La historia real detrás de Kong Nyong, el niño que sobrevivió al buitre

La historia real detrás de Kong Nyong, el niño que sobrevivió al buitre

Por: Abril Palomino -

¿Recuerdas esta polémica fotografía? Aquel niño sobrevivió y su historia es sorprendente


En 1993, el New York Times publicó una fotografía que paralizó al mundo: un niño pequeño severamente desnutrido, se miraba acechado por un buitre a solo unos metros de distancia. La foto fue tomada en la aldea de Ayod, Sudán por el fotógrafo sudafricano Kevin Carter. Esta imagen pronto se convirtió en un símbolo de los problemas que se viven en África. Carter fue premiado con el Pulitzer por esa imagen, pero también fue severamente criticado por su aparente indiferencia, el fotógrafo se suicidó un año después de tomar la imagen.

  Artículos Relacionadosconsejos-para-tomar-fotos-de-un-fotografo-profesionaltecnologiaLos consejos de un fotógrafo para hacer imágenes como un profesional de NatGeo

  Artículos Relacionadosla-historia-de-la-fotografia-de-omayra-sanchez-word-press-photohistoriaLa historia de la fotografía de la niña que falleció atrapada en escombros

Kong Nyong

Kevin Carter tuvo la oportunidad de aclarar que el niño de la foto se encontraba con vida y fuera de peligro, sin embargo, tras el suicidio del fotógrafo, no se supo más del protagonista de su polémica estampa.

La historia de Kong Nyong, el niño que sobrevivió al buitreFoto: The New York TimesEl nombre del niño era Kong Nyong y en ese momento se encontraba en una estación de ayuda alimentaria improvisada de la ONU, dirigida por personal sanitario francés. Carter visitó este sitio precisamente para documentar y denunciar la hambruna y la guerra a la que se enfrentaba Sudán. Esto fue parte de una iniciativa de la Operación Lifeline Sudán, que contaba con reporteros gráficos, para informar sobre las condiciones.

El niño había sido diagnosticado con desnutrición severa, y estaba a punto de ser atendido antes de la fotografía. Kong Nyong se recuperó, superó la hambruna y otras dificultades, y vivió 14 años más. Desafortunadamente, en el año 2007 Kong Nyong murió de "fiebres", según su familia.

Kong Nyong, el niño que sobrevivió al buitreFoto: El ImparcialLa fotografía apareció por primera vez el 26 de marzo de 1993 y se distribuyó en todo el mundo. En el pie de foto se podía leer «Una niña, debilitada por el hambre, se derrumbó recientemente a lo largo del camino hacia un centro de alimentación en Ayod. Cerca, un buitre esperaba». La fotografía se utilizó en carteles para recaudar fondos para organizaciones de ayuda. Lo habían publicado periódicos y revistas de todo el mundo, y la reacción pública inmediata fue enviar dinero a cualquier organización humanitaria que tuviera una operación en Sudán.

  Artículos Relacionados25-fotografias-historicas-olvidadas-por-la-historiafotografia25 fotografías olvidadas por la historia

  Artículos Relacionadoshistoria-de-la-foto-ganadora-del-world-press-photo-2020historiaLa historia detrás de la foto ganadora del World Press Photo 2020 

Kevin Carter

Kevin Carter, nació el 13 de septiembre de 1960 en Sudáfrica, durante su infancia fue testigo de muchas redadas policiales para arrestar a negros que vivían ilegalmente, su familia se mostraba indiferente ante estos sucesos, pero Kevin lo encontraba indignante. A sus 20 años comenzó a documentar ejecuciones públicas a manera de denuncia y así comenzó su carrera como fotoperiodista. 

En 1993, tras la publicación en el New York Times de la fotografía de Sudán, Carter aclaró que el niño intentaba llegar a un centro de alimentación de la ONU, por su parte, después de tomar sus fotografías, ahuyentó al pájaro y observó cómo el niño fue auxiliado. Luego se sentó debajo de un árbol, encendió un cigarrillo y lloró.

La historia de Kevin CarterFoto: Kevin CarterEn abril de 1994, Carter ganó el Premio Pulitzer de Fotografía de Largometraje. Un par de meses después, el 24 de julio de 1994, Carter se suicidó por intoxicación de monóxido de carbono a la edad de 33 años. Según la revista Time, en su nota de suicidio se podían distinguir las siguientes frases:

«En serio, en serio lo siento. El dolor de la vida anula la alegría, hasta el punto de que la alegría no existe. ... deprimido ... sin teléfono ... dinero para alquilar ... dinero para manutención de niños ... dinero para deudas ... dinero !!! … Me atormentan los vívidos recuerdos de asesinatos y cadáveres, ira y dolor… de niños hambrientos o heridos, de locos con gatillo fácil, a menudo policías, de asesinos verdugos…».

Su historia aparece en la película de 2010, The Bang-Bang Club, en la que fue interpretado por el actor Taylor Kitsch.

En portada:  El Imparcial

Te podría interesar:

La historia de la fotografía de la niña que falleció atrapada en escombros

Frida Kahlo a color en 13 fotografías poco conocidas

Cursos de la UNAM para aprender inglés y francés gratis

Referencias: