PUBLICIDAD

HISTORIA

La imposible historia de amor del príncipe Carlos y Camilla Parker

Un triángulo de amor en el Palacio de Buckingham que terminó como un cuento de hadas

Uno de los aspectos que más llaman la atención en la tercera y cuarta temporada de la serie de Netflix, The Crown, es la relación del príncipe Carlos y Camila Parker Bowles. Pero, cabe resaltar que esta relación fue noticia en Inglaterra desde que se conocieron en 1972 y se mantuvo bajo la mira por más de 40 años.

Cómo se conocieron el príncipe Carlos y Camila Parker

Según la biografía Charles and Camilla: Portrait of a Love Affair de Gyles Brandreth, se cree que Carlos y Camila se conocieron en un partido de polo en 1972, aunque es posible que un año antes fueran presentados por su amiga en común, Lucía Santa Cruz, la hija del ex embajador de Chile en Londres. Se dice que cuando conocieron a Camila bromeó sobre su historia compartida, diciéndole a Carlos: «Mi bisabuela Alice Keppel era la amante de tu tatarabuelo Eduardo VII. Siento que tenemos algo en común». La pareja congenio inmediatamente y comenzaron a salir, pero se separaron antes de que Carlos se fuera para servir en la Marina.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Nueva MujerCuando regresó ocho meses después, Camila estaba comprometida con su novio, Andrew Parker Bowles, se casaron el 4 de julio de 1973. Camila y Andrew tuvieron dos hijos juntos, Tom en 1974 y Laura, cuatro años más tarde. Carlos y Camila siguieron siendo amigos y ella lo nombró padrino de Tom. En 1977 el príncipe conoció a Lady Diana Spencer, quien unos años después se convertiría en su esposa.

Lady Diana Spencer

Cuando Lady Diana conoció al príncipe Carlos, él estaba saliendo con su hermana, Sarah. Diana tenía 16 años en ese momento y Carlos 29. Tres años después comenzaron a salir y Carlos le presentó a Andrew y Camila. En ese momento, él y Camila aún no tenían una relación sentimental profunda, pero se cree que sin la aprobación de Camila, la relación con Diana no hubiera prosperado. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Carlos y Diana comenzaron a salir en julio de 1980 y solo se vieron 13 veces antes de que Carlos le propusiera matrimonio al año siguiente. El 24 de febrero de 1981, la pareja anunció su compromiso. Sin embargo, este anuncio estuvo lejos de ser un momento feliz, ya que Diana encontró un brazalete que mandó a hacer Carlos para Camila con las iniciales "G" y "F", las cuales correspondían con sus apodos cariñosos: Gladys y Fred. Sin embargo la boda se llevó a cabo según el protocolo, el 29 de julio se casaron. Diana acababa de cumplir 20 años, mientras que Carlos tenía 32, Camila asistió a la boda.

Foto: Vanity Fair

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Un año después de casarse, Diana y Carlos le dieron la bienvenida a su primer hijo, el príncipe William, y tres años más tarde nació el príncipe Harry. En distintas fuentes biográficas y de archivo se menciona que el matrimonio entre Carlos y Diana siempre padeció muchos problemas y malentendidos debido a la relación de Carlos con Camila.

Por qué el príncipe Carlos y Camila se decían Gladys y Fred

El príncipe Carlos y Camila se pusieron esos apodos desde que empezaron a salir cuando tenían 20 años. La razón por la que usan los nombres secretos Fred y Gladys, es porque son personajes de The Goon Show, un programa de comedia de radio británico en la BBC, uno de los favoritos del príncipe Carlos y Camila. The Goon Show comenzó en 1951, duró menos de una década y terminó en 1960. Fred y Gladys eran dos de los personajes principales.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La infidelidad del príncipe Carlos

Después de seguir siendo amigos durante años, según la revista People, Carlos y Camila reavivaron su relación en 1986. En una entrevista de 1995 Diana habló sobre el papel de Camila en su relación con Carlos: «Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado». Según los informes, Diana también le dijo a su biógrafo, Morton, que había intentado confrontar a Camila sobre el asunto, pero no logró obtener ninguna confesión. Por su parte, el príncipe Carlos siempre se ha mantenido firme con respecto a haberle sido fiel durante todo su matrimonio con la princesa Diana y que Camila era una de sus tantas amigas. Según el libro de Penny Junor La duquesa: Camilla Parker Bowles y la historia de amor que sacudió la corona, Andrew Parker Bowles era muy consciente de la infidelidad y no hizo nada para detenerla.

Foto: El País

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Camillagate

En el invierno de 1992, se dio a conocer una transcripción íntima de una llamada telefónica de 1989 entre el príncipe y Camila. Se trataba de una conversación muy subida de tono con fuertes connotaciones sexuales. El escándalo fue apodado por la prensa como "Camillagate".

Este asunto fue la gota que derramó el vaso en el ya muy frágil y dañado matrimonio entre Carlos y Diana. Poco después de que Camillagate apareciera en los titulares, el primer ministro John Major confirmó que el príncipe y la princesa de Gales se habían separado formalmente. Sin embargo, a Carlos no se le permitió divorciarse y volverse a casar en la Iglesia de Inglaterra en ese momento.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La ola de divorcios

El anuncio del divorcio de Camila y Andrew Parker Bowles desató una tormenta mediática con especulaciones de que Carlos y Diana eran los siguientes. La pareja real hizo oficial su divorcio en el verano de 1996. Después de su divorcio, Carlos comenzó a tratar de ganarse el cariño de Camila entre el público y su familia. Para eso organizó una lujosa fiesta de cumpleaños número 50 para ella en su casa de Highgrove. Diana no fue invitada.

Andrew se casó con Rosemary Pitman en 1996 y la pareja permaneció casada hasta la muerte de Rosemary por cáncer en 2010.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: RTVES

La muerte de la princesa Diana

El 31 de agosto de 1997, casi un año después de que la ex pareja firmará sus papeles de divorcio, Diana murió luego de un accidente automovilístico en París. En medio del luto público, Carlos viajó a París para traer el cuerpo de Diana de regreso a Inglaterra, y reservó su anuncio para hacer pública su relación Camila.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Según los informes, William conoció a Camila por primera vez en 1998, Harry no asistió a la presentación inicial. Más tarde ese año, la reina no asistió notablemente al 50 cumpleaños de Carlos. Muchos percibieron este gesto como un desaire hacia la relación de su hijo, ya que Camila estaba en el evento. Fue hasta el año 2000 cuando la reina tuvo interés en conocer a la mujer. Camila y Carlos hicieron pública su relación por primera vez en 1998 y un año después Camila acompañó a Carlos y a sus hijos en un viaje a Grecia.

La boda de el príncipe Carlos y Camila

Hasta el año 2003 Camila y Carlos se mudaron juntos a Clarence House y anunciaron su compromiso el 10 de febrero de 2005, esto inmediatamente alimentó las especulaciones sobre el nuevo título de Camila. Muchos se preguntaron si sería conocida como reina o princesa consorte en el caso de que Carlos ascendiera al trono, y si mientras tanto tomaría el título de Princesa de Gales (el nombre dado a la difunta princesa Diana).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Vanity FairDejando de lado cualquier posible controversia, el Palacio de Buckingham confirmó que la reina le estaba regalando a su nueva nuera el título de duquesa de Cornualles y que sería conocida como princesa consorte, no como reina Camila, si Carlos se convirtiera en rey.

35 años después de su primer encuentro, el príncipe y la duquesa de Cornualles se casaron en una ceremonia civil en Windsor Guildhall. Después de que la pareja se casó, Camila y Carlos fueron a Escocia para su luna de miel.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Actualmente, la pareja se encuentra junta y feliz, viviendo una historia de amor que se pospuso por más de 35 años, pese a todo pronóstico, vivieron “felices para siempre”, tal cual está destinada la vida de la realeza según aquellos populares cuentos de hadas.

También te puede interesar:

El rey que dejó el trono por amor y fidelidad a su esposa fallecida

La única infidelidad que Jackie nunca le perdonó a John Kennedy

Robar niños, evadir impuestos y otros delitos que la Reina Isabel puede cometer sin ser culpable

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD