PUBLICIDAD

HISTORIA

La verdadera historia detrás de Aftermath, la nueva película de terror en Netflix

Como buena película de terror que se respete, los sucesos que le pasan a Kevin y Natalie están basados en hechos reales, y en esta ocasión dan más desesperación que la ficción

Aftermath sigue la historia de Kevin y Natalie, una pareja que, en un último intento por salvar su matrimonio, compran una nueva casa donde empiezan a ser atormentados por un desconocido. Si bien en un principio parece que las causas detrás del acoso son paranormales, al final de la película descubrimos que se trata de un acosador real y, aunque Aftermath sea ficción, la historia está basada en un caso verdadero de una pareja que sufrió constantes acosos en su nuevo hogar.

El terrible caso de Jerry Rice

La historia se basó en las experiencias de Jerry Rice y su esposa Janice Ruther, un matrimonio que en 2015 contó el verdadero terror que pasaron en su hogar en San Diego.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En ese entonces Janice estaba embarazada, y al ver la casa en venta, pensaron que era el lugar perfecto para empezar su familia. Pero lo que debía ser una vida perfecta empeoró de la noche a la mañana cuando empezaron a sufrir un acoso sin explicación aparente.

Primero se percataron que su nuevo hogar aparecía como disponible en distintos sitios de venta, después dejaron de recibir su correo y el acoso llegó a tal punto que sus mismos vecinos recibían cartas de amor por parte del matrimonio que, obviamente, ellos nunca habían enviado.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lo peor, sin embargo, ocurrió después de que nació su hija. Cuentan a la revista People, que de alguna forma el nombre, foto y dirección de la recién nacida habían sido publicados en sitios web para que desconocidos tuvieran relaciones con ella mientras nadie se encontraba en casa.

La persona detrás de todo

Ya era suficiente. Desesperados, la pareja llevó a cabo una investigación junto con las autoridades y finalmente dieron con el culpable detrás de todo: Kathy Rowe, una mujer de 53 años que había realizado todo este acoso como una ‘venganza’ y para liberar su frustración.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Kathy reveló en su juicio que al principio lo hizo todo por agotamiento de cuidar a su hija y esposo, ambos enfermos. Posteriormente, en una entrevista con ABC, también dijo como sentía que se le había sido arrebatado su hogar, pues ella también había intentado comprar la casa de Jerry y Janice, pero no tuvo éxito:

«Cuando entré, me sentí como en mi casa ... es casi como, ya sabes, escuchar a los pájaros azules cantar y tocar música. Entré, era mi casa». Rowe se declaró culpable por acoso, y fue sentenciada a un año bajo supervisión domiciliaria y 5 años de libertad condicional.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La historia llevada a la pantalla grande

Es claro que Aftermath no es una copia literal del caso de Jerry Rice, pero sí es posible encontrar varios paralelos entre la pesadilla que vivió el matrimonio de San Diego y la que viven los protagonistas de la película.

En una parte de la película, por ejemplo, también sucede que la nueva casa del matrimonio aparece a la venta en diversos sitios web, y al igual que en la vida real, el culpable detrás de todo es una persona y no algo paranormal, aunque sus motivos son muy distintos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aftermath ya está disponible en Netflix y, aunque pueda parecer una historia poca realista, recordar que hasta cierto punto algo así paso en la realidad le da un nuevo nivel de terror.

*Con imágenes de: Indie Hoy, People.com, Distractify, La Nación, Intouch.news

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD