Historia

La evolución del bikini

Historia La evolución del bikini


El bikini ha sido una de las prendas, más revolucionarias  en la historia; compuesto actualmente por dos piezas que sólo cubren los pechos y la entrepierna, dejando descubierta la espalda, piernas, ombligo y caderas, este conjunto resultó pecaminosa para los sectores conservadores por lo poco que cubría y la "inmoralidad" que denotaba. 

El bikini es una prenda que va más allá de la evolución de la industria de la moda y vale la pena conocer su historia y evolución a través de los años. Su origen se remonta alrededor de unos 2 milaños atrás, según atestiguan los mosaicos decorados con imágenes de mujeres en un atuendo de dos piezas encontradas en la Villa Romana de Casale, en la localidad de Piazza Armerina, en Sicilia, Italia. 


origen bikini


A finales de 1800 se comenzaron a usar piezas de tela que cubrían la mayor parte del cuerpo, eran más como camisones largos con shorts holgados  y un gorro que parecían una especie de uniforme. 

1890's ladies - Copy_0


A principios de 1900 y hasta los años 30 los bañadores sufrieron leves modificaciones, ajustándose al cuerpo con la idea de permitir mayor movimiento al momento de sumergirse en el mar o al practicar la natación.


En los años 30, las grandes potencias comenzaron a recuperarse de la depresión y  los estereotipos sociales se reestructuraron. En esta década, durante los juegos olímpicos de Los Ángeles, se observó por primera vez un traje de baño femenino distinto, el que fue juzgado "por mostrar demasiado" en aquellos tiempos.

1930 bikini


Estas piezas de tela que utilizaban las mujeres desde hace ya varios siglos pasaron a ser lo que son gracias al francés Louis Réard en 1946.  Este ingeniero automovilístico y renombrado diseñador de modas se hizo cargo, a mediados de la década de los 40, del negocio de lencería de su madre y cuando se percató que en las playas de St. Tropez, las mujeres enrollaban sus trajes de baño lo más posible para conseguir un mejor bronceado,  creó, en su taller de automóviles en París, una de las piezas más controvertidas de la historia: el bikini; un traje de cuatro triángulos hecho con sólo 76 centímetros de tela. 


Cuenta la historia que Micheline Bernardini, una bailarina del Casino de París, fue la primer modelo en posar con bikini en un desfile organizado en la piscina del Hotel Melitor en París, ya que ninguna modelo profesional se atrevía a lucir esa prenda por considerarla inmoral. A Bernardini se le atribuye, además, el nombre; aparentemente la bailarina le sugirió este nombre a Reárd, diciéndole que iba a ser "más explosivo que la bomba de Bikini", haciendo alusión a la explosión atómica llevada a cabo en el Atolón Bikini de las Islas Marshall en el Pacífico Sur. 


La prenda comenzó a popularizarse gracias a que divas del cine de la época lo utilizaron en la pantalla grande; Brigitte Bardot lo lució en la película Y dios creó a la mujer,  en 1957; Ursula Andress con el clásico bikini blanco en el filme Agente 007, de 1962, y Raquel Welch en Hace un millón de años, en 1966. Marilyn Monroe también fue una de las pioneras en usar la escandalosa prenda. El cantante Brian Hyland y su canción de 1960: Itsy Bitsy Teenie Weenie Yellow Polka Dot Bikini, despertó entre las adolescentes americanas el gusto por el bikini. 

Francia aceptó sin problemas el bikini porque lo consideraba sinónimo de libertad, mientras que las naciones católicas, e incluso Estados Unidos de América tardaron varios años en adoptarlo. La revista Modern Girl publicó: "Es bastante difícil desperdiciar palabras en el llamado bikini, pues es inconcebible que cualquier mujer con tacto y decencia vista alguna vez una cosa como esa". Sin embargo, en enero de 1964, la revista Sports Illustrated mostró en su portada a una modelo con la controvertida prenda, dándole así una connotación aceptable en Estado Unidos, y fue entonces cuando comenzó a dejar de asociarse exclusivamente con un entorno sexual.


1964

En las décadas siguientes el estilo cambió su diseño y tamaño; cada vez se reducía más, pero también las mujeres eliminaban poco a poco los tabúes sociales que tachaban como inmoral el cuerpo femenino.


El bikini empoderó a las mujeres y sin duda fue pieza clave de la liberación sexual. Las ideas cambiaron y las ataduras se han liberado: las mujeres dejaron de avergonzarse de su cuerpo.  

bikinis playa   


Referencias: