La inundación que hizo desaparecer a la Ciudad de México por 5 años

La inundación que hizo desaparecer a la Ciudad de México por 5 años

Por: Carolina Romero -



Quienes viven en la Ciudad de México saben que es la ciudad de las rarezas. Millones de historias se entrecruzan todos los días en este pequeño cuenco que alberga ya casi 9 millones de personas. Resulta increíble cómo sólo algunos pocos conocen datos cruciales, hechos de los que esta urbe ha sido testigo, o ¿sabías tú que cuenta con la mayor cantidad de palacios en el continente Americano?, o ¿conocías que la Basílica de Guadalupe es el segundo santuario católico más visitado del mundo, después del Vaticano? Aún más... ¿sabías que estuvo bajo las aguas por casi 5 años?

Un enorme cielo gris de septiembre de 1629 no tuvo piedad y arrojó un aguacero que no cesó durante 36 horas —incluso, hay quienes aseguran que fueron 40—. Los niveles del lago de Texcoco crecían sin detenerse, las aguas ascendieron hasta anegar todo Tenochtitlán; la única parte que quedó a salvo fue una pequeña porción de Tlatelolco y la plaza mayor. Un aluvión provocado por la lluvia ayudó aún más a la acumulación de agua y lodazal.

Según los cronistas, esta terrible inundación duró cerca de 5 años. Simplemente no había manera de liberarse del agua. Los sistemas de desagüe eran completamente insuficientes. Había apenas pasado un siglo de la conquista; los españoles no tenían ni idea de las pocas previsiones que se hicieron de la construcción de Palacios. Recordemos que se encomendó a Alonso García Bravo —soldado y alarife español— la traza de la Ciudad de México. La imposición de la Conquista implicó la destrucción de las estructuras hidráulicas que los indígenas tenían en Tenochtitlán antes de la llegada de los españoles. 


La inundación que hizo desaparecer a la Ciudad de México por 5 años 1


 

Esta inmensa lluvia trajo mucho más que sólo agua a la ciudad. Entre otras cosas, las afectaciones alcanzaron diversos ámbitos; el cese de la producción agrícola ocurrió debido a que la mano de obra estaba destinada a drenar el valle. El comercio también se vio enormemente afectado, no había manera de transportar los productos, por lo que los precios aumentaron considerablemente, afectando aún más la vida de las personas. Además, almacenar lo que ya se tenía también fue un problema; grandes cantidades de alimentos se echaron a perder. Por si fuera poco, los impuestos también aumentaron, pues la autoridad necesitaba proveer de recursos para solventar la situación.

Los más afectados fueron las personas que vivían en la periferia. El número de muertos ascendió a cerca de treinta mil. Algunos aseguran que luego de esta inmensa lluvia sólo sobrevivieron cuatrocientas familias. La dominación seguía ejerciéndose; fueron los indios quienes reconstruyeron todo, salvaron edificios, volvieron a dar vida a la agricultura; en fin: los que volvieron a levantar la Ciudad.


La inundación que hizo desaparecer a la Ciudad de México por 5 años 2


Como lo marca María Soledad Cruz Rodríguez en su texto: «La inundación también marcó un cambio importante en los tipos de construcción de la ciudad. La reconstrucción de la urbe permitió la edificación de obras mucho más suntuosas que las que existían a principios del siglo XVII, se hicieron cúpulas más altas y casas de dos pisos».

   El panorama era tal que se pensó en abandonar la ciudad y mudar a Tacubaya o a Pantitlán. Incluso, algunos aseguran que cuando la noticia llegó a España, el rey Felipe IV ordenó que se iniciara la construcción en un lugar más solidificado. Sin embargo, los habitantes se negaron a ello y se quedaron. Es cierto que muchos españoles que tenían el recurso para hacerlo, se mudaron a Puebla de los Ángeles, pero muchas otras familias se negaron a abandonar lo que hoy es el primer cuadro capitalino.


La inundación que hizo desaparecer a la Ciudad de México por 5 años 3

 

Todo era desolación. La esperanza flaqueaba cada minuto. Era una emergencia real donde la subsistencia era la preocupación diaria. Como sucede a menudo cuando absolutamente todo va mal, la fe creció. Como lo narra el jesuita Francisco Javier Alegre:

 

«En balcones, en andamios colocados en las intersecciones de las calles y aun en los techos se levantaron altares para celebrar el santo sacrificio de la misa, que la gente oía desde azoteas y balcones, pero no con el respetuoso silencio de los templos, sino con lágrimas, sollozos y lamentos, que era un espectáculo verdaderamente lastimoso».


Curiosas escenas se presentaban cotidianamente. La gente recurrió a la intercesión de la virgen de Guadalupe y las autoridades civiles y eclesiásticas, quienes acompañadas por gran cantidad de gente del pueblo, organizaron una procesión sin precedentes en la historia de México: a bordo de vistosas embarcaciones –canoas, trajineras, barcazas– la Guadalupana fue llevada desde su santuario en el cerro del Tepeyac hasta la Catedral de México.

 

La inundación que hizo desaparecer a la Ciudad de México por 5 años 4


-

Como pudiste darte cuenta, las fotografías que te mostramos sólo son ilustrativas, pues no existe evidencia visual que dé cuenta de este evento en particular de 1629. Sin embargo, hay un registro tangible del suceso; en la esquina con Motolinía y Madero está incrustada una cabeza de león, se dice que ésta indica hasta dónde llegaba el agua. Aún hoy puede verse. Tómate unos segundos frente a ella la próxima vez que pases por ahí.


**


Si quieres saber más datos históricos sobre esta increíble ciudad, conoce al artista indígena que pintó a la Virgen de Guadalupe y fue olvidado por la historia y descubre los 5 mitos del Antiguo Egipto que siempre creíste ciertos.


*
Referencias

La emergencia de una Ciudad Novohispana. La Ciudad de México en el siglo XVII.
La gran inundación, vida y sociedad en la Ciudad de México
Segob
Imer
INEGI


Referencias: