NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La trágica historia de los niños autistas en el Holocausto que nadie te contó

20 de diciembre de 2017

Diego Cera

Como parte de los programas de exterminio nazi, los niños con autismo estuvieron por mucho tiempo en peligro de muerte. Sin embargo, un hombre hizo hasta lo imposible por mantenerlos a todos a salvo.



Reconocer a un héroe en su momento a veces es un asunto imposible, tanto que en 1988 —43 años después de terminado el conflicto nazi— la BBC tuvo la oportunidad de hacer un programa especial para reconocer la labor de una figura muy importante para muchas de las víctimas del Holocausto: Nicholas Winton. El banquero inglés que ayudó a 669 niños a escapar de los horrores del régimen de Adolfo Hitler finalmente pudo reunirse con algunos de esos chicos a los que rescató del terror, mismos que con el más fuerte de los abrazos le hicieron llegar su eterno agradecimiento por alejarlos del terrible destino que les esperaba de haber permanecido en sus ciudades natales.



Así como la de Winton, todavía hoy permanecen casi en completo anonimato toda una serie de historias que cuentan las hazañas de estos hombres y mujeres que, aun sabiendo que podían perderlo todo, estaban dispuestos a ayudar con tal de asegurar que fueran menos las personas que sufrieran de la política de exterminio del Tercer Reich. La Universidad de Viena, por ejemplo, fue testigo de uno de estos actos cuando en, 1944, el programa de exterminio secreto contra niños discapacitados llegó hasta las oficinas del doctor Has Asperger, un hombre que trabajaba con niños autistas para detectar y se esforzaba en tratarlos con el fin de que fueran capaces de reintegrarse a la sociedad.



Según reportes de la propia Gestapo, en las clínicas de Asperger había niños con torpeza social, comportamientos precoces y una obsesión enfermiza por normas, nombres y horarios. Dichas conductas, al ser consideradas extrañas ponían a estos niños como candidatos perfectos para ser enviados a los campos de exterminio para que sus cerebros fueran extraídos y estudiados por los científicos del Führer con el fin de encontrar en ellos algún beneficio para las investigaciones destinadas a llegar –por fin– al súper hombre.



Conociendo plenamente que incluso las madres de estos niños eran propensas a ser asesinadas al considerárseles "mujeres nevera" —este nombre fue acuñado a las mujeres frías que daban a luz "hijos enfermos"—, Asperger decidió dictar una conferencia para convencer a los alemanes de que sus pacientes infantiles no representaban ninguna carga inútil para la sociedad; sino todo lo contrario.


Para sustentar su hipótesis, el doctor dividió a sus pacientes en dos grupos: los de bajo funcionamiento y los de alto funcionamiento, llamando a estos últimos "sus casos más prometedores", pues eran aquellos que presentaban habilidades cognitivas e intelectuales superiores a las del resto, su único problema era su incapacidad de convivir con los demás; de ello prometió encargarse Asperger.



Hasta nuestros días, los términos propuestos por Asperger siguen vigentes; sin embargo, cada vez son menos los doctores que los utilizan, pues están conscientes de que detrás de ellos hay una historia oscura y trágica que, más allá de ser olvidada, debe ser asumida con mucho respeto, pues se trata de uno de los muchos actos heroicos que se realizaron en pos de proteger a toda una comunidad de niños que estaban en todo su derecho de vivir sin importarles nada más.


TAGS: Segunda guerra mundial Nazismo Trastornos mentales
REFERENCIAS: Columna Cero NPR

Diego Cera


Articulista Senior

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

12 cosas que debes tomar en cuenta cuando salgas de viaje con tu mascota Guía básica para visitar un Pueblo Mágico por primera vez Los momentos más incómodos y asquerosos de una pareja enamorada en 12 fotografías 8 predicciones que estaban escondidas en una de las pinturas más famosas de la historia y no sabías Fraude, muerte y otras cosas de las que nadie habla sobre el ritual de la ayahuasca Libros clásicos que deberías leer en inglés para mejorar tu vocabulario

  TE RECOMENDAMOS