8 grandes ideas que fueron concebidas bajo los efectos del alcohol
Historia

8 grandes ideas que fueron concebidas bajo los efectos del alcohol

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

4 de noviembre, 2015

Historia 8 grandes ideas que fueron concebidas bajo los efectos del alcohol
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

4 de noviembre, 2015


“No bebo alcohol, no me gusta. Me hace sentir bien”.
-Oscar Levant

 

En el siglo XVIII, una famosa taberna en Estados Unidos fue sede de las primeras enseñanzas masónicas en América. Este lugar sirvió para que una de las organizaciones más antiguas y secretas del mundo comenzara a operar en el nuevo mundo, y claro, para embriagar a sus asistentes. La fraternidad, el ambiente, la música; los bares son uno de los lugares favoritos de muchas personas pues es mucho más que el alcohol -aunque también ayuda- lo que se confabula en ese sitio. Una rutina que te permite escapar de la rutina. A un bar se va a platicar, a convivir y es por eso que muchas veces grandes ideas salen de ahí.

 bar HIMYM

Hay cosas que no existirían si una o dos o más personas no hubieran estado relacionados de alguna manera con uno de estos establecimientos etílicos. Puede ser el ocio, la fatiga, la ebriedad o algo más, pero son sorprendentes las ideas que han surgido de lugares que no son conocidos por su intelectualidad sino por lo contrario. Después de ver lo que ha surgido de estos lugares puede que recapacitemos acerca de la necesidad que tenemos de que existan. No son solamente un lugar para divertirse, también lo son para crear.

  

Universidad

 bar universidad

Creer que la universidad es un foco rojo en el que los jóvenes expresan su inconformidad ante el sistema es justo la forma en que nació la institución. En el siglo XII, un grupo de estudiantes del barrio latino en París estaban bebiendo en una fiesta organizada por un estudiante alemán. Cuando el alcohol se estaba terminando, el hombre mandó a su sirviente, un niño, por más vino. En la taberna le entregaron el vino al niño y éste se quejó de que estaba rancio, por lo que fue golpeado por los comensales y el dueño. 

Esto desencadenó una pelea en el bar entre los estudiantes y la gente del bar que terminó con varios estudiantes muertos. A partir de entonces los estudiantes exigieron al rey un sindicato con el cual pudieran tener derechos propios, y así es como nació en L’Universitas Magistrorum et Scholarium Parisiensis mejor conocida como la Universidad de París.

 

-
Pet Rock

bar pet rock 

Una idea tan absurda solamente pudo salir de la mente de alguien en estado de ebriedad. Gary Dahl estaba en un bar con sus amigos escuchándoles quejarse de los problemas que les causaban sus mascotas, él dijo que la mascota perfecta sería una piedra, pues no hay que cuidarla ni alimentarla. Sus amigos rieron y la noche pasó, pero Dahl no renunció a su idea. Con un ingenioso manual lleno de juegos de palabras y chistes, hizo de una piedra la mascota perfecta. A pesar de que la empresa cerro en 1978, tres años después de que abrió, la poca inversión para manufacturar las cajas en las que incluía piedras con hojas convirtieron a Dahl en millonario quien, obviamente, usó el dinero para comprar un bar.

 

-
Marines Estadounidenses

 bar marine

En la guerra de Independencia de las 13 colonias en Estados Unidos, el comité continental del congreso se reunió en Filadelfia con la misión de establecer batallones de hombres preparados para pelear por mar o por tierra, lo que muchos conocen hoy como marines. La Tun Tavern -misma que usaron los masones antes mencionados- sirvió para este propósito, y el gerente de la taberna fue el encargado de reclutar, así que se podría decir que el primer general de los marines también era el dueño de un bar.

 

-
Quidditch

bar quidditch 

Muchos saben que la historia de Harry Potter fue ideada en un viaje en tren, y que el libro fue escrito principalmente en un café que incluso se autonombró como la cuna de Harry Potter. Pero algo que recientemente publicó Rowling es que el Quidditch, el peligroso deporte que se juega en escobas voladoras, lo ideó después de una pelea con su novio. La mujer fue a un pub tras esa pelea y después de algunos tragos redactó las reglas del mortal juego imaginando que una pelota golpeaba a su novio y lo hacía caer de la escoba.

 

-
The gift of the Magi

 bar gift magi

Las letras y el alcohol van de la mano desde que alguno de los dos inició. Sin embargo, la mayoría de los escritores se embriagaban y escribían en sus estudios; Kerouac y Fitzgerald son algunos de esos nombres, pero no O. Henry, escritor estadounidense. Se dice que él un día entró a un bar llamado Pete’s Tavern, se sentó exactamente en el tercer gabinete y escribió rápidamente The Gift of Magi. Otro escritor que era conocido por este método creativo, pero que escribía historias para conseguir bebidas gratis era Edgar Allan Poe.

 

-
Ironman

 bar ironman

Durante una entrega de premios en Hawái las copas corrían. Eso, mezclado con los cálculos de John y Judy Collins, quienes se dieron cuenta que si juntaban la carrera de natación de Waikiki y la carrera en bici alrededor de la isla de Hawái estarían cerca de llegar a la línea de inicio del maratón de Honolulu. Un poco de alcohol y platica de borrachos hizo que surgiera la idea de una carrera que incluyera bici, natación y caminata para que finalmente el ganador fuera llamado Ironman.

 

-
A few good men

bar a few good men 

Aaron Sorkin, uno de los guionistas más importantes del momento escribió la obra A few good men mientras atendía un bar en Broadway. Estar tan cerca de la alta cultura y del alcohol quizá fue lo que hizo de sus ideas algo tan original. El guionista más cotizado de Hollywood afirma que esa obra la escribió en servilletas del bar durante el primer acto de La Cage aux Folles.

 

-
Shark Week

bar shark week 

La semana más televisada en Discovery Channel es la dedicada a estos monstruos marinos. Para que alguien llegara a la conclusión de que a la gente le encanta ver tiburones y que una semana repleta de ellos sería lo mejor que le podría pasar a un canal de ciencia y educación, tuvieron que pasar varias horas en un bar hasta que un ejecutivo, sin previo aviso, gritó: “¿Saben que sería grandioso? ¡Una semana de tiburones!”.

-

Te puede interesar: Los inventos más ridículos de la historia


***
Fuente: Thechive


Referencias: