La extraña unión entre los aztecas, los incas y el pueblo ruso

La extraña unión entre los aztecas, los incas y el pueblo ruso

Por: Abril Palomino -

Genetistas comprobaron la curiosa relación entre estas tres civilizaciones que confirma la migración por el estrecho de Bering.

Una de las maravillosas aportaciones que ha tenido la ciencia en el último siglo ha sido aquellas pruebas de laboratorio que son capaces de analizar la información genética y así determinar los orígenes ancestrales o inmediatos que nos preceden. 

Por ejemplo, con la ayuda de estas pruebas se ha logrado determinar que las civilizaciones que se desarrollaron en Latinoamérica, específicamente los aztecas, inca e iroqués, proceden de la combinación cultural y genética de los pueblos de Altái, que se encuentran en la región perteneciente a Rusia entre Siberia, China y Mongolia.

La extraña unión entre los aztecas, los incas y el pueblo ruso 1Foto: Milenio

  Relacionadocraneos-mayas-muestran-por-que-desaparecio-su-civilizacionhistoriaLos cráneos mayas que muestran por qué desaparecieron

Esta investigación se publicó en las revistas especializadas, Nature y Science en el año 2013, en la cual mostraron y analizaron los resultados genéticos de 48 personas en Brasil y otra muestra más amplia de habitantes de América y Siberia, en la cual el Oleg Balanovski, genetista de origen ruso, y su equipo de investigadores estudiaron a profundidad en más de 25 mil muestras de material genético de miembros de 90 etnias diferentes de Rusia y América, diferentes marcadores como el ADN mitocondrial y el cromosoma Y. Así pudieron corroborar la teoría que sugiere que los pueblos de la región siberiana emigraron de Rusia a América por el estrecho de Bering, cuando este punto de mar, que con esta el noreste ruso y el oeste de Alaska hace 20 mil años se encontraba perfectamente congelado. 

La extraña unión entre los aztecas, los incas y el pueblo ruso 2Foto: El viajero del mundo

  Relacionadoagresiva-tecnica-de-los-incas-sometian-a-otros-puebloshistoriaLa agresiva técnica con la que los incas sometían a otros pueblos

Otro de los curiosos resultados fue la conexión que se encontró entre algunos indígenas americanos con la población de Australia y Melanesia, una región de Oceanía, muy lejanas tanto culturalmente como geográficamente de América, aún se desconoce cómo pudo ser la ruta de migración de estos genomas, pero según un investigador del Instituto de Genética General de la Academia Rusa de Ciencias, Valeri Ilinski, esta migración se pudo dar por mar o por tierra a través de la cadena de las islas Aleutianas, «Esta investigación confirma la hipótesis de que los pueblos de Altái son parientes de los indios americanos. Hemos conseguido dar con una prueba irrefutable de ello».

La extraña unión entre los aztecas, los incas y el pueblo ruso 3

Esta es otra de las pruebas científicas que aseguran que no existe un origen único, y que la mayoría de las civilizaciones comparten los mismos genes.

También te puede interesar:
Capacocha: el ritual en que los incas sacrificaban niños después de drogarlos
Tupac Amaru II: El líder indígena de la primera revolución latinoamericana
DMT: Culturas ancestrales y presentes

Referencias: