6 famosos que nos demuestran que se puede cambiar al mundo aun con la ausencia de tus padres

Lunes, 7 de agosto de 2017 18:08

|Cultura Colectiva

Un niño huérfano es un niño sin niñez. La frase es del escritor y aforista argentino José Narosky. Todo es relativo, pero como idea general alberga un sentido también general. En realidad ningún caso es igual al otro, pero lo que sí es cierto es que la ausencia de padres es algo difícil de sobrellevar, pues de pequeños todo ser necesita sentirse seguro, protegido y apoyado. En el imaginario cultural y colectivo hay múltiples referencias de lo que es ser huérfano: Bambi (1942), obra animada con una desgarradora escena en la que un pequeño ciervo pierde a su madre; Oliver Twist, novela paradigmática del escritor inglés Charles Dickens, y Los olvidados (1950), cinta con la que el cineasta surrealista Luis Buñuel hizo temblar las bases de la cinematografía mexicana, son sólo ejemplos ficcionales que exploran el tema desde distintas aristas. En el plano de lo real, el tema puede ser más complejo y menos estético. La falta de un padre o de ambos genera vacío, ansiedad y depresión. En ese sentido, es sumamente loable el gesto de una nación para con los huérfanos de un conflicto que tiene a Medio Oriente patas arriba y con el corazón en la mano.

Carecer de afectos maternales y paternales, lógicamente, trae consecuencias a futuro, pues quienes por alguna razón quedan huérfanos desde muy jóvenes suelen ser personas a las cuales se les dificulta el trato hacia los demás porque no saben recibir amor, viven sin progresar a falta de alguien a quien enorgullecer o se sienten vulnerables y son propensos a depresiones y conductas autodestructivas. Pero el poder de la humanidad y la voluntad personal suelen ser herramientas suficientes para paliar con estas dificultades. Las siguiente lista contempla a figuras que, a pesar de haber pasado por esta situación, supieron sobreponerse y se convirtieron en personas influyentes e importantes del mundo.




Coco Chanel



Mucho se ha dicho de la modista y diseñadora francesa, sobre todo desde que se reveló su labor como espía nazi, mucho antes de que la actriz Audrey Tatou la personificara en la biopic Coco avant Chanel (Anne Fontaine, 2009). Chanel, un ícono de la alta costura, nació en Saumur, al oeste de la nación gala, en 1883. A sus once años su madre murió a causa de bronquitis y su padre, por su precaria situación económica, la dio en adopción a un orfanato de monjas.




Charles Chaplin



Si un director y actor se preocupó por mostrar el lado triste de la vida fue Charles Chaplin, quien también, como su icónico personaje, Charlot, lo demuestra, supo hacer reír a generaciones. De hecho, para tu deleite, puedes ver 65 películas de este gran artista en línea. Nació en Londres, 1889. Cuando tenía nueve años su padre, un alcohólico, murió a causa de cirrosis y su madre perdió la razón, lo que la llevó a la muerte cuando Chaplin cumplió los doce. La carrera del comediante y actor empezó entonces en un circo y se trasladó a la gran pantalla.




Nelson Mandela



El abogado, activista contra el apartheid y expresidente sudafricano jamás se imaginó a sus 9 años, cuando murió su padre y perdió contacto con su madre, que en el futuro habría un Día Internacional de Nelson Mandela y que en 1993 ganaría un Premio Nobel de la Paz. Ser huérfano no impidió que Mandela se convirtiera, tras un encierro de 19 años en la cárcel, en el primer Presidente sudafricano en ser elegido por voto popular y de piel oscura. Combatió el racismo, la pobreza y la desigualdad, además de representar un cambio significativo en una nación dividida por profundos complejos y conflictos sociales.




John Lennon



El Beatle de las mejillas grandes, ícono de la cultura de la paz y el amor, siempre tuvo una espina en su corazón. A los cinco años perdió contacto con su padre y la relación con su madre no era la mejor, por lo que estuvo bajo el cuidado de sus tíos. En el "Mother" toca el tema de forma desgarradora.




Edgar Allan Poe



Todos concuerdan que el poeta y escritor estadounidense es el padre de la literatura de terror. Su vida, marcada por muertes trágicas y caracterizada por excesos y delirios ocasionados por su alcoholismo y su adicción al láudano, es un reflejo de su tormento. Padeció la ausencia paterna total y su madre falleció de tuberculosis cuando sólo tenía 2 años. De hecho, su apellido Allan es heredado de un amigo de la familia, quien se encargó de cuidarlo y educarlo.




Louis Armstrong



El inmortal Louis Armstrong es quizás la primera gran figura de la música moderna en Estados Unidos. El trompetista y cantante virtuoso de la gran sonrisa, el Satchmo, prácticamente acaparó las carteleras de radio y de venta de discos durante la época de oro del jazz, pero no tuvo una infancia fácil. Nació en un barrio marginal de Nueva Orleans, donde creció prácticamente vaganbundeando en la calle. Su padre lo abandonó y poco o nada supo de él, mientras que a su mamá la veía muy de vez en cuando. Creció prácticamente en el abandono, pasando temporadas en casa de su abuela y su tío materno.


Artículo escrito por Alexandra Prieto


***

Los inicios de las figuras que admiras, de las bandas que escuchas y de los músicos que las conforman tienen lugar en las circunstancias que menos te imaginas. Tal vez te interese saber cómo Siouxsie and The Banshees y Sid Vicious comenzaron en el mundillo revoltoso del punk.

Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS