El oscuro secreto de la monja católica que fue poseída y escapó de un convento

El oscuro secreto de la monja católica que fue poseída y escapó de un convento

Por: Beatriz Esquivel -

Seducida por la indecencia, dominada por la lujuria carnal, esta monja incluso fingió su propia muerte para entregarse a las manos del deseo.


En ocasiones, algunos monjes y monjas, por algún motivo en particular —de índole pecaminosa o no— decidían escapar de sus obligaciones religiosas y huir de los conventos. 

Tal fue el caso de Joan, una monja benedictina que habitaba en el priorato de San Clemente, en York, Reino Unido, quien, de acuerdo con un manuscrito que data del siglo XIV, explica cómo escapó del celibato y las reglas de la vida conventual. Joan, quien obtuvo una advertencia de que volviese al convento, aparentemente —y de acuerdo con la versión que el arzobispo William Melton escribió en 1318— fingió una enfermedad y confeccionó un muñeco a su imagen que la reemplazaría después su muerte, esto ayudaría a despistar a todos y que sería enterrado en su lugar, mientras ella escapaba a una vida sin las restricciones conventuales. El oscuro secreto de la monja católica que fue poseída y escapó de un convento 1

«y de una forma astuta y nefasta… después de haberle dado la espalda a la decencia y el bien de la religión, seducida por la indecencia, se involucró irreverentemente y pervirtió su camino de vida con arrogancia hacia la lujuria carnal y lejos de la pobreza y la obediencia, y, habiendo roto sus votos y descartado su hábito religioso, ahora deambula con el peligro notorio de su alma y el escándalo de toda su orden».  

Lee más: La monja que explicó el placer femenino y se convirtió en la primera sexóloga de la historia

Esto escribiría el arzobispo sin dar ninguna otra explicación posterior del devenir de esta monja benedictina, ni mayor aclaración sobre sus reales motivaciones, más allá de esa irremediable lujuria que tomó control de ella, poseyéndola, como cualquier otro demonio en una película actual. Resalta que Joan de Leeds tuvo algunos cómplices en su tarea, aunque no hay registro de castigos por ello. Su escape y la manera como lo consiguió fue un escándalo mayor considerando que enterraron en tierra sagrada un muñeco en lugar de una monja como tal. El oscuro secreto de la monja católica que fue poseída y escapó de un convento 2

Así como el caso de Joan de Leeds, existen otros que también detallan como monjas se olvidan de sus obligaciones conventuales para entregarse a una vida de lujuria y hombres, lo cual algunos sospechan que sólo era una consecuencia de enviar a estos sitios a las mujeres que no deseaban una vida monástica o que tan sólo estaban en espera de contraer matrimonio. 

Estos acontecimientos los encontró la profesora Sarah Rees Jones, líder de un proyecto que tiene como objetivo traducir del latín 16 tomos de registros de los asuntos de los arzobispos de York durante el siglo XIV, que si bien estaban disponibles al público, su idioma original había frenado la divulgación del conocimiento allí depositado sobre la vida conventual y espiritual. El oscuro secreto de la monja católica que fue poseída y escapó de un convento 3Fotografía que contiene el registro de Joan de Leeds. / Foto: York Archbishops' Register / The Guardian Situaciones similares también se han encontrado en países latinoamericanos, en los que los registros de los conventos, así como de la Santa Inquisición han dejado un gran legado sobre las mujeres que dedicaron su vida a Dios y que, en algunas ocasiones, ya fuera por visiones o posesiones debían escapar o arriesgarse a ser procesadas por la Inquisición. 

Te podría interesar: 

El caso de las monjas endemoniadas de Loudun que no te dejará dormir
Fotografías de Mark Mahaney sobre cómo es ser una monja que cultiva marihuana
Cosas de monjas, estudios sobre la vida conventual