Historia

Guillermo González Calderoni, el más poderoso comandante de la PGR y capo del narco

Historia Guillermo González Calderoni, el más poderoso comandante de la PGR y capo del narco

Guillermo González Calderoni estaba dispuesto a hundir a Salinas de Gortari, pero profesionales lo asesinaron antes de que pudiera contar su historia

“Sabía demasiado”, es la frase que se lee en el epitafio de Guillermo González Calderoni, quien fue asesinado en febrero de 2003 en McAllen Texas, Estados Unidos. Su asesinato es considerado como “un crimen perfecto” ya que fue planeado a la perfección por profesionales, y quienes hasta la fecha sólo han sido reconocidos como un hombre afroamericano y otro de color, quienes -según testigos- huyeron en un auto que presuntamente estuvo en México, pues la calcomanía que portaba fue encontrada en el parabrisas de un auto de la Cruz Roja Mexicana. 


LEE: 

Miguel Ángel Félix Gallardo, el primer narco en traficar cocaína en México

Operación Cóndor en México: el inicio de la lucha contra el narco

Guillermo González Calderoni, el más poderoso comandante de la PGR y capo del narco 1

La historia de Guillermo González Calderoni, comienza en 1983 y su ingreso a la Procuraduría General de la República como Fiscal General, bajo el mando de Javier Coello Trejo “El Fiscal de Hierro”. Dentro de la PGR rápidamente escaló posiciones con los más poderosos políticos y se le vinculó con el Cártel del Golfo, así como el Cártel de los hermanos Arellano Félix. Calderoni incluso fue considerado como uno de los jefes policiales más poderosos durante el sexenio de Carlos Salina de Gortari. 


El gran poderío que ostentaba González Calderoni, lo llevó a relacionarse con agentes de la DEA y el gobierno estadounidense. Hay versiones que afirman, que Calderoni fue el encargado del secuestro -por orden de la DEA- y traslado ilegal a Estados Unidos del médico Humberto Álvarez Machaín, quien fue acusado de mantener con vida el mayor tiempo posible al agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena, mientras este fue torturado hasta la muerte. 


ARTÍCULOS RELACIONADOS: 

Amado Carrillo, el capo que se convirtió en “El Señor de los Cielos”, y cuya muerte sigue como un misterio

Ernesto Fonseca "Don Neto", el capo en prisión domiciliaria

Guillermo González Calderoni, el más poderoso comandante de la PGR y capo del narco 2 "El Pablote"El primer “triunfo” de Calderoni llegó con la captura del narco Pablo Acosta “El Pablote” en 1987, a quien se enfrentó a tiros en la ciudad de Ojinaga, Chihuahua, lo que le valió el reconocimiento de las autoridades policiacas. Su segundo mayor reconocimiento llegó con la captura de Miguel Ángel Félix Gallardo en 1989, sin embargo, el “Jefe de Jefes”, después aseguraría que se trató de una traición por parte de Calderoni. Félix Gallardo aseguró a La Jornada que conocía bien a Guillermo González Calderoni, pues él era el encargado de repartir las plazas a los narcos. 


Guillermo González Calderoni, sabía con mucho anticipo quién o quiénes serían los próximos nombramientos dentro del gobierno mexicano, así como de las capturas y sentencias, información que supo vender al mejor postor, pues nunca estuvo del lado de nadie, sólo del dinero que podría generar. Pero la suerte no siempre estaría de su lado, pues ya para la década de los 90, fue acusado de enriquecimiento ilícito, y huyó a Estados Unidos bajo la protección de la DEA. 

Guillermo González Calderoni, el más poderoso comandante de la PGR y capo del narco 3 Miguel Ángel Félix Gallardo

Durante 10 años, el gobierno mexicano buscó la forma de extraditarlo, aunque sin mucho éxito, pues cuando González Calderoni se enteró de que era buscado por las autoridades por sus vínculos con el narco, él siguió aprovechando la información con la que contaba, y señaló que estaría dispuesto a volver a México y rendir declaración en contra del Raúl Salinas de Gortari -hermano del presidente-, quien aseguraba le había ordenado matar a dos colaboradores de Cuauhtémoc Cárdenas -entonces candidato a la presidencia-, a cambio de protección. Sin embargo, sus acusaciones en contra de los grandes políticos mexicanos jamás llegaron a concretarse pues fue asesinado antes de que pudiera dar más información puesto que “sabía demasiado”. 


TE PODRÍA INTERESAR: 

Héctor “El Güero” Palma: violento, sanguinario y líder del Cártel de Sinaloa

Alberto Sicilia Falcón “El barón de las drogas”, el narco cubano que logró fugarse del Lecumberri