La enfermedad del poder de 5 dictadores que no conocías

Lunes, 23 de noviembre de 2015 7:16

|Santiago Renteria



En los ojos de un dictador
todos somos extranjeros.
Sin ser de un país lejano,
porque pensamos diferente.

¡El otro es el enemigo!
la espiga que sobresale
  segada del trigal en silencio,
 respeta a tu dueño el dictador.

¿Pero quién posee al mundo,
la obsesión por el control, un poder ciego,
la voluntad perpetua y el sufrimiento?
Es el ser que se autoconsume.

Es una enfermedad, sí, la del poder,
Sumisión atroz del significado.
La esencia del personalista,
existencia colonizada.

¿Es el poder el que enferma, o la enfermedad del poder?

***

Dictador

Probablemente Adolf Hitler te parezca el personaje más loco que jamás haya existido sobre la faz de la Tierra, pero que sea muy conocido por la marca sangrienta que dejó, no significa que haya sido el único líder enfermo de poder. Tanto el famoso Fürer como algunos de sus compadres dictadores del Eje eran los dirigentes de países que en ese entonces (y actualmente), se clasificaban como potencias mundiales; por eso, al estilo de “#PrayForParis (cruelmente, olvidando a los muertos de Siria, México y todos esos países que están en vías de desarrollo)”, el genocidio de millones de personas en Europa durante la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un #TrendingTopic de la época. Sin embargo, aunque es calificado como uno de los peores, no fue el único. Desgraciadamente aún vivimos las consecuencias de la violencia desmedida y el abuso del poder. ¿Cuántos indios americanos, Lakotas y Sioux murieron durante la colonización del Nuevo Mundo, o en la guerra civil de Nigeria?

En el mundo siempre habrá líderes dispuestos a hacer lo necesario para cumplir sus objetivos. Por si pensabas que ya habías visto todo, a continuación te presentamos una lista de 5 dictadores que probablemente no conocías. 


Jean-Bédel Bokassa

Dictador

No hay una medida para locos excéntricos, pero si la hubiera, estamos seguros que JB la sobrepasa por mucho.

Con ganas de poder, en 1966 lideró un golpe de estado contra el presidente de Centroáfrica, que también era su primo, y se autonombró Presidente. Lujos y locuras fueron la característica de su gobierno autoritario, en el que la constitución fue abolida y en un último acto de tiranía, se autoproclamó Emperador Bokassa I de Centroáfrica.

Entre algunas de sus mayores hazañas se encuentran la represión de una manifestación en la que niños protestaban por los altos precios de uniformes escolares, que eran obligatorios gracias al gobierno de JB. Durante esta represión más de 100 niños fueron asesinados. También, después de haber sido derrocado, fue juzgado por traición, entre otras cosas, y se le levantaron cargos de canibalismo, aunque nunca pudieron ser comprobados.


Mengitsu Haile Mariam

Dictador

Dictador etíope de 1974 a 1991, este hombre fue especialmente raro. Llegó a la presidencia gracias a un golpe de estado y se hizo famoso por sus métodos crueles y exóticos al momento de eliminar a sus opositores; pero las personas de Etiopia debieron saberlo, pues en su primer discurso como primer mandatario anunció la muerte de la revolución y de todos los que estuvieran relacionados a ella, después de eso lanzó tres garrafones llenos de sangre hacia el público. 

Masacres y sadismo fueron el sello de su gobierno, y para completar su cinismo, cobraba una cuota por “desperdicio de bala” a las personas que acudían a reclamar el cadáver de su familia.  1.5 millones de muertos, y en su mayoría fueron abandonados a la intemperie como alimento para carroñeros.


Enver Hoxha

Dictador

Albania, 1944. Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, este pequeño país necesitaba un líder que los dirigiera hacia el futuro; lo que nadie se podía imaginar es que Enver no sólo los dejaría estancados, sino que los llevaría a un retroceso sin precedentes. 

Comunista, Hoxha implementó políticas extremas contra la oposición y su propia población:  prohibió a los hombres dejarse la barba y estableció una ley en la que cada ciudadano necesitaba de autorización para la compra de cualquier bien material, además, de acuerdo con cifras de la época, uno de cada tres ciudadanos albaneses llegó a cumplir sentencia en campos de trabajo forzado o fue interrogado y torturado por la policía secreta.

Llevó a Albania a una situación paupérrima, pues rompió relaciones con todo país que “no representara el verdadero marxismo”, así que el país no realizaba ningún tipo de intercambio económico con el resto del mundo.   


Ne Win

Dictador

Dictador de Birmania (actual Myanmar) en el periodo de 1962 – 1982, es uno de los personajes más excéntricos que encontrarás en este artículo.

Para describirlo sólo se necesita una palabra: Supersticioso.

Por ser tan supersticioso, decidió cambiar la denominación de la moneda nacional a 15, 30, 45 y 90 (sus números de la suerte). Imaginarás lo que pasó después. Uno no puede cambiar la denominación de su moneda nomas por que se le da la gana sólo porque sí, aunque parecería que Ne lo hizo de esta manera, tenia una muy buena razón para hacerlo: creía que de esta manera podría vivir hasta los 90 años.

Como era de esperarse, la economía se fue el picada, y en 1982 Birmania se encontraba entre los 10 países más pobres del mundo; pero hay buenas noticias, tal vez millones de personas no tenían dinero ni para comer pero su amado Ne Win vivió feliz hasta 2002, cuando murió a los 91 años.

Saparmurat Niyazov

Dictador

Mandatario en Turkmenistán desde 1991 hasta su muerte en 2006. Este personaje mandó a hacer  cosas que te dejarán con el ojo cuadrado.

Sólo con proclamarse Turkmenbashi (“el padre de los turcomanos”) ya era demasiado, pero no para él, también le cambió el nombre a los meses del año, de esta manera abril paso a ser Gurbansoltan, el nombre de su madre. Básicamente le cambió el nombre a todo porque nada se llamaba como antes, incluyendo calles, edificios públicos y aeropuertos, todo se convirtió en una gran oda a él.  Derrochó gran parte de la riqueza nacional en construir palacios de hielo y una pista de esquí en el desierto (una idea maravillosa), igualmente mandó construir una estatua de oro sólido con su figura que, sobre una base giratoria, siempre miraría al sol.

Por cierto, prohibió la radio, música grabada, perros, ballet, opera, cabello largo y barba, videojuegos y el maquillaje.

TAGS: Guerra
REFERENCIAS:
Santiago Renteria

Santiago Renteria


  COMENTARIOS