La locura en la literatura

La locura en la literatura

Por: Luz Espinosa -

Michel Foucault explica en su Historia de la locura en la época clásica cómo a partir de la desaparición de la lepra, la locura llegó a ocupar su posición de exclusión. Antes, en el Renacimiento, los locos eran entendidos como aquellos quienes habían llegado demasiado cerca a la razón de Dios y eran aceptados en el medio de la sociedad. Pero ya en el siglo XVII, en lo que Foucault describe como el Gran Confinamiento, los miembros irracionales de la sociedad fueron sistemáticamente “institucionalizados”.

La loca


La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca". Quizá esto lo entendieron algunos amantes de la palabra, personajes quienes vivieron muy cerca de la locura y encontraron en ella una manera de exponer las diferentes realidades.

Esta es una pequeña lista que expone algunos títulos que tocan el tema de la locura:

La historia de un loco, John Katzenbach

la_historia_del_loco


“Nos asustan los cambios. Nos asusta quedarnos igual. Nos aterroriza cualquier cosa fuera de lo corriente, o un cambio en la rutina”.

Han pasado veinte años desde que el Western State Hospital cerró sus puertas y sus últimos pacientes se reintegraron a la sociedad. Francis Petrel tenía poco más de veinte cuando su familia lo recluyó en el psiquiátrico tras una conducta imprevisible y la crisis posterior. Ahora, alcanzada la mediana edad, lleva una vida sin rumbo y solitaria, alejado en un piso barato y permanentemente medicado para acallar el coro de voces en su cabeza.

Fuera de quicio, José Luis Alonso de Santos

3


Esta obra de teatro, estrenada en 1987, está ambientada en el manicomio de Ciempozuelos, donde se desarrollan las andanzas de los internos Rosa, Antoñita, Antonio y Juan, quienes se enamoran y desenamoran, llegándose a cometer un crimen después del triángulo amoroso, mientras el director y la madre superiora se inmiscuyen en sucios negocios de tráfico de droga.

Cómo convertirse en esquizofrénico, John Madrow

Cómo convertirse en esquizofrénico, John Madrow


El autor fue diagnosticado como esquizofrénico. El libro es su propia historia escrita en forma de novela corta. John Madrow se respalda de las ideas de Harry Stack Sullivan, Theodore Lidz, Gregorio Bateson, R.D. Scott y P.L. Ashworth, W. Ronald D. Fairbairn, Antón Boisen y otros escritores para construir una teoría sólida que explica el cómo y el por qué muchas personas entran en un estado de ánimo llamado "esquizofrénico". 

La otra cara del espejo, Laura López Alfranca

La otra cara del espejo


El hospital psiquiátrico Harper oculta numerosos secretos: un pintor que plasma en lienzo los horrores que ve, una bella joven encerrada en la mente de una niña, un asesino en serie o un espejo del que, según su dueño, surge una misteriosa y sensual mujer. Cuando Aidan Hanson llega al centro para hacerse cargo de los pacientes, ignora que pronto la maldición se cernirá sobre él.

La historia de un espejo que no sólo es capaz de reflejar lo peor de nosotros mismos, sino de arrastrar en una vorágine de locura y horror a aquellos que caen en la tentación de verse en él.

Diez días en un manicomio, Nellie Bly

Diez día en un manicomio


Un reportaje de una de las pioneras del periodismo encubierto. Nellie Bly recibió el encargo, del “New York World” de J. Pulitzer, de escribir acerca de cómo es la vida dentro de una institución de enfermos mentales. Nellie ingresó en un manicomio haciéndose pasar por demente. Engañó a los médicos y experimentó las duras condiciones del psiquiátrico. Una vez en su papel, cuando quiso abandonar el lugar, no consiguió convencer a nadie.

Los renglones torcidos de Dios, Torcuato Luca de Tena

Los renglones retorcidos de Dios


Alice Gould es internada en un sanatorio mental. En su delirio cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos. Según una carta de su médico, la realidad es muy diferente: pues la paranoica obsesión de Alice es atentar contra la vida de su esposo. La inteligencia de ella, y su actitud “aparentemente  normal”, confundirán a los médicos hasta el punto de no saber si Alice ha sido internada injustamente o si realmente padece un grave y peligroso trastorno psicológico.

La campana de cristal, Sylvia Plath

La campana de cristal,


Esther Greenwood es el personaje principal de La campana de cristal, la única novela de Sylvia Plath. Dividida en 20 capítulos, la novela se centrará, a partir del décimo, en el derrumbe psíquico de la joven y en los tratamientos a los que debe someterse.

La campana de cristal fue publicada en 1963 en el Reino Unido; Plath se suicidó un mes después.

One Flew Over the Cuckoo's Nest, Ken Kesey

One Flew Over the Cuckoos Nest


El texto es producto de las experiencias de Kesey cuando trabajaba como enfermero en el turno nocturno de un hospital psiquiátrico en Menlo Park (California). Allí no sólo tuvo oportunidad de interactuar con los pacientes y presenciar las operaciones de la institución, también ingirió psicotrópicos (peyote y LSD) como parte de la Operación MK Ultra, un programa de investigación secreto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, que trataba de encontrar métodos para controlar la mente. Hay muchas evidencias de que utilizaba señales eléctricas y drogas para cambiar el funcionamiento del cerebro.

Una novela fundamental de la literatura de los años sesenta que ayudó a dar forma a las actitudes de una generación en cuestiones de autoridad, poder, locura e individualidad.

La novela es narrada por "Chief" Bromdem, un corpulento pero dócil nativo americano quien decidió no hablar por varios años. Sin embargo, la historia se centra en Randle McMurphy, un rebelde a quien transfieren al hospital desde una prisión de trabajos forzados. Después de haber sido hallado culpable de agresión, McMurphy pretende estar demente para servir su sentencia en el hospital.

 
Te puede interesar:

Videos para aprender a Nietszche, Foucault y otros filósofos

Por qué según Michel Foucault nuestro mundo cotidiano es como una cárcel

Referencias: