INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones por las que debemos preocuparnos por el deterioro brutal de la naturaleza

4 de abril de 2018

Stvn

Nuestro planeta es 70 % agua, 30 % tierra firme. De ese 70 % sólo el 3 % es agua dulce. La contaminación ambiental presenta un serio problema. La cantidad de agua dulce no contaminada es 0,003 % del total disponible a nivel mundial. Dependemos del agua para vivir. No sólo tú, también los animales que maravillan en las Islas Galápagos.

Edú Naranjo



La humanidad por siglos ha llevado consigo la imperante premisa de hacer de sí misma una fuente invaluable de conocimiento. Esto es evidente al constatar que muchos hombres y mujeres han revolucionado la Historia y los paradigmas, con actos valerosos y desafiantes que han incentivado la búsqueda de alternativas que ayuden a alcanzar el objetivo supuesto, entre ellas: el arte.


Somos conscientes que a través del arte de la fotografía el ser humano es capaz de abstraer la realidad que lo rodea de un modo más real, incluso rompe con la limitación que la imaginación humana podría tener. El hecho de descifrar el enigma existencial humano ha dado motivos claros para ir más allá y no sólo conformarnos con todo aquello que llega a nosotros. La consigna es ir, ver y constatar por nosotros lo que significa ser parte de un perfecto caos. Pero surge una clara problemática en relación a dicha búsqueda, el impacto humano en relación al medio que nos rodea supone un hecho claro y latente a la hora de evidenciar.



Muchos artistas buscaron abstraer el mundo en sí, la secuencia de la vida, los detalles en las flores, los paisajes en el tiempo, los animales, todo; buscaban entender la vida y a sí mismos.


¿Por qué razón dudaríamos de ello? El arte está estrechamente conectado con la búsqueda de comprender la humanidad, de apreciarla y dejarse embellecer por ella. La naturaleza pintada en numerosas obras, los detalles de los espacios naturales, la complejidad de entender la perfección de la flora y la fauna de las regiones naturales. Lamentablemente pueden ser concebidas como sitios anexados al nuestro cuando en realidad es todo lo contrario, incluso podemos concebir la naturaleza como el clímax tonal de toda una pieza musical.



El ser humano es consciente de sus actos o, al menos en demasía, debería hacerlo. Es necesario hacerse la pregunta de si el hombre ha seguido fiel a la premisa del descubrimiento en sí, o se ha inclinado por la falta benévola de buscar y hacer el bien a los demás. Está claro que las actuales preocupaciones mundiales están estrechamente relacionadas al cambio climático y los factores negativos que impactan sobre nuestro planeta, pues son notorios a la hora de situar el hábitat natural de los animales por completo indiferentes a la mayoría de los organismos sociales.



No es tan común detenerse a ver un paisaje y reconocer la perfección con la que cada detalle hace parte de ella, tampoco lo es sentir tan cerca la presencia de los animales que casi ni se inmutan con el movimiento humano, todo esto nos hace pensar que, quizá, sí es posible conservar una perfecta armonía de vivencia con el entorno natural y animal de nuestro planeta, siempre y cuando nos critiquemos a nosotros y nos demos cuenta de nuestro impacto negativo al llevar una vida desordenada en el aspecto de lo que consumimos y desechamos.


La naturaleza en sí: el mar, los ríos, el cielo, los bosques, los desiertos y el campo no son un mundo aparte, es el nuestro y si no hacemos nada para protegerlo es evidente que estamos perdidos, volvemos a ser parte del caos; pero no del perfecto caos hecho arte en lo que nos rodea, sino el caos de nuestro egoísmo y egocentrismo humano.



**


Tal vez quieras convertirte en un héroe que ayude a su comunidad, por eso, te compartimos los voluntariados alrededor del mundo que puedes hacer para cambiar tu vida y la de los demás.


**


Las fotografías utilizadas en texto pertenecen a la colección Islas Encantadas del artista ecuatoriano Eduardo Naranjo (Edú). Si quieres conocer más de su trabajo visita su página oficial en Instagram y Facebook

TAGS: Consejos Naturaleza fotografías de naturaleza
REFERENCIAS:

Stvn


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 apps y sitios web que debes usar para evitar que Google robe tus datos Looks de Ezra Miller para aprender sobre estilo y nuevas masculinidades El reto de 30 días con el que tu mejor amiga y tú conseguirán el abdomen perfecto La brutal película que muestra realmente cómo es una posesión satánica La clave para asegurar el éxito en la vida, según un chavorruco La artista que convivió con muertos y retrató la violencia en su forma más cruda

  TE RECOMENDAMOS