La historia de cómo un asesino serial ganó un concurso de citas
Historia

La historia de cómo un asesino serial ganó un concurso de citas

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

7 de diciembre, 2016

Historia La historia de cómo un asesino serial ganó un concurso de citas
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

7 de diciembre, 2016



Cínico, encantador y dispuesto a hacer todo por un romance inolvidable, así era Rodney Alcalá, el participante número 1 de un concurso de citas en 1978. Después de haber cometido algunos de los peores crímenes contra mujeres en la historia; a pesar de sus antecedentes y estar huyendo de la justicia, se tomó el tiempo para participar en el show "The Dating Game", lo más extraordinario fue que ganó la contienda. 

Considerado un genio debido a su alto IQ –que rondaba entre 160 y 170 puntos–, es conocido por asesinar a cuatro mujeres, una niña de doce años y los expertos creen que además de las cuatro, otras 130 se encuentran en su lista de homicidios, aunque los crímenes nunca se hayan comprobado.

Rodney lucía agradable, con sonrisa encantadora y parecía bastante simpático. Sus respuestas fuera de lo ordinario conquistaron a esa mujer que buscaba una cita romántica para encontrar al amor de su vida:

–Participante número uno, ¿podrías decirle hola a Cheryl?
–Pasaremos grandes momentos juntos, Cheryl.

–Participante número uno, ¿cuál es la mejor parte de tu día?
–El mejor tiempo es en la noche, el tiempo de noche.

–¿Por qué dices eso?
–Porque ése es el único tiempo que existe.

–¿El único?, ¿qué hay de malo con la mañana o con la tarde?
–Bueno, están bien pero en la noche es cuando las cosas se ponen buenas

night time rodney alcala

–Soy una profesora de drama y ustedes audicionarán para mi clase privada. Participante número uno, eres un viejo sucio, actúa
–Ven acá, hhhhmmmm, hhhhmmm

hhhhmmmm rodney alcala

–Estoy preparando una cena, ¿qué ingrediente serías y cómo lucirías?
–Sería una banana y me vería muy bien.
–¿Podrías ser más descriptivo?
–Pélame.

concurso rodney alcala
Aunque en el show el presentador asegura que Rodney aprendió fotografía de su padre; en realidad, cuando sólo tenía 12 años fue abandonado para después enlistarse en el ejército donde se desempeñó como secretario. A pesar de que su IQ era sumamente elevado, tenía también múltiples trastornos como el de personalidad límite, era narcisista, ataques nerviosos y trastorno antisocial de personalidad. Por esa razón tuvieron que expulsarlo de la milicia.

Entonces Rodney se inscribió en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de California de Los Ángeles para estudiar Cine y Fotografía. Se graduó en 1968, todo parecía bastante normal. La vida de un joven brillante tomaba rumbo después de darse cuenta de que el ejército no era lo suyo. Sin embargo, tal vez la sed de sangre, locura, enfrentamientos y guerra llevó a Rodney a cometer atrocidades criminales.

Ese mismo año cometió su primer crimen. La víctima fue una pequeña niña de ocho años llamada Tali Shapiro. Cuando se dirigía a la escuela, Rodney la interceptó, subió a su camioneta y llevó a su departamento. En el lugar la golpeó y violó para después intentar estrangularla con una barra metálica hasta casi matarla. La niña pudo salvarse gracias a un conductor que denunció el secuestro. La policía tiró la puerta, irrumpió en el hogar y encontraron a la pequeña en un charco de sangre, sin poder respirar y a punto de desfallecer. 

Rodney había desaparecido. Huyó a Nueva York, cambió su nombre y continuó su vida como si nada hubiera ocurrido. Mientras la policía de Los Ángeles buscaba a Rodney Alcalá, en la NYU Film School se inscribía un nuevo estudiante: John Berger o John Burger. Entre sus profesores estaba Roman Polanski y el asesino serial presumiría esto para la eternidad.

Poco después comenzó con su patrón de asesinatos. La primera fue Cornelia Michael Crilley. Rodney ofreció ayudarla con su mudanza. Entró al departamento, la violó y estranguló con las medias de la víctima. La policía culpó al novio de la víctima y Alcalá salió sin sospecha alguna.

Cornelia Michael Crilley rodney alcala
Comenzó a trabajar en un campamento cerca del lago New Hampshire Sunapee. Sin embargo, la investigación de la pequeña Tali se había extendido por todo el país y carteles con la cara de Alcalá circulaban por todos lados. Dos jóvenes reconocieron el parecido entre John Berger y Alcalá. Levantaron una denuncia y el FBI lo arrestó. Sólo estuvo 34 meses en prisión... tiempo en el que las autoridades consideró que Alcalá había reformado su camino. Lo pusieron en libertad condicional y como si nada hubiera ocurrido, Alcalá continuó su vida criminal.

Secuestró a una niña de 13 años en Huntington Beach. La llevó a los acantilados de una playa y según las declaraciones de la joven, la obligó a fumar marihuana y comenzó a besarla. En un descuido ella llamó a la policía y Alcalá fue puesto en custodia por un breve lapso. Cuando salió de prisión, nuevamente comenzó a atacar. Esa vez su víctima fue la hija del dueño de un prestigiado club nocturno conocido como Ciro.

Ellen Hover tenía 23 años. Su agenda mostraba programada una cita con un hombre llamado John Berger pero nunca regresó a su hogar. Su padre, con todas las posibilidades económicas, contrató un detective privado y puso un anuncio en el New York Times donde solicitaba información del tal John Berger.  Nadie sabía nada de ese hombre y para despistar al mundo, Alcalá comenzó su vida profesional con su nombre original como tipógrafo en Los Angeles Times.

Ellen Hover rodney alcala

Su próxima víctima sería Jill Barcomb, una mujer originaria de Brooklyn que aceptó subir al carro de Alcalá. Días después apareció desnuda, arrodillada, con la cabeza aplastada por una roca, una mordedura en el pezón derecho, lesiones anales y estrangulada, aparentemente, con un cinturón, unas medias de nylon y sus pantalones. 

Mientras los crímenes continuaban, el FBI ataba cabos. Si un tal John Berger, ahora desaparecido del mapa, había sido entrevistado por un caso relacionado con Alcalá, algo podría conectar a Alcalá con Berger. Lo interrogaron pero sin ningún tipo de prueba, tuvieron que dejarlo en libertad.

La enfermera Georgia Wixted, muerta en su departamento de Malibú. Con sus medias de nylon envueltas en el cuello, su rostro martillado, sus genitales mutilados y todos los objetos de su hogar revueltos en medio del suelo, había sido reportada horas antes por su novia Barbara Gale. Nadie parecía ver el patrón ni lo que ocurría con Alcalá.

Georgia Wixted rodney alcala
Lo arrestaron por portar marihuana pero ¿qué más da? Si por casi matar a una niña sólo le dieron tres años, la condena de Alcalá era casi un hecho: un delito menor que sólo lo tuvo en prisión poco más de tres meses. Así, poco después de salir de la cárcel, Charlotte Lamb fue asesinada, seguramente con el mismo patrón que las anteriores. Fue entonces cuando Alcalá participó en el concurso "The Dating Game". Alcalá aseguró ser un fotógrafo exitoso, amante de las motocicletas y los saltos en paracaídas. Sin embargo, poco después de ganar el concurso y antes de la cita, Cheryl Bradshaw, la ganadora, decidió cancelar toda relación con Rodney.

Charlotte Lamb rodney alcala
Según el perfilador Pat Brown, los asesinos seriales son prestadores que actúan como animales intentando conseguir una presa para que el resto del tiempo, puedan mezclarse con las demás personas, por eso no lo notamos.



El talento que tenía Alcalá para tomar fotografías también sirvió de anzuelo para sus víctimas. Cuando recogió a una quinceañera en la autoestopista de Riverside y le propuso tener sexo, ella aceptó. Todo marchaba con normalidad, ella durmió en el apartamento del asesino y al día siguiente hicieron una excursión a las montañas con el pretexto de una sesión fotográfica. Mientras la tarde avanzaba, la joven sentía que algo no iba bien. Su miedo alertó a Rodney, ella intentó escapar y él, con la arraigada costumbre de siempre, la violó, aunque esta vez no la mató. La subió a su coche y llevó al centro del condado. Ella lo denunció pero nuevamente, la justicia no encaró al abusador y salió tan rápido como su madre pudo pagar su fianza. Él quería el consentimiento de la joven y tal vez sólo por eso decidió no matarla. 

rodney alcala desnudo
rodney alcala desnudos fotos
rodney alcala fotografias
rodney alcala fotografo
rodney alcala fotos
Jill Parenteau se sumó a los casos de homicidio de Rodney. Y el último de ellos, el más terrible y que Rodney siempre negó, fue el de Robin Samson, una niña de 12 años que se dirigía a su clase de ballet. Con partes de su cuerpo amputadas y un cuchillo de cocina cerca de su cuerpo, los testigos aseguraron haber visto a Rodney cerca de la niña antes de su muerte.

Por fin el 24 de junio fue arrestado. La policía encontró cientos de fotos de mujeres y niñas, y objetos de las víctimas, como unos aretes de Robin. El caso se convirtió en titular de todos los medios y el acusado en el más cínico o loco de todos: actuaba como su propio abogado y cambiaba su tono de voz para interpretar a su personaje. Su castigo por fin fue la pena de muerte.


Así como Rodney Alcalá esquivó con tanto ahínco la justicia, existen otros asesinos seriales que nunca fueron atrapados, conócelos aquí o conoce los documentales con sus historias en este otro enlace









Referencias: