INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Urna embarazada y otras 6 sucias estrategias que se utilizan en México para manipular elecciones

29 de junio de 2018

Alejandro I. López

Con la elección más importante de la historia reciente de México en puerta, es necesario que los votantes conozcan cuáles son las trampas más comunes que realizan los partidos políticos y sus operadores —conocidos popularmente como mapaches— y cómo denunciarlas.



Juego sucio, fraude y robo: para nadie es un secreto que hablar de elecciones en México tiene una connotación negativa, que recae en el pesimismo e incluso en la fatalidad. Más allá del quehacer y la organización ciudadana, el INE —y antes el IFE—ha fracasado una y otra vez en sus distintas obligaciones, desde fiscalizar egresos e ingresos, administrar tiempos de partidos políticos en medios de comunicación, crear las reglas electorales y hasta elegir a un consejo imparcial como un órgano autónomo.




En suma, un innegable clima de incertidumbre se cierne sobre la mayoría de los mexicanos cada que llega el momento de acudir a las urnas a elegir a sus representantes. Con la elección más importante de la historia reciente de México en puerta, es necesario que los votantes conozcan cuáles son las trampas más comunes que realizan los partidos políticos y sus operadores –conocidos popularmente como mapaches– y cómo denunciarlas:



-

El carrusel




Una técnica sencilla que consiste en llevar a un grupo de votantes por distintas casillas con el objetivo de que emitan su voto más de una vez. Para lograrlo, los operadores políticos alteran la lista nominal o bien, se valen de credenciales electorales falsas fabricadas previamente.



-

La catafixia




Consiste en intercambiar boletas en blanco obtenidas en la casilla por otras previamente marcadas con tendencia a algún partido político. El "mapache" le da a su elector una boleta marcada antes de llegar a la casilla y le exige entregarle la boleta en blanco. Siempre que exista una boleta en blanco, la catafixia puede seguir funcionando votante por votante.



-

Acarreo de votantes




Esta técnica suele ser utilizada durante toda una campaña con el fin de organizar a grupos de personas para asistir a algún evento de proselitismo, normalmente a cambio de alguna dádiva. El día de las elecciones, el método consiste en operar una red de coordinación que se encarga de acompañar a los votantes hasta su casilla para asegurar el voto, dinero en efectivo u otra dádiva. Organizar a grupos o proveer transporte para acudir a casillas está tipificado como un delito electoral.



-

La urna embarazada




Se dice que una urna está "embarazada" cuando se llena (o rellena) con votos que favorecen únicamente a un candidato. Éstos pueden venir de boletas robadas o bien, se puede vaciar de los votos desfavorables para que sólo queden los que convienen al delincuente electoral.



-

La uña negra




Esta trampa se realiza cuando se cuentan los votos y mientras son clasificados por candidato y partido. Uno de los operadores políticos (conocido como mapache) intenta rayar las boletas que representan un voto adverso a su candidato para que se contabilicen como anuladas.



-

El ratón loco




Un método rudimentario pero eficiente que consiste en desesperar a un votante para evitar que haga válido su sufragio. Para lograrlo, se necesita la colusión de algún miembro de la mesa directiva que se encargará de poner pretextos —normalmente de ocultar su nombre en la lista nominal— para frustrar al ciudadano.



-

Compra de mesa directiva




Desde muy temprano, el mapache soborna a los funcionarios de casilla con tal de asegurar total impunidad para poder poner en práctica sus técnicas, además de una resolución a su favor de todas las polémicas que se susciten a lo largo de la jornada, especialmente en el conteo de votos y llenado de las actas por parte de la mesa directiva.


-

La institución encargada de procurar justicia en materia penal-electoral en México es la FEPADE (Fiscalía Especializada para Atención de Delitos Electorales). Según este organismo, los delitos electorales son «aquellas acciones u omisiones que lesionan o ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible».



Si crees que acabas de presenciar un delito electoral, no dudes en denunciar ante la FEPADE en su sitio web oficial, descargando la app FEPADE Móvil o llamando al 01 800 8 33 72 33.


TAGS: México Eleccion presidencial Mexico elecciones de 2018
REFERENCIAS: FEPADE El País

Alejandro I. López


Editor de Cultura

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los emojis de Whatsapp que podrían estar inspirados en Dragon Ball La especie de enanos que se extinguió misteriosamente Fotografías de Mark Allen Johnson sin censura de cómo es estar en una cirugía de reasignación de sexo Amor, sexo y discriminación: cómo es la vida de las personas trans en Argentina en 17 fotografías de Kike Arnal Pasos para elegir tu outfit si tienes un Tinder date Trucos de maquillaje que nos enseñaron las chicas asiáticas

  TE RECOMENDAMOS