La terrible historia de Keiko, la orca que vivía en una alberca de la CDMX

La terrible historia de Keiko, la orca que vivía en una alberca de la CDMX

Por: Beatriz Esquivel -

Esta es la triste historia de Keiko, la orca que aunque fue un hito generacional, falleció en el olvido.

¿Recuerdas Liberen a Willy? Sí, esa película que junto con Flipper y otras producciones le dio la vuelta al mundo y a todo tipo de series y películas que involucraban a animales desde perros hasta orcas. Si respondiste que sí entonces es probable que también recuerdes a Keiko, la orca que le dio vida Willy, pero…

¿Sabes qué pasó con ella o que antes de las películas ella vivía en la Ciudad de México? 

Relacionadoachoques-salamandras-parecidas-al-ajolote-en-peligroAchoque: el adorable primo del ajolote que está a punto de desaparecer en México

Keiko antes de Liberen a Willy 

La historia de Keiko se remonta a 1979, cuando fue capturada en Islandia y llevada a Canadá, lugar en la encontrarían y verían la posibilidad de crear un modelo de negocio exitoso en torno a los shows de animales marinos. 

También se trató del inicio de una vida en cautiverio que si bien se caracterizó por el cuidado de personal humano que trató todas sus condiciones de salud, así como el entrenamiento con la pelota y todo tipo de cuidados, también estuvo marcada por la controversia, el interés económico y hacia el término de su vida por la búsqueda del contacto humano y al final el olvido. 

keiko en una alberca

Durante su estancia en Canadá, Keiko, que para ese entonces llevaba el nombre de Kishka y había sido un regalo de los vendedores de orcas. En aquel entonces, Keiko era prácticamente un cachorro, además de pequeño y sumiso, las demás Orcas lo golpeaban. De tal forma, con un pago de 200 mil dólares, este pequeño ejemplar pasó a ser la futura estrella mexicana que se instalaría en el entonces parque de atracciones Reino Aventura. 

Keiko arribó a México un 2 de febrero de 1986, después de que encubrieron su viaje en avión diciendo que se trataba de un motor, junto a él viajó Jose Luis, el veterinario encargado de encontrarla y en años posteriores de cuidarla y entrenarla, así como de evitar que el animal fuera sobreexplotado.  

  Artículos Relacionadosmisterio-tragedia-ballenas-grises-costa-oceano-pacificotecnologiaEl misterio detrás de la desaparición de más de mil ballenas grises en el Pacífico

  Artículos Relacionadosobras-de-arte-de-la-caza-de-ballenas-en-japonarte8 obras de arte que retratan la terrible caza de ballenas en Japón

La vida después de Liberen a Willy

Sin embargo, años después, en 1993, Keiko fue elegida como la estrella protagonista de Liberen a Willy que involucró tres filmes que al final de su proyección logró sensibilizar a toda una generación sobre la implicación de mantener animales en cautiverio —a pesar de que en el caso de las orcas, éstas generalmente viven más años—.

De acuerdo con el testimonio en Nexos, hasta el propio hijo de José Luis le pidió que había que hacer algo por liberar a Willy, sin notar que se trataba de la misma orca que su padre cuidaba desde casi una década. 

keiko saltando en el aireFoto: One Green Planet

La película fue el inicio de una complicado periodo en el que sus dueños intentaban deshacerse de Keiko, algunos parques más grandes rechazaban su compra por sus condiciones médicas o el tipo de cuidados que requería, mientras que otros luchaban por su liberación. 

Estos últimos fueron los que consiguieron comprar a Keiko, Un biólogo que pretendía transcicionar a Keiko de la vida en cautiverio a la vida silvestre consiguió reunir un millón de dólares, así como otros 10 millones que se utilizarían para construir una alberca en el acuario de Oregon. 

  Artículos Relacionadoshistoria-de-ely-ultimo-elefante-ciudad-de-mexico-aragonhistoriaLa oscura historia del último elefante de la Ciudad de México

  Artículos Relacionadosdia-tigres-fueron-declarados-una-plaga-y-se-extinguieronhistoriaEl día que los tigres fueron declarados una plaga y llevados al borde de la extinción

Sin embargo, después de la llegada de Keiko a este lugar y de dos años en los que los entrenadores mexicanos consiguieron dejarlo a cargo con sus nuevos entrenadores, lamentablemente su historia pasó al olvido. Cuando el efecto que Liberen a Willy provocó se terminó, también lo hicieron las donaciones, por lo que lo que era una orca que podría alguna vez adaptarse fácilmente a la vida en el océano, pronto fue una orca olvidada en su alberca. 

keiko orca en el marFoto: International Mammal Project El mismo biólogo posteriormente ayudó a que Keiko fuera trasladado de nuevo hacia su natal Islandia. Con sus lesiones curadas —como un papiloma por estrés que había desarrollado desde sus tiempos en Canadá—, Keiko entonces fue liberada en Islandia, donde en busca del contacto humano comenzó a nadar junto a un barco, así como acercarse a los humanos en las playas. 

Su vida en libertad tuvo una corta duración, pues sólo sobrevivió 2 meses antes de que su cuerpo apareciera inerte en la playa; el diagnóstico era neumonía. Sin embargo, Keiko nunca logró aprender a cazar, su liberación había sido precipitada y poco pensada para un animal que antes que sus congéneres, conoció la calidez humana. 

Este artículo fue publicado originalmente el 8 de enero de 2020 y ha sido actualizado. 

Te podría interesar: 

La oscura historia del último elefante de la Ciudad de México

Por qué nos quedaríamos sin comida si las abejas se extinguen

El mosquito negro mexicano que podría quitarte la vida con su picadura

Referencias: