Historia

El misterio de las bragas que se caen al piso: la mujer ante el machismo

Historia El misterio de las bragas que se caen al piso: la mujer ante el machismo





En la década de los años 50 hubo un misterioso suceso en la sociedad norteamericana, un monstruoso riesgo que atormentaba a todas las mujeres de la época. Si atendemos a la publicidad de ese entonces, podemos percatarnos de dicho demonio, del terror expandido entre las féminas de aquellos días; y no estamos hablando de otra cosa más que de la pérdida repentina de sus bragas, la caída hasta hoy inexplicable de su ropa interior.

Art Frahm


En los últimos años, James Lileks se ha dedicado a una ardua investigación en torno al advertisement clásico (ése que generaban los Mad Men originales) y sus múltiples representaciones de lo cotidiano o del deseo. Y algo que ha llamado la atención de este aficionado experto, es un detalle que quizá dejamos pasar desapercibido por mucho tiempo: a las señoritas del “american way of life” se les caían los calzones.


Art Frahm


Esta imagen recurrente en la vida moderna de mediados de siglo XX fue sobre todo propiciada por la fantasía exuberante de Art Frahm, ilustrador nacido en Chicago y famoso por retratar a sofisticadas damiselas en peligro al más puro estilo pin-up, lo cual nos hace pensar que las panties de dicha década eran muy malas o las chicas solían ser muy descuidadas.


Art Frahm


Pensando en la posibilidad que queramos, cualquiera es falsa. Ahora, a la distancia, podemos ver que tal imprevisto no era más que una invención; de hecho, a partir del comienzo de su colección, Lileks ha recibido muchos correos de mujeres contando sus experiencias al respecto, y aunque admiten que sí llegaba a ocurrir, recalcan que nunca fue como lo retrató Frahm, en escenarios tan bochornosos e irresolubles.


Art Frahm


Si revisamos un poco las series del ilustrador, no es necesario detenernos por horas para distinguir tres elementos clave para la estructura visual de su producción:

1. Hay demasiado viento o algún tipo de fuerza que logra levantar una falda a como dé lugar.

2. Las manos de la protagonista siempre están insalvablemente ocupadas.

3. En todo momento hay espectadores masculinos alrededor percatándose de lo ocurrido, aún si estaban ocupados en algo distinto. Por lo visto, la caída de unas bragas resulta tan ruidosa como la precipitación de cualquier otro pesado objeto.

4. La protagonista usualmente acaba de ir al supermercado.

5. Las compras en la bolsa de papel son coronadas por un prominente apio.


Art Frahm


Es así como se concluye de manera en extremo general que estos escenarios no eran más que una fantasía masculina de la época por ver a la mujer en apuros que involucraban su vulnerabilidad para... ¿Ayudarla? ¿Saciar su libido? ¿Hacerla “suya”?


Art Frahm


Ahora te preguntarás: ¿Y qué tiene que ver el apio en todo esto? No se sabe realmente el porqué de la fijación hacia el apio por parte del autor, pero se cree que era un guiño idiosincrático relacionado a un viejo mito mediterráneo sobre este alimento y sus poderes afrodisíacos.


Art Frahm


En un sentido general, la obra de Frahm, resguardada hasta nuestros días gracias a la labor aficionada de Lileks, es muestra de una sociedad machista que encuentra su representación cual estructura sutilmente violenta. El enfoque sexy de sus creaciones, además de fungir como un fetiche singular y un objeto coleccionable hasta el día de hoy, nos permite ver claramente que sólo funcionó en su momento para promover veladamente a la figura femenina como un símbolo de debilidad.


Art Frahm


No podemos negar que sus ilustraciones son extraordinarias e históricas, de relevancia innegable, pero ¿acaso este tipo de mensajes era lo que necesitábamos? ¿Hemos superado su contenido?


***
Te puede interesar:

Chicas pin-up a través de rayos X

Las pin-up girls de ayer y hoy

***
Referencia:

The Institute of Official Cheer






Referencias: