INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Formas crueles en las que la humanidad se entretenía en la Antigüedad

8 de noviembre de 2017

Alonso Martínez

Desde incendiar gatos, hasta desconcertar a los enfermos mentales como entretenimiento familiar; estas eran las costumbres con las que se divertía la gente en el pasado.


El primer zoológico humano del que existe registro se encontraba en Tenochtitlán durante el reinado de Moctezuma, el último tlatoani que vivió antes de la Conquista Española. Además de los animales tradicionales que podemos encontrar en esos lugares, los nativos de este país también admiraban enanos, personas albinas e individuos con joroba.


En los siglos siguientes, los europeos siguieron ese ejemplo pero lo llevaron a otro nivel. No sólo mostraban personas con deformidades genéticas, similar a los freak shows, sino que también exhibían a individuos de distintas razas en un "ambiente primitivo". Africanos, asiáticos, nativos americanos y distintos personajes de alrededor del mundo eran mostradas como seres inferiores, similares a los animales, y sólo estaban disponibles para el entretenimiento de los europeos. De hecho, se piensa que este tipo de lugares influenció el racismo que aún se vive hasta nuestros días.



Los zoológicos humanos se popularizaron a lo largo del globo durante el siglo XVIII, pero esa no era la única forma de entretenimiento que hoy nos parece macabra y perturbadora. La gente ha tenido distintas formas de divertirse y las siguientes demuestran que los tiempos han cambiado y en definitiva no somos similares a nuestros antepasados:


-

Incendiar gatos



Previo al siglo XIX, en muchas partes del mundo se creía que los gatos eran figuras demoniacas vinculadas al diablo, principalmente por las creencias cristianas que se propagaron en ese entonces. En Francia se desarrolló una actividad llamada "quema de gatos" en la que las personas izaban a un grupo grande de gatos en una fogata. De acuerdo con el historiador Norman Davies, la gente reía y celebraba mientras docenas de esos animales aullaban con dolor hasta que quedaban completamente carbonizados. Jean Meslier, por su parte, aseguró que este tipo de actividades en las que los humanos pensaban que las criaturas no tenían almas, hicieron que las personas perdieran la poca bondad y la compasión que tenían en sus corazones.


-

Muestras de bebés prematuros



A inicios del siglo XX, se desarrollaron las primeras tecnologías de incubación, las cuales se usaban para mantener saludables y protegidos a los bebés prematuros. No tardó mucho para que esos aparatos comenzaran a exhibirse en ferias, en las calles y en distintos lugares para atraer la atención de los transeúntes. Los pequeños no corrían peligro, ya que había médicos y enfermeras que los cuidaban en todo momento, sin embargo, ahora sería visto como una actividad poco ética, especialmente porque los bebés eran adornados con atuendos más grandes que ellos para resaltar su diminuta anatomía. Fue una forma de presentar la tecnología al mundo, pero vaya que era cuestionable.


-

Photoshop antiguo



Hoy adornamos nuestras fotos y las editamos para lucir más atractivos, pero en el pasado la gente adoraba tomarse fotografías y editarlas para que pareciera que no tenían cabeza. Cuando se comenzó a experimentar con el revelado de fotos y se descubrió que podían hacerse montajes al momento de trabajar las imágenes, de inmediato se creó una sensación por las capturas extrañas y, curiosamente, las representaciones de decapitados era lo que más pedía la gente, dando como resultado algunas de las fotos más perturbadoras de ese tiempo.


-

Tener los dientes negros



Este es un punto extraño. En el siglo XIX se implementaron impuestos al azúcar, lo que provocó que solamente las personas más adineradas consumieran ese producto. Lo interesante es que posterior a eso, algunas personas de alta categoría comenzaron a tener problemas dentales, provocados por la sustancia; los dientes se ennegrecían y eso se convirtió en un símbolo de clase alta. Si tenías la boca negra, significaba que tenías dinero para arruinarte la dentadura. Se convirtió en una moda, hasta que incluso algunos se pintaban de negro para resaltar su estatus. Esta moda provocó que se hiciera una ley en contra de lo anterior, lo cual influyó para que la odontología se desarrollara como la profesión relevante que conocemos hoy en día.


-

Desnudar a una momia



Durante el siglo XIX se popularizó la "egiptomanía", la obsesión de las personas por cualquier cosa relacionada con el Antiguo Egipto, lo cual inspiró las "fiestas para desenvolver momias", en las cuales, se obtenía una Momia (robada u obtenida por medios ilegales) y las personas se reunían para "desnudarla". Se le quitaba todo el material de momificación hasta llegar a los huesos. Los asistentes celebraban y miraban el proceso con curiosidad. Lo incorrecto de esta actividad es que no sabemos cuántas de esas momias eran relevantes para la arqueología y las investigaciones recientes que se han hecho sobre la historia de Egipto.


-

Perturbar a los enfermos mentales



Similar a los zoológicos humanos, algunos manicomios en Europa del siglo XVIII abrieron sus puertas para que las personas pudiesen entrar a ver a los enfermos mentales. En algunos lugares se acostumbraba molestarlos haciendo ruido en sus celdas o gritándoles, y de hecho era considerado un entretenimiento familiar. Algunas fuentes afirman que en ciertos lugares se permitía verlos desnudos o golpearlos, sin embargo, es un tema que aún ha creado debate entre los expertos.


-

Usar a ermitaños como juguetes de jardín



En el siglo XVIII, las personas más adineradas que poseían grandes áreas de propiedad solían construir pequeños lugares en sus jardines y le solicitaban a los ermitaños desahuciados que vivieran en esos espacios. Se les daba de comer, se les cuidaba y se les pedían consejos, pero también eran usados como entretenimiento para los visitantes, como una especie de bufones. Se les proporcionaban vestimenta similar a la de los druidas y eran básicamente un adorno que le daba más categoría al hogar del propietario.


-


Nos parecen perturbadoras las formas en las que se divertían en el pasado, pero ¿qué tan distinto es reírse con películas violentas de tortura? Claro, es fantasía, sin embargo, demuestra que dentro de los humanos existe un morbo que todos buscan satisfacer encontrando actividades raras para entretenerse. En el futuro quizá algunas de nuestras costumbres les parezcan absurdas, pero lo cierto es que siempre habrán formas extrañas para reírnos y revelar lo contradictoria que es la naturaleza humana.


TAGS: Historia mundial Siglo xix Datos curiosos
REFERENCIAS: Country Living

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

6 lugares donde puedes ver nieve cerca de la CDMX Joaquín Cosío, el actor que fue “El Cochiloco” y ahora “Don Neto” en Narcos Cómo usar tu almohada favorita para mejorar tu vida sexual Secretos que debes conocer para que tu ropa se vea costosa Tenoch Huerta es Caro Quintero en Narcos 4 de Netflix 10 consejos para aumentar tu masa muscular rápidamente

  TE RECOMENDAMOS