INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Fotografías de cómo es estar en un ritual de santería en Venezuela

24 de julio de 2018

Corina Mendoza

Aunque la Iglesia de Venezuela reniegue de estas creencias, hay que recordar que llegó debido a los migrantes cubanos que arribaron a Venezuela como sugerencia de Fidel Castro para que Hugo Chávez pudiera llevar su mandato con espiritualidad y pureza.



Cuando los esclavos africanos fueron trasladados a América, específicamente a América Latina, tuvieron que esconder muchas de sus habilidades para no ser castigados, azotados o asesinados, una de sus grandes aptitudes era la pelea. Sin embargo, para que no se dieran cuanta de que entrenaban y no se levantaran las sospechas entre los propietarios de una posible sublevación de esclavos, idearon una forma de esconderlo; por medio de la danza disfrazaban movimientos como patadas y otros golpes, así fue como nació el capoeira, deporte de combate originado entre los esclavos africanos de Brasil.



No obstante, dentro de sí llevaban algo de más valor: sus creencias, las cuales no abandonaron, lograron adaptarlas fusionándolas con las religiones locales, como es el caso del catolicismo y el cristianismo. Es así que la santería ha adquirido adeptos a lo largo de la historia y tiene buena acogida entre los pobladores, en este caso, la experiencia de la santería en Venezuela.






La santería en Venezuela es una mezcla mágica ente la religión católica, la yaruba y el espiritismo. Para los santeros venezolanos no hay motivo de disputa entre una creencia y otra: la religión católica les permite adorar a Dios y a su hijo Jesucristo, estudian su palabra y se encomiendan a todos los santos; por otro lado, el espiritismo les permite comunicarse con las almas de los muertos por medio de los "elegidos", médiums que fungen como oráculos entre el mundo espiritual y el terrenal. Finalmente, la santería yaruba les da el poder de la adivinación y de la lectura de diversos objetos mágico-religiosos, tal es el caso de los caracoles.






En la santería venezolana la voluntad a seguir es la de María Lionza, madre suprema de esta práctica religiosa y quien encabeza la "triada sagrada" junto con el indio Guaicaipuro, un cacique de estirpe indígena que combatió contra los conquistadores españoles; y el Negro Primero, otro soldado que peleó al lado de Simón Bolívar.


El 11 y 12 de octubre los pobladores se dirigen en peregrinación hacia la montaña de Sorte. Hogar de esta triada mágica en la que también concurren espiritistas de todos los rincones de la nación para que, por medio de cantos, danzas, rituales y alabanzas, los espíritus bajen y posean su cuerpo.






De entre las generosidades que la santería otorga a sus creyentes está la mejora de la situación económica o el desbloqueo de ésta, es decir, aquellas rachas en las que los bolsillos se encuentran vacíos sin importar si la persona trabaja y se esfuerza. También está la ayuda a la salud física; los adeptos acuden a los jerarcas santeros para aliviar dolencias físicas junto con otros problemas médicos. Finalmente se encuentra el poder de la adivinación, el cual requiere de sacrificio para poder realizarse. Este último factor, el sacrificio, es el motivo principal por el cual este culto es mal visto y tachado de primitivo.


Cualquiera de estos favores se lleva a cabo en medio de rituales mágicos y espirituales en los que jerarcas, médiums y adeptos danzan, ofrecen sacrificios y dejan que su identidad corpórea sea poseída por los espíritus.






-

La fotógrafa Betty Laura Zapata retrató estos rituales místicos con el fin de documentar el ascenso de este culto dentro de las prácticas religiosas venezolanas, el cual ha llegado al 30 % de la población. Sin embargo, aunque la Iglesia de Venezuela reniegue de estas creencias, hay que recordar que llegó debido a los migrantes cubanos que arribaron a Venezuela como sugerencia de Fidel Castro para que Hugo Chávez pudiera llevar su mandato con espiritualidad y pureza; en consecuencia, la población venezolana lo ha recibido como una forma más —ya que no ha llegado a suplantar, sino a complementar— de estar en contacto con el plano mágico y como medio de mejorar sus condiciones de vida.


*

Si quieres conocer más del trabajo de la fotógrafa, vivita su página oficial: Betty Laura Zapata


*

Te puede interesar:


Santería: la extraña religión que combina sacrificios con rituales

Santería, drogas y crimen en 20 fotografías de la ciudad más exótica de América


TAGS: Fotoperiodismo fotografía documental serie fotográfica
REFERENCIAS: BBC Mundo El Nuevo Herald

Corina Mendoza


Correctora de estilo / Articulista de Entretenimiento

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Tupac Amaru II: El líder indígena de la primera revolución latinoamericana Pedro Díaz Parada “El Cacique de Oaxaca”, el capo más violento y sigiloso del sur de México Las 10 pinturas más caras de artistas vivos Poema para recordar a los periodistas que defendieron la verdad hasta la muerte 100 consejos que hubiéramos querido escuchar cuando teníamos 15 años Bioenergética: cómo dominar la terapia que te liberará de la angustia del pasado

  TE RECOMENDAMOS