La mujer tan poderosa como Cleopatra que le quitaba la vida a sus amantes

La mujer tan poderosa como Cleopatra que le quitaba la vida a sus amantes

Por: Abril Palomino -

Monarca africana, título imposible de adquirir en el siglo XVII. Sin embargo Nzinga Mbandi además de ser una guerrera, estratega y diplomática, también era una amante sanguinaria.


Este artículo fue publicado originalmente por Abril Palomino el 30 de agosto de 2019 y ha sido actualizado. 

Pasó a la historia como una de las mujeres africanas más célebres por controlar el poder colonial portugués por 4 décadas mediante una política de diplomacia y guerra, manteniendo la unión de su gente. Se le conoció como Ana de Souza al convertirse al cristianismo o Ngola Nzinga cuando obtuvo el trono de Ndongo y Matamba, pero su nombre original fue Nzinga Mbandi

El despertar de una reina

Nziga fue la hija favorita de su padre, Ngola Mbande Kiloanje, rey de Angola a finales del siglo XVI, se dice que su madre tuvo un parto tormentoso y difícil, quizás él presagio que condenó a la niña a una lucha feroz por la supervivencia. 

grabado de Ngola Mbande KiloanjeFoto: Wikimedia Commons

Su padre la educó en el campo de batalla desde niña, aleccionándola en el arte de la guerra y oponiéndose siempre a los invasores europeos que buscaban esclavos para su explotación en Brasil, cuando el rey murió Nzinga tenía 39 años y su hermano reclamó el trono de la manera más cruel y despiadada: mató a su madre, al hijo de Nzinga y esterilizó a sus tres hermanas para asegurar su permanencia. 

  Artículos Relacionadosfelacion-rituales-sexuales-del-antiguo-egiptohistoriaLa felación: el ritual de sexo sagrado de los egipcios que hasta Cleopatra practicaba

  Artículos Relacionadoscomo-se-verian-algunos-personajes-historicos-actualmentehistoriaCómo se verían actualmente Cleopatra, Maria Antonieta y otros personajes

Forjando carácter

Una de las anécdotas legendarias de esta mujer es que en un encuentro que tuvo con un gobernador portugués la recibió sentado en un sillón y la invitó a sentarse en una alfombra en suelo; basto con una sola mirada de Nzinga para que una de sus sirvientas se agachara en cuatro puntos para fungir como asiento y así estar a la misma altura que el gobernador para realizar todas sus negociaciones, los portugueses se impresionaron por el temple, inteligencia y liderazgo de Nzinga y crearon una alianza con ella que después le servía para obtener el trono y vengarse de su hermano.

Ngola Mbande Kiloanje litografiaFoto: Wikimedia Commons

Nzinga fue bautizada con el nombre de Ana de Sousa según la fe cristiana, se cree que su conversión fue meramente un movimiento político para ganarse la confianza de los portugueses; por un lado mandaba construir templos y adoctrinaba masivamente conforme el cristianismo, y por otro practicaba el canibalismo y la poligamia.

Gracias a sus sabias y tajantes decisiones su prestigio político se consolidó y pudo eliminar a su hermano. Vengó la muerte de su hijo al envenenar a su sobrino y luego comer su corazón. Su toma de protesta es un hito en la historia ya que transgredió la ley que prohibía tomar posesión de trono a mujeres, algo impensable en esa época y cambió su nombre a Ngola, que significa rey. 

La leyenda

Nzinga también es famosa por sus sanguinarias prácticas sexuales y de poder, se dice que vestía las ropas de su padre, elegía varios hombres llamados chibados y los obligaba a vestir ropa de mujer. Ellos debían combatir a muerte para tener relaciones sexuales con la reina y tras satisfacerse eran asesinados de forma violenta.

«La fuerza de Nzinga llegó a fascinar al mismo Marqués de Sade por considerarla un modelo de lujuria salvaje. se refirió a Nzinga en La filosofía del tocador, basándose en los relatos del misionero italiano Giovanni Cavazzi que aseguraba que la reina ‘inmolaba a sus amantes’ después de tener relaciones sexuales con ella». Precisó Mundo Lourenço para la BBC.

Hay historiadores que aseguran que muchos de los relatos de esta reina los inventaron sus enemigos, los portugueses para crear una imagen negativa de los africanos, incluso se ha asegurado que Nzinga solo tenía un marido. 

Su reinado

Ya en el trono rompió relaciones con Portugal y les declaró la guerra. Sus estrategias militares eran una combinación equilibrada de inteligencia, diplomacia y violencia, le permitieron recuperar algunos de sus territorios en poder de los portugueses. 

En 1659 Nzinga celebró un nuevo tratado de paz con Portugal que fue definitivo. Finalmente se casó a los setenta y cinco años por la iglesia con un hombre mucho menor que ella y aseguró a su hermana el derecho de sucederle a su muerte. Falleció en 1663, a los 82 años de edad. A pesar de su lucha contra el tráfico de esclavos, 7 mil de sus soldados fueron llevados a Brasil y vendidos en 1671. 

estatua en honor a Ngola Mbande KiloanjeFoto: Wikimedia Commons

En portada: Liberty Writers Africa / Face2Face Africa 

También te puede interesar:

Sensualidad, nobleza y poder: ¿quién fue Cleopatra?

5 mitos del Antiguo Egipto que siempre creíste ciertos

Cleopatra y otros personajes de la historia que cometieron incesto 

Referencias: