Historia

12 fotografías de Feike de Jong de las ciudades perdidas en la periferia de la CDMX

Historia 12 fotografías de Feike de Jong de las ciudades perdidas en la periferia de la CDMX

El fotógrafo y periodista Feike de Jong decidió recorrer la periferia de Ciudad de México a pie durante 51 largos días cámara en mano. Esto fue lo que captó:


Un puente inconcluso acompañado de una colonia en obra negra, donde las bardas viejas y desgastadas con la leyenda «Vota PRI» son la norma. Un basurero al aire libre con carros desvalijados, que hacen de fuente de ingresos para personas en pobreza extrema. Un cerro desgajado, partido a la mitad por la mancha urbana que lo ha hecho un sitio habitable a punta de pico y martillo, con una suerte de escaleras de concreto hechas por los vecinos que sirven de corredor hacia la parte baja.


post-image


post-image


post-image


post-image


post-image


Se trata de la periferia de Ciudad de México, rodeada de forma mayoritaria por su entidad vecina, un monstruo de más de 17 millones de habitantes, de los cuales 8 millones viven en pobreza según cifras oficiales: el Estado de México.


Los paisajes que configuran los espacios de los municipios mexiquenses limítrofes con Ciudad de México no son especialmente fotogénicos: no aparecen en las fotos de la oficina de turismo de la ciudad, ni cargan con la mística del Centro Histórico. Tampoco figuran listas de los mejores restaurantes de la zona, como ocurre con los barrios de la Condesa o la Roma, donde se vive una realidad diametralmente opuesta.


post-image


post-image


post-image


post-image


Feike de Jong es un fotógrafo y periodista holandés que llegó a radicar a la Ciudad de México a inicios del siglo XX. Urbanista interesado por la relación entre el centro y la periferia, así como por explorar los límites que componen una ciudad, a finales de 2009 decidió ponerse en marcha y recorrió los lindes de la capital cámara en mano.


La ruta de Feike de Jong recorrió casi 800 kilómetros en 51 días. Durante cada uno de ellos, el fotógrafo y periodista caminó por la periferia de la capital, en búsqueda de entender la relación entre centro y periferia que se desarrolla en la zona conurbada más grande del globo.


Lo mismo anduvo en el slum de Ecatepec al oriente de la Ciudad, que en los barrios más elevados de la Sierra de Guadalupe, que se impone como una frontera natural para la megalópolis al norte (mejor conocida por las antenas que acoge el Cerro del Chiquihuite); de Huixquilucan a Naucalpan, pasando por Cuautitlán, Chalco, Ixtapaluca, Chimalhuacán y hasta volver a su punto de partida, San Francisco Tecoxpa, en la delegación Milpa Alta.


post-image


post-image


post-image


post-image


post-image


Estas fotografías forman parte de su experiencia y todo lo que vio durante su marcha, donde se percató de las distintas realidades que viven las personas que viven en los barrios más acomodados del centro con respecto a la periferia y sin embargo, ambas convergen en la misma Ciudad todos los días, separadas por kilómetros de tráfico pesado y asfalto.



Referencias: