PUBLICIDAD

HISTORIA

La historia de Snuppy, el primer perro clonado del mundo

El 24 de abril de 2005 nació en un laboratorio de Corea del Sur, Snuppy, el primer perro clonado de la historia, el cual significó todo una hazaña para la ciencia, pero generó revuelo debido a que el experimento fue criticado por supuesta falsedad.

El nombre se debe a que el proyecto se llevó a cabo en la Universidad Nacional de Seúl -Seoul National University, lugar en el que los científicos decidieron hacer una unión entre la sigla de la institución, SNU, en inglés y puppy, que significa cachorro.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cabe destacar que no es la primera vez que se clonaba a un mamífero, ya que tal logro se realizó con la famosa oveja Dolly, aunque en esta ocasión la tarea no fue nada sencilla, ya que requirió todo un esfuerzo que llevó varios años de intentos fallidos hasta que nació un macho de la raza lebrel afgana.

De acuerdo con los datos proporcionados por la SNU, sus investigadores transfirieron 1.095 embriones del perro en 123 hembras, dando como resultado tres embarazos. En el primero, el feto se desperdició. Mientras que en el segundo intento, el clon murió de neumonía a los 22 días de nacido.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Fue hasta después de esos dos intentos fallidos, que Snuppy llegó al mundo gracias a células adultas que se obtuvieron de la oreja de un perro de la raza afgana. Su madre fue un labrador retriever, quien dio a luz al cachorro por cesárea.

La llegada de este perro se dio en medio de la polémica, ya que se descubrió que el lider del proyecto Woo Suk Hwan, proporcinonó información falsa en la mayoría de sus estudios por lo que la credibilidad de la hazaña quedó en duda.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Fue hasta 2006 cuando la comisión encargada de la investigación comprobó que la clonación fue totalmente legitima.



Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD