El día que el gobierno censuró la información sobre el VIH y desató una epidemia

Lunes, 22 de enero de 2018 18:49

|Eduardo Limón
historia del vih

Ignorancia, prejuicios y sesgos de comunicación; todo lo que nos hizo perder la vida ante el Virus de Inmunodeficiencia Humana.



Neumonía ocasionada por neumocistis. Así fue diagnosticada la primera oleada de pacientes con VIH. Faltaban años para conocer sus causas, sus formas de contagio y las medidas tanto preventivas como de atención ante la enfermedad. Para lo que sí tenían tiempo el mundo y disposición los gobiernos fue para denominarle prematuramente al virus “El cáncer gay”; un mote que de hecho sigue causando estragos en la comunidad. Eran los incipientes años 80, los estigmas del conservadurismo comenzaban, las discriminaciones sexuales eran los frutos del día a día y la comunidad LGBT+ se alzaba para el derrumbe de todas esas políticas, estéticas y estupideces que alimentaban o perjudicaban a los seropositivos y pacientes de SIDA.


historia del vih 1


Fue el 5 de junio de 1981 cuando el virus se mencionó por primera vez en una publicación médica. Entonces se pensaba que éste sólo atacaba a hombres homosexuales, se especulaba sobre su origen e incluso se mencionaba que había comenzado como una enfermedad en los simios –dando cierta actitud animal o bestial al coito entre personas del mismo sexo– y se tomaban medidas absurdas para su cuidado en todo tipo de espacios; lavar con lejía las paredes de una habitación donde los contagiados habían permanecido más de cierto tiempo, por ejemplo.


historia del vih 2


El punto crucial de esta historia es cuando, en realidad, médicos y gobiernos se dieron cuenta de que no sólo gays se infectaban, que incluso no se necesitaba ningún tipo de contacto sexual para contraer este virus. Al igual que muchos hombres gay en la década, jóvenes y adultos de todas condiciones vivían una sentencia de muerte que les aislaba del mundo entero. ¿Cómo fue que pasó esto? ¿Había motivos para que el gay disease se saliera de control y pusiera cabeza abajo a la especie humana?


historia del vih 3


Sí. Todo fue consecuencia de una revolución sexual –necesaria y urgente– que a su vez tuvo que hacer frente a una serie de sistemas gubernamentales –innecesarios y letales– que ocasionaron la pandemia que significó el VIH a finales del Siglo XX. La llamada “Edad de oro de la promiscuidad” en los 70 y los disturbios de Stonewall en 1969 fueron los dos puntos para que la sociedad humana se abriera paso en un camino de visibilidades, protestas, nuevas prácticas y juegos sociales que específicamente el gobierno norteamericano no supo manejar. Que las políticas estadounidenses decidieron silenciar y arrojar a los infiernos de la desinformación y el juicio burdo.


historia del vih 4


Las píldoras anticonceptivas, la legalización del aborto y los antibióticos desarrollados para muchas enfermedades de transmisión sexual hacían ver mínimos a los riesgos del sexo; pero al mismo tiempo, los sesgos de información, las denuncias dentro de los grupos religiosos y el apoyo de una presidencia conservadora contrarrestaban ese peso. Formaban una coalición de muerte y vidas fallidas que desencadenó en una historia de terror en los tardíos 80 y principios de los 90.


historia del vih 5


El Dr. Alvin Friedman-Kien, un dermatólogo y virólogo del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, encontró en aquel entonces algo que se conoció como sarcoma de Kaposi, un tumor que normalmente aparece sólo en hombres mayores de Europa oriental o en los jóvenes homosexuales del Mediterráneo. En ese momento, los casos de “cáncer gay” surgían en San Francisco.


historia del vih 6


En Los Ángeles ocurría algo similar; el Dr. Michael Gottlieb distinguió a pacientes de neumonía por neumocistis entre enfermos gay. Conjugando los casos de sarcoma de Kaposi que Friedman-Kien y otros médicos habían observado con los síntomas de neumonía recién identificados, se indicaba que una enfermedad infecciosa amenazaba al sistema inmunológico de muchos hombres. El problema fue pensar –por parte del gobierno norteamericano– que eran exclusivamente los hombres homosexuales quienes estaban en riesgo.


historia del vih 7


Durante los largos años de mandato que tuvo Reagan y sus múltiples simpatizantes para una sociedad miope y protectora de las buenas conciencias, se propagó una discriminación hacia los detectados y una vuelta de moralidad tan chabacana, que sólo existían dos respuestas viables ante tal escenario. 1) Era imposible volver al clóset o a los celibatos que tanto habían costado ser destruidos, y 2) era igual o más difícil pensar que la comunidad dejaría de tener sexo ante lo que parecía una enfermedad inventada por los obtusos dirigentes de Estado.


historia del vih 8


Desinformación sobre el uso de condones, poco conocimiento compartido sobre sus medios de contagio, crucifixión a la diversidad sexual y nocivas políticas de celibato fueron los elementos fundamentales para que la gente siguiera fornicando sin cuidado y el coito homosexual se hiciera un acto más político y contestatario que antes, anulando toda posibilidad de refrenar los riesgos. Bajo la Administración Reagan –con la adopción de la Ley Vida Familiar de Adolescentes en 1981– se difundió por el país (y el mundo entero) una arcaica educación sobre abstinencia y sexualidad que enseñaba a los jóvenes sobre los efectos nocivos del sexo premarital y ocultaba los beneficios de los anticonceptivos y otros métodos de cuidado. Acto que, de hecho, no frenó los impulsos de la adolescencia, mantuvo en secreto las actividades sexuales de peligro y normalizó al VIH como una enfermedad propia de los “invertidos”.


historia del vih 9


También la falta de apoyo económico y de valor a las investigaciones de salud, de tinte sociológico y de acompañamiento humano ocasionaron que en los años por venir –específicamente los 90– pareciera que todo el mundo moría de SIDA, que con sólo estrechar una mano podías enfermar y que no había más destino que la muerte al ser un portador del virus. Las consecuencias de Reagan y sus 107 millones de folletos desinformativos eran principalmente estragos durante la última década del siglo. La discriminación, médicos que en realidad no atendían a sus pacientes y la revelación de que hombres y mujeres heterosexuales estaban infectados complicó todavía más el panorama.


historia del vih 10


­­­Lo que nos ha matado por años ni es un virus propio de lo no-heterosexual ni una vida promiscua que sólo desmorona la importancia de la familia, es el silencio del gobierno y sus campañas de salud, es el subyugo informativo que ejerce Estados Unidos sobre el resto del mundo. Es, en suma, la idea americana de que la moralidad se relaciona directamente con la salud y de que los temas de índole sexual son mejores si se guardan en silencio.


*

Puede interesarte:


Nacieron hombres pero decidieron ser "mujercitos"

El cruel castigo para la homosexualidad en el México Colonial


Eduardo Limón

Eduardo Limón


Editor de Fotografía y Moda
  COMENTARIOS