Historia

La sinfonía de Leningrado y la música de la hambruna

Historia La sinfonía de Leningrado y la música de la hambruna


Los oídos apenas se recuperan del estruendo, una nube de sufrimiento cae lentamente como polvo sobre los edificios, sobre los cuerpos inertes de gente inocente. Como por arte de magia, se escucha música de fondo con la fuerza de mil hombres y el sentimiento de millones de lágrimas. La Sinfonía No. 7 en do mayor de Shostakóvich se transmite en bocinas por todo Leningrado.

sitio de leningrado

Alrededor de 1941, el pueblo ruso de Leningrado (hoy San Petersburgo) moría de hambre; un año de asedio por parte de los alemanes los antecedía, guiados estos últimos por el mariscal Von Leeb, quien, bajo la confianza de Hitler, fue el responsable de atacar la URSS al noroeste. Su misión: tomar Leningrado lo antes posible, el puerto industrial más importante de toda la zona. Ante una defensiva bastante fuerte, por lo menos en convicción, y un Hitler obsesionado con el territorio, éste se dispuso a matar dicha población, impidiendo su abastecimiento de alimentos desde el exterior. Su propósito: matar de hambre a los soviéticos.

sitio de leningrado

Con este corte de suministros, el pueblo soviético de Leningrado se vio obligado a comer lo que pudiera, incluyendo ratas, perros, gatos, caballos e incluso humanos (según testimonios). Al mismo tiempo, las fuerzas aéreas alemanas no cesaban el ataque para acelerar el proceso de exterminio.

sitio de leningrado

Fue durante esta época de desesperación y aire desolado, que el director de la Orquesta de Radio de Leningrado, Karl Eliasberg, recibió órdenes de ensayar para una futura presentación la séptima sinfonía de Shostakóvich, compositor ruso de gran importancia (aunque nunca ha recibido el reconocimiento necesario). Esto era un problema porque muchos músicos habían perecido a causa del cerco y los bombardeos alemanes; la hambruna y el terror eran evidentes en cada rostro de los intérpretes. Finalmente, el conjunto fue formado en su totalidad por hombres que se reclutaron del campo militar para completar a la orquesta.

sitio de leningrado

Shostakóvich pudo escapar a tiempo de Leningrado y terminar la sinfonía en otro sitio, lejos de las bombas y la muerte; su sinfonía, en un contexto oscuro como éste, se convirtió en un himno de resistencia ante la invasión extranjera, ante el totalitarismo nazi y ante la figura de un ser como Hitler.

sitio de leningrado

Así fue como después de ensayos problemáticos y gobernados por el miedo, el 9 de agosto de 1942, una orquesta milagrosa interpretó esta pieza que se alcanzó a escuchar hasta en los campos de batalla. Se mandaron instalar altavoces que permitieran una clara escucha de la sinfonía y mandara un mensaje de bella resistencia, de clara supervivencia, por parte de los ciudadanos soviéticos.

sinfonia de leningrado

La yuxtaposición estética de mensaje político y bélico funcionó a la perfección en ese tinte propagandístico que ideó Stalin en plena guerra; Eliasberg y su orquesta hicieron un excelente trabajo con la composición de Shostakóvich, que no es la más perfecta de todas aquellas que firmó, pero sí la más importante y simbólica en la historia de una nación herida.

El sitio al que estuvo sometido Leningrado se levantó hasta 1944, cuando el ejército soviético logró imponerse en su lucha. 


**

Referencia:

BBC

El Tamiz

***

Te puede interesar:

Los 10 carteles que marcaron la propaganda de la Segunda Guerra Mundial

El canibalismo de los soldados japoneses en la Segunda Guerra Mundial



Referencias: