La caminata de la muerte donde los muertos guían a los vivos
Historia

La caminata de la muerte donde los muertos guían a los vivos

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

17 de noviembre, 2016

Historia La caminata de la muerte donde los muertos guían a los vivos
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

17 de noviembre, 2016





A 8 mil kilómetros de altura sobre el nivel del mar, las bocanadas no alcanzan y el aire gélido complica respirar el poco oxígeno que queda disponible. En The Arrival, la película que explora la posibilidad de comunicarnos con una raza extraterrestre. Las extremidades se enfrían y es necesario mover continuamente cada dedo y tocarlo con los demás para evitar el congelamiento súbito. El ritmo cardiaco aumenta conforme el ascenso continúa y cada paso cuesta más que el anterior. Por un momento, la mente pierde dimensión de lo que ocurre a su alrededor y obliga a las piernas a reaccionar por inercia, para evitar morir de frío.

Cada hora, cada metro exige el doble del anterior. Cuando parece que las condiciones físicas están totalmente rebasadas y el cuerpo no responde, la mente encuentra una salida para subsistir, para seguir avanzando y conservar las funciones vitales con una voluntad infranqueable que lucha por no desistir.

everest subiendo

Se trata de la cima del mundo, el sitio que los antiguos sherpas consideraban sagrado. La montaña está llena de sabiduría y el karma que guía cada acción desnuda la realidad de cada persona, que se precipita como avalancha conforme el ascenso, donde se va despojando de todo lo demás y sólo queda el sentido más humano ante la fuerza intempestiva de la naturaleza. 

En tibetano, el Everest fue llamado cuomlangma-feng, que significa Madre del Universo. Desde principios del siglo XX, más de 250 personas han fallecido intentando conquistar la montaña más alta del planeta Tierra. En el sinuoso camino, los sherpas se ayudan del conocimiento milenario de los alrededores de la montaña, pero nunca pierden el respeto ante el poder de la naturaleza. A 7 mil 500 metros de altura, a menos de un kilómetro de la cima, las condiciones atmosféricas recrudecen y el viaje se torna dramático. El hielo perpetuo dificulta el ascenso y se alcanza la parte más técnica de la escalada, el sitio donde es imposible aclimatar el cuerpo y cada paso significa un desgaste mayúsculo: la Zona de la muerte.

everest campamento

En este lugar no existe una sola señal de presencia humana. Los tanques de oxígeno quedan atrás, el sendero desaparece bajo el clima y viento inclemente y el refugio más cercano yace a más de 6 horas. La intuición, experiencia y conocimiento de los sherpas los guían hasta este punto, además de otros guías involuntarios que con el tiempo se hicieron parte del entorno y funcionan como un duro recordatorio de la seriedad del ascenso:

Se trata de más de 200 cadáveres que yacen en puntos estratégicos del Everest y funcionan como guía para los vivos. Personas que intentaron conquistar la montaña sagrada y sólo encontraron el rigor de un espacio donde manda la naturaleza y a veces coloca con justicia al hombre en su real medida. Montañistas, tanto principiantes como expertos que subestimaron la Zona de la muerte y encontraron el final congelados.

everest top coma

A pesar de los intentos por rescatarlos, a 8 mil metros de altura la vida se convierte en un buen preciado que escasea y cada movimiento significa un gasto calórico que excede más de 15 veces lo que en condiciones normales. Estos cadáveres yacen conservados gracias al frío y son imposibles de retirar debido a la dificultad de acceso a la zona. 

Uno de los más famosos es el hombre de las botas verdes, miembro de un equipo hindú tibetano de seis integrantes que no sobrevivió a una tormenta de nieve que se precipitó en la montaña en mayo de 1996. Presumiblemente, se trata de los restos de Tswegan Paljor después de perder al resto del grupo e intentar refugiarse en una caverna.

everest botas verdes

Más adelante, el cuerpo de Francys Arsentiev, la primera mujer en alcanzar la cima del mundo sin tanque de oxígeno, marca la ruta por la que no se debe seguir para llegar a la meta. Arsentiev fue una leyenda del alpinismo a finales del siglo XX cuyo logro no fue reconocido por la comunidad de montañistas. Una noche mientras estaban en el refugio, Sergei su esposo despertó de madrugada y notó que Francys había abandonado su sleeping bag y continuado su camino. El hombre salió a buscarla y encontró a un grupo de uzbekos que intentaron auxiliarla pero ante la reserva en su tanque de oxígeno, siguieron su camino. Loco de desesperación, Sergei caminó sin rumbo y fue encontrado muerto meses después.

Fue la última vez que alguien vio con vida a Arsentiev y su cuerpo es parte de las señales que guían a las personas de gran voluntad a conquistar la última parte del ascenso. Para los sherpas, que también cuentan a sus propios compañeros muertos en decenas, el dolor de la pérdida es sólo una de todas las lecciones que en la sabiduría da la montaña, capaz de enseñar los verdaderos valores de amistad y solidaridad, dejando lecciones de vida en quienes se aventuran a llegar a la meta con respeto.

everest francys

-
Si estás buscando una aventura donde entrar en contacto de lleno con la naturaleza, no dejes de leer cuáles son las 9 cosas que debes evitar si vas de campamento por primera vez con tus amigos. ¿Ya tienes el lugar indicado para pasar unas vacaciones inolvidables alejado del bullicio de la ciudad y las obligaciones cotidianas? Si tu respuesta es negativa, atrévete a conocer estos 7 lugares increíbles para acampar en Latinoamérica.








Referencias: