica de Volkswagen redobló su producción y el auto fue ofrecido a distintos países del mundo. Una vez que demostró su durabilidad.


vocho un auto nazi 3


En 2003 y después de 21 millones de unidades producidas, la última fábrica de Volskwagen Sedán cerró sus puertas: el Vocho número 21,529,464 producido en Puebla puso fin a un modelo icónico que enamoró a todo el mundo. Fue precisamente México uno de los países donde este mítico automóvil tuvo una mejor acogida, convirtiéndose rápidamente en parte de la cultura nacional mientras fungió de taxi en la década de los 90 y los primeros años del siglo XXI.


vocho un auto nazi 4


vocho un auto nazi 5


En 2012, el Gobierno del entonces Distrito Federal 'jubiló' a los pocos vochos que seguían en circulación como taxis y desde entonces, el automóvil se convirtió en un objeto de culto, codiciado por coleccionistas y nostálgicos que recuerdan con emoción la sencillez y el poderío de los vochitos.


REFERENCIAS:
Alejandro I. López

Alejandro I. López


Editor de Historia y Ciencia
  COMENTARIOS