INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

6 maneras de confesar un asesinato sin haberlo cometido en realidad según la ciencia

August 7, 2018

Diego Cera

A través de estos métodos de tortura psicológica o juegos mentales, la policía obtiene confesiones falsas con el único fin de cerrar un caso sin resolver.


Desde hace años el tehuacanazo dejó de ser un mito en la cultura popular mexicana para convertirse en uno de los métodos de tortura más crueles de los que se tenga conocimiento. Usado tanto por los líderes criminales como por los policías, se trata de un método para forzar a las personas a que confiesen algún crimen o revelen información importante y es tan sencillo como hacer pasar agua mineral a través de las fosas nasales de los acusados, lo cual no sólo les impide la respiración; sino también que el gas de estas bebidas causa un dolor insoportable.



No obstante de que muchos métodos como el tehuacanazo han demostrado ser verdaderamente efectivos, las marcas de violencia que estos dejan en el cuerpo de los acusados hacen que no sean precisamente los métodos más amables para obtener una confesión. Sin embargo, los oficiales y abogados han encontrado otros métodos –por decirlo de alguna manera– más científicos para obtener comentarios o frases que logren inculpar a una persona.


La mayoría de estas tácticas se basan en la observación de sus víctimas para aprovecharse psicológicamente de ellos llegando al grado de crear confesiones falsas con el único fin de tener alguien a quien culpar por un crimen que pudo o no haber cometido:


-

Mr. Big


¿Qué no harías por evitar estar en prisión? Aún cuando se saben inocentes, muchas personas tienen que hacerse esta pregunta al conocer a un "jefe criminal" que podría ayudarlos a evadir la responsabilidad del crimen por el que se les está juzgando. La táctica conocida como "Mr. Big" o "Señor importante" pone a los acusados en una situación en la que, después de ser contactados por un jefe de la mafia, tienen que "confesar sus crímenes" para que éste les pueda ayudar a evadir la ley. Si el ejecutante es bueno, es probable que los acusados incluso exageren sus supuestos actos, para que "el capo" les tenga respeto y no dude en ayudarles.



-

Miedo al encierro


"Sólo dilo y serás libre". Este es un comentario que suelen escuchar algunos acusados aún cuando están seguros de que no participaron en ningún crimen; si los encargados de ejercer la ley han escogido a un "favorito" para presentarlo como culpable en un asunto de homicidio lo manipularán psicológicamente para que diga exactamente lo que ellos quieren escuchar. Obviamente, al no querer estar en la cárcel, los inculpados deciden confesar todo con tal de salvarse; no obstante, a veces terminan haciendo más daño del que supuestamente hicieron al involucrar a otros individuos en sus "confesiones".



-

Hipnosis


Aunque es bien sabido que algunos tribunales en Estados Unidos recurren a métodos parecidos a la hipnosis para aclarar ciertos puntos en las confesiones de los acusados, también está estipulado que estos no pueden tomarse como una confesión 100 % confiable, pues el cerebro no se encuentra en su punto más alto de lucidez y puede que confunda la realidad con el deseo de descansar y salir de esa situación de inmediato, generando "confesiones" falsas.




-

El engaño


En 1997, Wesley Myers de Estados Unidos fue enviado a prisión después de haber confesado en video, por audio y por escrito que él había asesinado a su novia, además de haber incendiado el lugar de los hechos. Sin embargo, justo después de haber ingresado a prisión, el hombre dijo que había sido víctima de un engaño por parte de la policía. De acuerdo con sus declaraciones, los policías insistieron tanto en que estas declaraciones le ayudarían a ganar su libertad que terminó confiando en ellos; aunque lo único que ganó fue su propia condena. La confesión de este hombre y la manera en que fue condenado, generaron la discusión en torno a la forma en la que se realizan las entrevistas y lo necesario que es tenerlas en video.



-

Aprovechar "recursos"


A la hora de justificar un crimen todos los testigos cuentan; incluso aquellos que vienen de fuentes poco confiables como personas con alguna discapacidad de aprendizaje. Así, aunque el acusado sea realmente inocente, los policías pueden engañar al "elemento" con el más IQ bajo para que todas las pruebas apunten hacia el presunto culpable.




-

Cansancio


Para algunos departamentos de policía hace falta sólo una frase para que la inocencia de una persona quede invalidada. Al no encontrar culpables o causas lógicas para aclarar algún accidente, algunos oficiales recurren a larguísimos interrogatorios en los que orillan a sus víctimas a "confesar" un crimen. Éstas, al verse intimidadas, deciden hacer confesiones falsas con tal de poder descansar, comer y dejar atrás su pena.



-


Todos estos métodos fueron utilizados por los policías y abogados que trabajaron en los casos de quienes aparecen en la serie The confession tapes, la cual retrata las diferentes maneras que los policías de los Estados Unidos utilizan para obtener confesiones. No importa si son ciertas o no, éstas juegan un papel indispensable en algunos casos donde nada está del todo claro.


TAGS: Asesinos seriales Datos curiosos crimen
REFERENCIAS:

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Hacer mucho ejercicio puede afectar tu salud mental, según este estudio La escena de "La casa de las flores" que fue censurada durante su filmación Un cuento para entender que no podemos huir de los errores del pasado Enamoramiento, esquizofrenia y otros misterios del sentido del olfato que no conocías 5 Benefits Of Aloe Vera You Should Know To Start Using It Errores que cometes al vestir y te provocan muslos rozados

  TE RECOMENDAMOS