El viaje místico de Aldous Huxley en Oaxaca
Historia

El viaje místico de Aldous Huxley en Oaxaca

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

3 de febrero, 2017

Historia El viaje místico de Aldous Huxley en Oaxaca
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

3 de febrero, 2017




¿Cuántas veces has pensado que el mundo se va a acabar? Por años hemos vivido de profecías, esperando el día del juicio y nada sucede. Siempre hay atrocidades y catástrofes que vaticinan el fin de la humanidad, pero tal vez es nuestra culpa exagerar las señales y confundirlas. Esto no es nuevo, toda la historia han existido personas que han visto a la sociedad derrumbarse y pensar que el fin de la humanidad está por llegar. Desde un grupo de mujeres que pensaron que el asesinato de un presidente era indicio del fin, hasta la grave crisis económica de 1929 que fue el motivo por el que Aldous Huxley viajó a México. 

Aldous Huxley

En 1933 el escritor británico recorrió México y Centroamérica en busca de una respuesta a la decadente sociedad consumista y capitalista que se estaba derrumbando. Habían pasado pocos años de la crack en la bolsa de valores de Estados Unidos que inició con la gran depresión y mientras muchos se suicidaban, vendían a sus hijos o migraban, Huxley recorrió tierras mexicanas para comprobar lo que su amigo D.H. Lawrence había escrito en su libro "The Plumed Serpent". En el, Lawrence escribió sobre la mística que México tiene. Pueblos, detenidos en el tiempo y llenos de sabiduría ancestral y la cultura milenaria. 

“Continuaré tirando pan al agua; y si mis hijos vuelven algún día, seré feliz". 
D.H. Lawrence



La noción de que México representa una ruptura con el mundo capitalista no era única de Lawrence o Huxley. Años después Jack Kerouac viajaría a México y describiría una tierra de indios, burdeles y amor libre, pero lamentablemente esta forma de describir la tierra de la serpiente emplumada no es más que una noción nostálgica sin sentido. Huxley llegó a México a través de Oaxaca y recorrió en burro distintas localidades hasta llegar a la capital. 

"Oaxaca es aún una ciudad majestuosa, llena de edificios imponentes. Santo Domingo ha sido repetidamente saqueada pero es aún, a pesar de todo, una de las iglesias más extravagantemente majestuosas del mundo. La catedral ha sido sacudida y resquebrajada, sin embargo, se yergue todavía, enorme, en el centro de la ciudad".

 

¿Qué esperaba encontrar Huxley en México? El autor de "Las puertas de la percepción" probó muchas drogas y realmente liberó su mente, pero tal vez la idea de que en México encontraría la respuesta a un mundo consumista era idealizar demasiado la tierra en la que el peyote no se busca, se encuentra. La crisis afectó a todo el mundo y aunque Estados Unidos sufrió más que nadie, México continuaba con secuelas de una revolución trágica. La tierra de misticismo en realidad era un hervidero de ideologías y posiciones políticas que mantenían al país a flote, pero siempre con la promesa de que las cosas podían ser peores. 

No es culpa de Huxley. Él entendió que México, más allá de la idealización era un país con problemas reales. No vivía en el pasado y su gente no concentraba la tradición azteca. Abelardo Rodríguez era presidente, un huracán golpeó fuertemente a Tamaulipas y la Universidad Autónoma de México obtuvo ese nombre. La tierra del nopal fue una grata experiencia para uno de los escritores más prolíficos del siglo XX, pero no por los motivos que pensó. En lugar de encontrar la cura para el capitalismo, descubrió la riqueza que hace única a cada nación. De ahí se desprende su libro "Beyond the Mexique Bay" que alejado de la ciencia ficción, resulta ser uno de los mejores libros de viajes. 

Aldous Huxley mexique

"Sí, Oaxaca es un bello lugar. Bello, y tal como se mide la alegría en las provincias de México, positivamente alegre. Hay dos o tres cafés en la plaza y, por la noche, una banda toca música desde el quiosco central. Los indios se acuclillan en el suelo y escuchan, sus caras oscuras fundiéndose en la noche, invisibles".
-

El mundo siempre estará en crisis. Huxley lo presintió en la Gran Depresión y la superó de la mejor manera, viajando. En tiempo oscuros abrir las puertas de la percepción y recorrer el mundo parecen ser la mejor forma de ayudar a cambiar al mundo. Viaja, encuentra lo que te apasiona, descubre nuevos lugares y regresa a casa con las herramientas para mejorar la sociedad en la que vives.


***

Fuentes: 
Letras Libres, Nexos






Referencias: