El zoológico de judios de la segunda guerra mundial

El zoológico de judios de la segunda guerra mundial

Por: Geovanni M -




Los registros históricos los ubican en la antigua Mesopotamia. Sumeria, Egipto y China también se interesaron en llevar a cabo pequeñas concentraciones de vida salvaje para poder admirarla. Además, los primeros zoológicos eran símbolo de riqueza y domino. Quienes contaban entre sus pertenencias con uno de ellos reflejaban una fuerza política y social más allá de la comprensión de su vasallos, quienes se detenían a contemplar las especies animales con asombro y un dejo de temor. 

Oficialmente, el primer zoológico de la historia se estableció en el año 1500 a. C. por mandato de la reina Hatsheptuf, figura controversial y polémica porque jamás quiso dicho título (a diferencia de Cleopatra); ella aspiró siempre a ser rey; como una muestra de su decisión y poderío intercambiaba animales o especies exóticas con autoridades menores a lo largo y ancho de todo su imperio. Una práctica que sería adoptada por otros gobernantes de la antigüedad. Sin embargo, nadie concibió jamás que los zoológicos sirvieran como un escondite para proteger a la humanidad de las bestias que habitan en su interior: la intolerancia, el racismo y la incomprensión.

*

Todo el mundo la llamaba “el estornino”. Magdalena silbaba como lo hacen esas aves y al llegar al zoológico de Varsovia (durante la Segunda Guerra Mundial), Antonina la bautizó con ese nombre. “El estornino”, sin embargo, no permaneció mucho tiempo en ese lugar. Su costumbre de silbar obligó a sus compañeros a trasladarla a otro sitio, pues su silbido podía alertar a los nazis y nadie estaba dispuesto a morir por la melodía de Magdalena.

La cambiaron de jaula.

zoologico de judios Un

Como a Magdalena, Jan Żabiński, su esposa Antonina y su hijo Ryszard buscaban sobrenombres para los refugiados del zoológico que los ocultaba del asedio Nazi. Los apodos cumplían con el objetivo de eludir la sospecha de los forasteros. La familia La familia Kenigswein, por ejemplo, fue apodada las ardillas; un intento fallido de teñir su pelo de rubio los hizo a todos mucho más brillantes a los ojos de sus compañeros. Otro judío que se refugió allí, Maurycy Paweł Fraenkel, fue llamado el hámster porque se tendía en el silencio de los rincones a devorar un libro tras otro.

Así era la dinámica al interior del zoológico cuidado por Jan y Antonina (amantes del arte y de los animales), que pasaron a administrar y dirigir un recinto inaugurado en 1929. Y desde su creación, visitantes de todo Polonia acudían a admirar la gran colección de animales exóticos del zoológico, entre los que destacó Tuzinka, el primer elefante nacido en Polonia.

zoologico de judios

Jan y Antonia atendían la salud de varios animales heridos y enfermos en la intimidad de su propia casa, incluyendo linces, tejones, ratas almizcleras, cacatúas, etcétera… pero todo cambió con el estallido del Holocausto.

zoologico de judiosUNO

El matrimonio Zabinski no era judío.

El 1 de septiembre de 1939 la ofensiva alemana bombardeó la ciudad de Varsovia y Jan tomó la decisión de sacrificar a todos los animales depredadores que pudieran escapar y andar por las calles en bombardeos posteriores. Los animales restantes se enfrentaron a un triste destino. El ejército alemán organizó una caza espontánea en el zoológico y asesinaron a cualquier animal que consideraban "no valioso".

zoologico de judios

Los animales "valiosos", por otro lado, fueron capturados y transportados a la reserva Schorfheide, cerca de Berlín; mientras que Tuzinka, el elefante, fue llevado al zoológico en Köningsberg. Las especies restantes se convirtieron en una fuente de alimento para los vecinos de Varsovia y el ejército durante el asedio de la ciudad.

zoologico de judio

Todos los días los Zabinski tenían que decidir el animal que sería consumido por los refugiados, pero en tiempo de guerra las opciones son un lujo reservado para los poderosos. A propósito, Antonina escribió en sus diarios: "había esta calma sombría y muerta en todas partes y me seguía diciendo que no era el sueño de la extinción, sino simplemente un sueño de invierno…"

En su calidad de no judío, Jan consiguió el acceso a los guetos de prisioneros como una oportunidad para mantenerse conectado con sus amigos y colegas judíos, a quienes proporcionaba comida y mensajes. Incluso comenzó a criar cerdos en el zoológico abandonado e introdujo la carne de contrabando en las paredes del ghetto.

zoologico de judios II

También proporcionó a varias personas documentos falsos y escondites organizados en el lado ario de la ciudad. Las jaulas vacías del zoológico fueron usadas como refugio temporal para la gente hasta que pudieran trasladarse a otros escondites.

zoologico de judios judios

Jan encontraba a personas necesitadas y las conducía al zoológico, Antonina y Ryszard se encargaban de alimentarlos y cubrir el resto de sus necesidades. Así transcurrió el tiempo, hasta que Jan Żabiński fue sorprendido y llevado a un campo de prisioneros alemán. Durante ese tiempo, Antonina continuó los esfuerzos de su marido y prestó atención a los judíos que quedaban en las ruinas de la ciudad.

Afortunadamente, Jan sobrevivió y fue capaz de presenciar la reapertura oficial del zoológico en 1949.

zoologico de judios reapertura

En un informe redactado para el Instituto Histórico Judío, Jan Żabiński escribió: "soy un polaco y un demócrata. Mis acciones fueron y siguen siendo el efecto de un cierto estado de ánimo adquirido durante mi formación progresista y humanista. Traté de analizar las raíces de la hostilidad hacia los judíos muchas veces, pero no encontré ninguna…”

Murió a los 77 años de edad.

zoologico de judios bruselas

La imagen retrata la situación de algunos prisioneros alemanes que, paradójicamente, fueron hechos prisioneros en el zoológico de Bruselas después de la derrota del ejército alemán. La vida gira en sentidos inesperados.

*

En 2007,  la estadounidense Diane Ackerman publicó "Zookeeper's Wife", texto inspirado en los diarios de Antonina Zabisnki, en donde plasmó cómo fue la vida mientras ocurría una de las persecuciones con mayor trascendencia histórica en los registros de la humanidad

-
Referencia: MessyNessy








Referencias: