El país que está esterilizando a la fuerza a su población indígena

El país que está esterilizando a la fuerza a su población indígena

Por: Abril Palomino -

A pesar de que el control natal debe ser regulado, nada justifica la violación a los derechos humanos

China ha desplegado una campaña de esterilización masiva contra los las minorías étnicas musulmanas en las provincias occidentales del país. Esta práctica, completamente inhumana se está comparando con genocidio.

  Relacionadofotografias-de-kevin-frayer-del-holocausto-rohingyafotografia18 fotografías de Kevin Frayer sobre el holocausto de los refugiados rohinyás

  Relacionadocampos-concentracion-china-musulmanes-uigureshistoriaTrabajo forzado, segregación y odio: los campos de concentración para musulmanes

Uigures en Xinjang

El trato de China hacia los uigures, el grupo étnico musulmán que vive en la provincia Xinjiang, ha sido objeto de muchas criticas en los últimos dos años, ya que el gobierno chino ha intensificado lo que considera una campaña de "reeducación" con campos de concentración. Esos campos se utilizan como una forma de amenaza y castigo. Los funcionarios detienen a mujeres y familias que no cumplen con los controles de embarazo o los dispositivos anticonceptivos intrauterinos forzados, esterilizaciones e incluso abortos.El país que está esterilizando a la fuerza a su población indígena

Así, lo que se logra es el resultado de una enorme caída en las tasas de natalidad entre la población musulmana de China, incluso cuando se traslada a los chinos Han, el principal grupo étnico del país (constituye una tajante mayoría en la República Popular China, Taiwán y Singapur) a esta región rica en minerales. Según el informe publicado por la Fundación Jamestown, un grupo de expertos no partidista en Washington, las tasas de natalidad en las áreas uigur se han desplomado en más del 60 % solo en los últimos tres años.

La esterilización como control natal de minorías en ChinaFoto: El periódicoAdrian Zenz, autor del informe comenzó a investigar las acusaciones descritas después de que documentos chinos, filtrados a principios de este año, revelaran que la razón más citada para el internamiento forzoso era "tener demasiados hijos". El Ministerio de Relaciones Exteriores de China calificó estas acusaciones como falsas durante una conferencia de prensa, en voz de Zhao Lijian, portavoz del ministerio: 

«Xinjiang disfruta de un crecimiento económico sostenido, estabilidad social, mejores niveles de vida, un desarrollo cultural sin precedentes y una coexistencia armoniosa de religiones [...] La población uigur en Xinjiang ha alcanzado los 11 millones o el 46.8% del total de la región».

Las mujeres se han manifestado en los últimos años y han contado que se vieron obligadas a tomar métodos anticonceptivos o someterse a esterilización, especialmente mientras se encontraban en uno de los centros de detención para la población musulmana de la región. Los documentos del gobierno establecen planes para la esterilización femenina masiva en las regiones rurales de Uigur con cifras de la población femenina y cifras presupuestarias para realizar cientos de miles de procedimientos de ligadura de trompas, un procedimiento quirúrgico para prevenir permanentemente el embarazo. El informe dijo que el 80 % de todas las nuevas colocaciones de DIU en 2018 en China se realizaron en la provincia de Xinjiang, que tiene solo el 1.8 % de la población total del país. Los documentos de la Comisión de Salud de Xinjiang indican que esto es parte de un proyecto más amplio dirigido a todas las religiones minoritarias del sur de Xinjiang en 2019 y 2020.Esterilización indigenaFoto: ABC NewsDesde 2017, hasta 1.8 millones de uigures, kazacos y otros grupos minoritarios turcos en la región china de Xinjiang han sido arrastrados a lo que probablemente sea el mayor encarcelamiento de una minoría etnoreligiosa desde el Holocausto. Investigadores del exilio uigur y de China han descrito esta campaña como un "genocidio cultural". Ahora, la nvestigación que de la Fundación Jamestown proporciona una fuerte evidencia de que las acciones de Xinjiang también cumplen con el criterio de genocidio físico citado en la Sección D del Artículo II de la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y el Castigo del Crimen de Genocidio: «imponer medidas destinadas a prevenir los nacimientos dentro del grupo [objetivo]».

La evidencia de los documentos del gobierno revela una campaña estatal sistemática para reprimir los nacimientos de las minorías, al tiempo que alienta una afluencia masiva de nuevos trabajadores y colonos chinos Han. Es preocupante que no se publiquen las cifras más recientes de la tasa de natalidad en las regiones uigur. Por primera vez desde su publicación, el informe anual de Kashgar no reveló las tasas de natalidad o muerte. Sin embargo, su población total disminuyó en comparación con el año anterior. Claramente, el gobierno tiene algo que ocultar.Campos de concentración en ChinaFoto: InfobaeLos esfuerzos del antiguo gobierno para hacer cumplir los objetivos de planificación familiar fracasaron. Muchos de los funcionarios e investigadores de Xinjiang culpan de esto directamente a la fe predominantemente musulmana de las minorías. La campaña de internamiento masivo que comenzó en 2017 bajo el actual secretario del Partido de Xinjiang, Chen Quanguo, proporcionó el contexto ideal para una represión sin precedentes de las tasas de natalidad de las minorías. Por el contrario, en enero de 2016 China abolió su política de hijo único y desde entonces ha animado a sus ciudadanos a tener dos hijos para mantener un crecimiento demográfico positivo. Algunas provincias están repartiendo recompensas financieras como exenciones fiscales y subsidios para bodas o partos para aumentar las tasas de natalidad.

Control de natalidad en minorías

Sin embargo, castigar las violaciones del control de la natalidad con internamiento ha sido solo una de varias estrategias para suprimir las tasas de natalidad de las minorías. En 2018, un sorprendente 80 % de todos los DIU recién colocados en China se colocaron en Xinjiang. Para 2019, Xinjiang planeó someter a más del 80 % de las mujeres en edad fértil en las cuatro prefecturas minoritarias rurales del sur a "medidas de control de la natalidad con efectividad a largo plazo". 

En poco tiempo, exigir que las mujeres pertenecientes a minorías se pusieran un DIU no fue suficiente. Hasta hace poco, las cirugías de esterilización eran poco frecuentes en Xinjiang para evitar ofender la sensibilidad religiosa de la población predominantemente musulmana. Una vez que el estado comenzó a perseguir abiertamente cualquier forma de comportamiento religioso, esto dejó de ser un problema. En 2018, la región realizó más de siete veces más esterilizaciones que el promedio nacional. Luego, en 2019, cuando un número creciente de hombres detenidos fueron trasladados de campos de internamiento a prisiones o recintos de trabajos forzados, el estado avanzó hacia lo que parecía ser una campaña de esterilización masiva de mujeres.

Control de natalidad en minoríasFoto: La Red 21Esta campaña fue parte de un proyecto titulado "Servicios técnicos gratuitos de planificación familiar para agricultores y pastores", donde se proporcionaban "cirugías anticonceptivas" gratuitas específicamente en las regiones uigures del sur de Xinjiang. El objetivo explícito del proyecto era reducir las tasas de natalidad y crecimiento demográfico de estas regiones en 2020. Junto con el despliegue masivo de DIU, esta campaña permite al gobierno chino mantener permanentemente las tasas de crecimiento de la población natural uigur en niveles que son del 85 al 95 por ciento por debajo de los de las últimas dos décadas. 

  Relacionadomcrefugiados-las-personas-que-viven-en-los-restaurantes-de-hong-konghistoriaMcRefugiados, las personas que "viven" en los restaurantes de Hong Kong

  Relacionadotristes-fotografias-del-lugar-donde-los-ninos-refugiados-duermenfotografiaTristes fotografías del lugar donde los niños refugiados duermen

El objetivo de Xinjiang en las regiones uigur es lograr "cero incidentes de violación del control de la natalidad": ningún niño de minorías nacerá fuera de la voluntad del estado. Tales objetivos no son una broma. Los indicadores de desempeño de control de la natalidad en 2019 exigían que toda la región, que tiene más de medio millón de mujeres en edad fértil, no podría tener más de exactamente 21 violaciones de la política de control de la natalidad ese año. 

Desafortunadamente, no está claro dónde terminará todo esto. Las poblaciones numéricamente estancadas o en declive son más fáciles de controlar. De manera alarmante, la tasa de crecimiento de la población de Xinjiang en 2019 estuvo muy por debajo de su objetivo original.

Uigures

Bajo la política de un solo hijo, China había implementado previamente medidas represivas de control de la natalidad. Sin embargo, no se parecían en nada a lo que ahora se ve en Xinjiang: castigar a los infractores en campos de internamiento extrajudiciales, esterilizar hasta un tercio de todas las mujeres en un solo año o enviar a las mujeres a clínicas de planificación familiar con fuerzas policiales armadas.

Las "tácticas de prevención de nacimientos de Xinjiang" son solo un aspecto de lo que parece ser una estrategia múltiple de dominación étnico-racial. Estos hallazgos indican que China está complementando su búsqueda de genocidio cultural en Xinjiang con una campaña de supremacía étnico-racial, una campaña que cumple al menos uno de los cinco criterios para el genocidio físico especificados por la ONU. 

Es hora de que la comunidad internacional tome medidas decisivas. La situación amerita una investigación sobre los crímenes de lesa humanidad, incluida una evaluación de si las políticas de China en Xinjiang están progresando gradualmente de un genocidio cultural a una forma de genocidio demográfico.

En portada: RFI

Te puede interesar:

De la calle a la fama, el indigente que se convirtió en autor de un best seller

La lista de abusos sexuales y psicológicos de Roman Polanski

El día que todos los actores de Hollywood dejaron las drogas por culpa de Charles Manson

Referencias: